martes, 21 de diciembre de 2010

Nieve

Cuando era pequeña adoraba la nieve, me pasaba el invierno esperando a que nevara, en vano, es muy raro ver nieve en mi ciudad de nacimiento, a lo sumo de ven montañas nevadas a lo lejos, y eso ya me dibujaba una sonrisa.
Recuerdo una gran neveda cuando tenía 11 años, cerraron los colegios y hasta pudimos hacer muñecos de nieve. mi única pena fue que el día de la nevada tendría que haber ido con mi clase a una granja escuela una semana. Obviamente la excursión se anuló y a cambio fuimos a la granja unos meses más tarde, pero sólo un par de dias.
Mi pasión por la nieve se mantuvo durante años, y aún hoy es el día en el que adoro ver nevar... calentita desde el sofá.
La nieve me parece la cosa más incómoda del mundo en la ciudad, enseguida se vuelve marrón negruzca y se derrite, con la sal que echan se te ponen los pantalones y los zapatos perdidos, se provocan auténticos caos de tráfico... Pero a los enanos les encanta y yo recuerdo cómo me gustaba a mí de pequeña y se me dibuja una sonrisa.
Este año en Bélgica hemos batido un record. llevamos 19 días de nieve en noviembre y diciembre, habría que remontarse a 1919, 1923 y 1925 para ver meses tan blancos y en esos años sólo se contabilizaron 16 días en total, y diciembre no ha terminado... Por lo menos las temperaturas son algo más clementes que las del año pasado, aunque no pasan de cero.
Maite ya está mejor y mañana vuelve al cole, espero que el próximo fin de semana siga habiendo nieve y pueda disfrutarla, su hermano ya estuvo jugando con el trineo el domingo pasado mientras ella se aburría en casa.
Aquí sólo hablan de que este año puede que tengamos una Navidad blanca, yo no veo qué importancia puede tener aparte de que mucha gente no pueda reunirse con sus familias a causa del mal tiempo. Debe de ser que yo nunca he tenido un día de Navidad con nieve... aunque Año Nuevo sí y nunca olvidaré el paseo por el bosque nevado que nos dimos esa mañana.

jueves, 16 de diciembre de 2010

La operación

Estoy en casa con M. El lunes fue la operación: vegetaciones, ámígdalas y drenajes transtimpánicos.
La verdad es que la operación fue rapidísima y se portó como una campeona. Lo habíamos preparado todo bien. Habíamos leído un libro sobre lo que pasa en el hospital y se lo habíamos explicado todo: pulserita, camisola, anestesia, entrada al quirófano... M. no lloró nada antes de la operación, pero lo del despertar tras la anestesia lo llevó peor.
Yo le regalé una muñeca, a la que ella bautizó Daría, que fue al hospital con ella. Daría tenía mosquitos en la tripa y por eso también la tenían que operar. El médico se portó genial y hasta pusieron a la muñeca una camisola, una pulserita y un gorrito y fueron juntas al quirófano.
M. tuvo que estar el día de la operación sin tomar nada, pero con los horarios belgas no fue nada difícil. Tenía que estar en el hospital a las siete de la mañana, llegaron antes y hasta tuvieron que esperar a que abrieran la puerta. Luego a esperar, a prepararse y en unos 20 minutos ya estaba lista, luego tocó esperar a que se despertara, fue la peor. X. oía llorar a un niño y pensaba que era M. pero no reconocía el llanto del todo (porque tenía la voz muy afónica tras la operación), hasta que en un momento no pudo más y salió de la habitación y vio como le traían a M. en brazos porque la pobre estaba muy inquieta y no había forma de calmarla. En cuanto M. sintió que su papá la tenía en brazos, a pesar de seguir dormida, se calmó. Luego llegó el momento de beber agua, tomar un poco de helado... y todo muy bien. Así que a las cuatro estábamos en casa.
Desde entonces estamos con jarabe antidolor cada tres o cuatro horas, antibióticos y gotas para los oidos. Poco a poco va comiendo más y parece que le duele menos, pero se me parte el corazón cada vez que llora. Las noches bastante bien. La primera noche durmió con nosotros, pero las otras dos ya se quedó en su cama.
Horas y horas de dibujos, juegos improvisados y mucha tele. Los días se hacen eternos, y ella no para de preguntar cuándo va a terminar el cole de O. Se porta fatal con su hermano, pero no puede vivir sin él.
O. por su parte lleva fatal lo de la operación de su hermana, está celoso de que su hermana pueda ver la tele tanto como quiera, que no tenga que ir al colegio, que pueda comer helado... Y M. se porta mal con él, le dice que no le necesita y que le deje en paz. O. que sólo quiere que su hermana no sufra lo pasa fatal con los comentarios de la pequeña.
Y mientras tanto los padres preocupados, esperemos que mañana esté mejor ya, aunque es cierto que día a día vamos viendo mejoría.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Abandonado

Siento que tengo el blog abandonado y no es por falta de ganas o de ideas.
Me pasa igualito que con las plantas, me acuerdo de que tengo que regarlas cuando estoy en la cama, cuando voy en el metro, cuando tengo que salir de casa, pero nunca mientras tengo la posibilidad de levantarme e ir a regarlas o si en algún momento así me acuerdo pienso "luego lo haré"... y nunca lo hago y así me va. La última murió hace un par de meses. Entre las obras y el polvo que tenía la pobre acabó asfixiada y seca.
No quiero que le pase lo mismo al blog, así que me tendré que obligar a escribir de vez en cuando.
Por aquí todo va bien, mucho trabajo. A veces siento que la vida me arrastra y yo simplemente no lucho por cambiar de rumbo, me dejo llevar por la corriente durante un tiempo hasta que pasa algo que me hace reaccionar y entonces me despierto y empiezo a debatirme para poder ir hacia donde realmente quiero, no simplemente a donde me empujan. Pero estos periodos de avanzar sin saber muy bien hacia dónde voy veces pueden durar bastante, sin tiempo para reflexionar y tirar para otro lado.
Tenemos que operar a M. de vegetaciones, amígdalas y ponerle un drenaje en los oídos. Nada grave, pero se me parte el corazón pensar que la peque pueda pasarlo mal, queda menos de un mes y ella se hace la valiente, en el análisis del preoperatorio ni siquiera lloró, ni siquiera un ay.
O. sigue esforzándose para no tener bonhommes barrés (si ese es uno de los posts que tengo pendientes) y lee todo lo que llega a sus manos. Le he comprado el primer Harry Potter, aunque todavía no se lo he dado, estoy esperando a que tenga que pasar el ratoncito Pérez por si no tiene nada que dejar bajo la almohada.
Y el papá trabaja, trabaja y no tiene tiempo ni de respirar.
Amatxu disfrutando de su nuevo trabajo, todo un privilegio en estos días hacer algo que te guste y que te paguen por ello, además en buena compañía (la International Dinner es la semana que viene, mmmmm!). Y luego al llegar a casa, después de la faena, una vez que los niños duermen toca teclear sin parar. E intentar disfrutar los fines de semana al máximo, a pesar de que durante el último tuvimos más lluvia que en todo un mes, consecuencia: inundaciones.
Ha llegado el invierno, a las cinco cuando volvemos a casa ya es de noche, pero hay que ser optimista y pensar que dentro de poco más de un mes lo días comenzaran a alargarse poco a poco de nuevo ;-) Prueba de que el tiempo vuela.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Noche brillante

Se ha hecho de noche por todas partes.
La ciudad tiene luces brillantes.
Mira hacia el cielo, ves allá arriba?
Sobre los árboles la luna brilla.
Cuando una nana se oye cantar...
lleno de estrellas el cielos está!
Bosteza el niño, la cama espera.
Un móvil brilla en su cabecera.
Duérmete, niño,
duerme pequeño,
cierra los ojos
Felices sueños

Es el texto de un libro que le leía a Oihan casi todas las noches cuando era bebé, se quedaba embobado con los dibujos de de purpurina (por eso lo de noche brillante), después le tocó el turno a Maite, nos sabíamos el texto de memoria.
Me cuesta mucho deshacerme de las cosas y aunque este libro está destrozado he intentado tirarlo muchas veces a la basura sin éxito. De vez en cuando tengo días en los que me obligo a tirar cosas, ordenar y deshacerme de cosas que ya no necesito, que no uso, pero me cuestaaaaaa. Hoy ha sido uno de esos días, la iniciativa a venido de X., entre los cuatro hemos ordenado todos los juguetes de los niños y hemos tirado muchas cosas estropeadas, separado algunas con las que ahora casi no juegan y otras para dar... Ahora hay más sitio, pero me cuesta ver ese libro roto en la basura, aunque mi cabeza me dice que no puedo guardarlo.

domingo, 3 de octubre de 2010

From all over the world

Caramelos de eucalipto de Australia, dulces israelíes, rosquillas de Cuenca, dulces de tamarindo, chocolatinas alemanas, tartas de arroz chinas, gofres holandeses, galletitas japonesas...
Los lunes en el trabajo solemos tener sorpresas en la cocina. Creo que ya dije que entre las aproximadamte cincuenta personas que somos en la oficina sumamos más de treinta nacionalidades. Además muchos de mis compañeros suelen trabajar desde casa, vuelven a sus países una temporada y para poder quedarse más tiempo aprovechan y trabajan desde allí. Así que es costumbre que cuando vuelven a la oficina nos traigan alguna especialidad propia de sus países de origen. Además a la hora de comer se ven platos de lo más variados. Me han dicho que una vez al año celebran una "international dinner" en la que cada uno lleva un plato típico de su país, tendré que ir pensando qué voy a cocinar porque somos unos cuantos españoles y no me gustaría que hubiera platos repetidos.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Mal comienzo de curso

Llevamos un mes de clase y la verdad es que todavía no me he acostumbrado a los horarios. No sé si será porque he empezado "el curso" con unos días de baja por anginas (con fiebre, dolor horrible de garganta) y luego recién recuperada con una infección en la cornea que todavía estoy tratando, pero me está costando.
Por su parte M., después de su percance con el diente, tuvo una fisura en el dedo y hoy nos han vuelto a llamar del cole para decirnos que se había vuelto a caer, de nuevo un golpe en la boca. Tiene los labios hinchadímos, las encías tocadas y otro diente que se mueve. Mañana vamos al dentista.
A O. le está costando segundo, su profesora es bastante estricta y lleva ya varios "bonhommes barrés", pero el año pasado también le llevo algo más de un mes acostumbrarse al ritmo.
Para colmo mis padres iban a venir a vernos y no pudieron por la huelga, vuelo cancelado.
Menos mal que las obras (hemos cambiado la caldera y añadido algunos radiadores y hemos renovado un baño) acaban ya.
Me paso en otro momento para hablar de las mamás cuando estamos enfermas y del sistema de bonhommes barrés del cole de O. No me viene bien para el ojo, estar demasiado tiempo delante del ordenador.

martes, 21 de septiembre de 2010

Empieza el otoño


Hoy termina oficialmente el verano, pero aquí realmente acabó allá por finales de julio, desde entonces no hemos tenido un sólo día con tiempo veraniego.


Me estoy acostumbrando, pero en Bélgica hay un máximo de un mes de verano "real" y eso si hay suerte. Desde que vivo aquí, hace ya 10 años, creo que no he conocido ni un sólo mes de agosto con buen tiempo, en realidad en agosto en general hace frío (como de lo que yo siempre he llamado otoño) y de premio suele llover un montón.


Menos mal que llevamos unos años con buen tiempo por lo menos durante algunas semanas en junio y julio, porque si no, los veranos belgas resultarían totalmente deprimentes.
Ya hemos tenido días en los que realmente apetecía encender la calefacción.

Pero bueno, ahora que ha empezado el otoño podemos decir que hace un buen tiempo para la estación porque hoy hemos rozado los 20°C. Hay que ser positivo!!!
Para recordar el verano que acaba de terminar, unas fotitos...



No entiendo cómo a M. le puede gustar tanto la arena, se puede pasar horas jugando. Y yo que pondría césped en las playas...



.

martes, 14 de septiembre de 2010

La vuelta al cole

Tengo la impresión de que la vuelta al cole aquí es muy diferente a la vuelta al cole que yo conocí. No sé si será sólamente el colegio al que van mis hijos o todos en general, pero yo siempre he asociado la vuelta al cole con "nuevo" y aquí no necesariamente es así.
Me explico, en mi época (y recuerdo prefectamente mi primer día en segundo, el curso que empieza mi hijo) todo el primer día era nuevo: nueva mochila o cartera, nuevo estuche, nuevos libros recién forrados, nueva bata, ese año hasta tuvimos nuevo colegio porque el viejo fue demolido para construir bloques de apartamentos. Así que hasta mesas y sillas nuevas tuvimos.
En el caso de mi hijo, tiene la mismas mochila que el año pasado, casi no tiene libros de textos salvo un diccionario, algunos cuadernos de ejercicios y alguno que ha recibido "prestado" del colegio, hemos recuperado al máximo todo el material del año pasado y el colegio es viejo. En la lista de material que recibimos en junio ponía "no es en ningún caso necesario que el material de los niños sea nuevo". Parece que aquí se proscribe el consumismo.
Las mochilas por ejemplo, si están estropeadas, por supuesto que las cambio, pero M. es bastante cuidadosa y por algún milagro la mochila de O. ha sobrevivido al primer curso, así que voy a aprovechar, para una cosa que no rompe... Lo mismo para los estuches, aunque el de O. tiene una mancha de tinta, pero como el fondo es de color negro, casi ni se nota.
Usan las mismas cajas para los sandwiches también. A M. le regalaron una nueva este verano, pero no debía de ser muy sólida (aunque era preciosa), y rompió el cierre al tercer día, así que volvimos a usar la vieja y tan contentos.
Respecto al material, el último día de clase el curso pasado nos devolvieron todo lo que quedaba en clase y yo me quedé con lo que estaba todavía bien para este curso. Sorprendentement pude recuperar bastantes cosas, luego con la lista de material de este año sólo compre lo que faltaba. Al final, creo que me gasté unos 30 € para O. incluyendo por ejemplo un diccionario y alguna otra cosa más cara que un simple boli o cuaderno. A lo largo del año probablemente tengamos que pagar algo más por algún libro de ejercicios, pero no gran cosa. No hablamos de las sumas astronómicas que escucho por ahí a mis amigas. Yo a la edad de O. tenía un libro por asignatura mínimo. Todos nuevos, con el correspondiente gasto para mis padres. O. ya ha traido a casa algún libro "prestado" por el colegio. Tienen un fondo de libros de texto que se usan varios años, no son de ningún niño en concreto, pero todos lo usan y les enseñan a respetar el material, y dejarlo como estaba. Sorprendentemente el libro estaba en muy buen estado. Yo era la primera en llenar mis libros de texto de notas y pintadas varias. Con el sistema de este colegio ahorramos los padres y los niños aprenden a respetar lo que es de todos.
Respecto a las instalaciones escolares esto es algo que deja mucho que desear en Bélgica, he visitado bastantes colegios y la verdad es que casi todos son muy viejos, demasiado para mi gusto. Parece que la renovación de los edificios es algo no muy importante en el orden de prioridades, hay mil cosas que hacer antes de renovar las aulas. Los colegios (incluso públicos), aceptan todo tipo de donaciones como armarios, material informático... porque todo es muy básico en las aulas y a nosotros, acostumbrados a colegios bastante modernos en España, nos parece todo muy vetusto (bueno, como casi todos los edificios públicos en Bélgica, todo hay que decirlo). Cada año van pintando una clase, renuevan cuando realmente es necesario, sería impensable renovar un colegio completo de una vez, es demasiado caro y hay otras prioridades.
Respecto a las actividades extraescolares los precios también son, en general, mucho más baratos que en España, por una hora a la semana de deporte o idioma los precios rondan los 150 euros por todo el curso, pero hay cosas como el solfeo e instrumento en una academia pública que pueden ser gratis hasta los doce años.
Creo que en parte tengo razón cuando le digo a mi madre que tener un hijo no es tan caro como ella pretende hacerme creer. También hay que tener en cuenta que el gobierno belga da una ayuda mensual a los padres, por dos hijos, unos 250€ al mes (que pueden variar dependiendo de la situación familiar).
Me parece que en lo relativo a la escolarización tenemos suerte por aquí.

sábado, 4 de septiembre de 2010

La intrépida y el cabeza de chorlito

Ha empezado el curso y en estos tres días O. ya se ha olvidado el jersey en el cole, ha perdido una visera, se ha olvidado libros... Está visto que seguirá con la cabeza en otra parte a pesar del paso del tiempo, ya no sé cómo hacer que recuerde las cosas.
Y M. sigue en su línea intrépida y ayer (tercer día de cole) me llamó su profesora por teléfono para decirme que se había caído y se había hecho daño en un dedo, es una luxación , pero tendrá que llevar un férula durante diez días. Otra que sigue en su línea, parece que vamos a tener que usar el seguro del cole este año.

lunes, 23 de agosto de 2010

10 años

Pronto se cumplirán 10 años desde que me fui de aquí con lágrimas en los ojos por todo lo que dejaba aquí y con ganas de comenzar una nueva vida allí.
Ahora miro hacia atrás y estoy muy orgullosa de todo lo que hemos construido en estos diez años. A veces echo mucho menos las cosas de aquí, pero llevo unos años en los que paso un par de semanas aquí, rodeada de amigos y veo que mis hijos reviven todo lo que yo viví en mi infancia. Las cosas han cambiado mucho, pero aquí pueden salir a la calle a diario y jugar todos los días con los mismos amigos, disfrutar de la playa siempre que el tiempo lo permite y si no, siempre hay manera de inventarse un juego (este año fue una venta de chapas improvisada y un torneo de futbito). O. incluso puede bajar solo y disfrutar de su independencia, si hay algún problema sólo tiene que dar un grito y seguro que sus abuelos o yo nos asomaremos al balcón para ver qué pasa, y si no le oímos algún vecino o amigo estará ahí para ayudarle. Esto que parece tan obvio, no lo es tanto en Bruselas porque allí cada uno va a lo suyo y no se suelen preocupar por los demás (o "meterse en la vida de los demás", todo tiene su lado bueno y malo, claro).
Estas semanas en Bakio me sirven para recargar las pilas para el resto del año. Hablo tanto con mis amigos que me quedo afónica, voy a la playa siempre que puedo e intento moverme lo menos posible de aquí. Consiento a los niños tratando de evitar que se desmadren. Les cuento cosas de mi infancia y les enseño mis sitios. Aprovecho y como muchas cosas buenas. Siempre me dejo cosas en el tintero, pero sé (o espero) que el año que viene volveremos y podremos hacer cosas nuevas, o lo mismo de siempre porque aquí cambia el paisaje, pero lo esencial sigue ahí, igual que hace 10 años, ó 20 ó 30.

viernes, 20 de agosto de 2010

Villo

Desde el mes de julio soy abonada de larga duración de Villo.
Para los que no son de Bruselas, Villo es el sistema municipal de alquiler de bicicletas, hay estaciones de Villo literalmente por toda Bruselas, así que se pueden "alquilar" bicis casi en cualquier parte lo que hace el sistema bastante cómodo.
Yo tengo bici, pero vivo demasiado lejos del trabajo, así que el trayecto exclusivamente en bicicleta sería para mí algo largo, pero combinar metro con bici me viene perfecto, además así no tengo que utilizar mi propia bici y evito que me la roben, cosa bastante habitual en el centro de Bruselas.
La idea de Villo es precisamente esa, que se alquilen las bicis por periodos cortos de tiempo (la primera media hora es gratis) y poder dejarla en una de las muchas estaciones de bicis que hay por el centro.
El precio por un abono anual es de 30 € (ahora hay una oferta por la que no pagas nada hasta 2011) y con ese abono puedes alquilar bicis de manera ilimitada y gratis, siempre que las alquiles por menos de media hora cada vez, si la necesitas más tiempo, el truco es cambiarla antes de alcanzar la media hora.
De momento no he podido probar mucho el servicio, pero no está mal. Tiene algunos fallos como que las bicis son algo pesadas y que en algunas estaciones es difícil encontrar bicis a determinadas horas, pero como hay tantas, en peor caso tienes que andar cinco minutos hasta la estación siguiente.
Yo estoy contenta y espero seguir usando el servicio incluso en invierno, veremos si no llueve demasiado, porque eso de pedalear bajo la lluvia entre el tráfico no es lo mío.

martes, 17 de agosto de 2010

El nuevo look de M.

Desde el domingo 8 de agosto M. tiene un nuvo look, tal y como se puede comprobar en la foto.


Nosotros estábamos ocupados cubriendo y moviendo muebles para dejar todo preparado para las obras que acaban de empezar, mientrs que O. y M. jugaban en la entrada. El juego consistía en saltar. Cada uno levantaba la pierna y el otro saltaba. Al parecer a O. pensó que la cosa era demasiado fácil así que decidió levantar la pierna un poquito más. Creo que pensó que si su hermana se caía pondría las manos y asunto resuelto, pero al parecer a M. se le olvidó que tenía manos para parar el golpe y se dio de morros en el suelo. Resultado: un diente arrancado de raíz junto con un trozo de encía y un susto enorme para los papás y el hermano que no cuando se enteró que su hermanita había perdido un diente empezó a llorar desconsolado y no había quién le calmara.

Al día siguiente los niños y yo nos íbamos de viaje así que M. tuvo que hacer una visita de urgencia a su dentista que nos dijo que los otros dientes parecían bien anclados, pero que, por el golpe, podrían ponerse negros y que lo más importante era evitar las infecciones, así que le estoy poniendo una crema un par de veces al día. Luego llegarán las visitas de control... Pero creo que de momento la cosa va bien a pesar del susto.

M. se tomó bien lo del cambio de look, esperé a que ella me pidiera verse en el espejo para enseñarle cómo le había quedado la boca y dijo que le gustaba, que no quería que el nuevo diente le saliera hasta los ocho años. Chica decidida y de ideas claras. Ahora dice que ya es mayor porque le falta un diente y es lo primero que enseña a todo el mundo.

El Ratoncito Pérez pudo encontrar un libro de un conejo que había perdido un diente que le leyó su hermano y todos tan contentos.

domingo, 8 de agosto de 2010

Verano movidito

Stages.
Otitis de Maite, posible operación?
Buen tiempo.
Vacaciones.
"Accidente" de moto.
Mucho trabajo.
M. pierde un diente (por una caída)
Obras.
Bakio!!!

Un poquito de descanso y tranquilidad?

En cuanto tenga un poco de tiempo me gustaría contar todo con más calma.

viernes, 16 de julio de 2010

Verdadero verano

No nos podemos quejar de calor, en lo que llevamos de verano creo que todavía no he usado un jersey. Algo nada habitual en Bruselas. Gracias cambio climático!!! Este año he pasado muchísimo frío y también muchísimo calor. Pero del calor no me quejo que para algo me he pasado todo el invierno deseando que llegara el buen tiempo. Además ha habido bastante sol también teniendo en cuenta que estamos en Bélgica) La parte mala son las tormentas que, cuando llegan, son bastante violentas. Por lo demás los días pasan rapidísimo, los niños en los stage, yo con bastante trabajo, pero con tiempo suficiente para ir conociendo a mis compañeros poco a poco. En casa también hay muchas cosas que hacer, haremos obras en agosto, sólo una parte, seguiremos el año que viene, es el cuento de nunca acabar, pero estamos muy bien aquí y ese es el precio que hay que pagar por tener una casa tan vieja. Y además traducciones y preparativos de vacaciones, nos vamos el sábado!!!
El tiempo vuela...

martes, 6 de julio de 2010

Animalitos

Yo soy una chica de ciudad, siempre he vivido en un piso, rodeada de gente, con mucho asfalto y poco verde alrededor.
Desde hace algo más de dos años vivo en una casa con jardín, todavía en la ciudad, así que nunca imaginé la cantidad de animalitos que un simple jardín podría traer.
Ya comenté en una ocasión mis aventuras con los insectos. La cercanía de "lo verde" hace que en casa haya arañas, y de vez en cuando abejas/avispas/abejorros. A estos bichitos ya me he acostumbrado, casi, todo depende del tamaño del animalito en cuestión y de su posición respecto a la mía en el momento en el que me doy cuenta de que lo tengo cerca.
Otros animalitos muy agradables son los pájaros que además desde el principio de la primavera y durante todo el verano cantan. Durante el día el canto de los pájaros es de lo más entretenido y bucólico, pero cuando empiezan a cantar al amanecer (que aquí puede ser alrededor de las cinco de la mañana) puede no serlo tanto si estás desvelada. Además están los pájaros que cantan por la noche. Estos siempre me han causado impresión. Recuerdo que había una calle en Salamanca en la que cuando pasabas de madrugada, siempre veías a los pájaros negros en las cornisas cantando, a mí me recordaba a la peli de Hitcock y me ponía nerviosísima.
Otro animalito que hasta ahora no nos había visitado es el amiguito de Mickey, un ratoncito!!! Resulta que el otro día X. me avisó de que no subiera porque en nuestra habitación había una rata!!! Menos mal que lo de "la rata" fue una confusión idiomática, como ratón es femenino en francés, X. optó por la palabra en femenino en español. El caso es que decidimos cerrar la habitación a cal y canto y dormir en el salón. Ál día siguiente X. puso veneno (pobre ratoncito) y unas cuantas ratoneras, pero nada, el ratoncito no ha vuelto a dar señales de vida. Además O. está preocupado porque piensa que es el Ratoncito Pérez y dice que si le matamos no podrá llevarles regalos a otros niños. M., por su parte, dice que el ratoncito tiene papás y que es muy simpático porque ha bajado a su habitación a darle un beso, me ha contado que tiene un coche (dónde habrá visto Stuart Little? Porque en casa no) y que se va en el coche de paseo con su padrino. Nosotros hemos vuelto a la habitación, pero yo sigo vigilando para ver si veo al ratón.
Esto de tener jardín es genial, sobre todo cuando hace tan buen tiempo como estas últimas semanas, pero por favor, animalitos fuera de casa.

jueves, 17 de junio de 2010

Junio

Junio está pasando demasiado rápido este año. Por fin parece que el verano ha venido a instalarse, no hace demasiado calor (rondamos los 20-22 casi todos los días desde hace ya algunas semanas), pero es más que suficiente para Bruselas y además no está lloviendo mucho.
Por lo demás ya que todavía no tenemos exámenes, sólo controles regulares, aprovechamos el jardín, el parque, la bici o lo que se tercie, cualquier excusa es buena para estar en la calle y los enanos hasta están cogiendo colorcillo.
El verano ya está organizado después de que a causa de mi nuevo trabajo tuviera que buscar actividades para todo el tiempo que vamos a pasar en Bruselas, en el nuevo trabajo me respetan las vacaciones que tenía planeadas, así que este verano nos vamos primero a Turquía toda la familia y después yo sola con los niños a Bakio. Casi cuatro semanitas de vacaciones, todo un lujo. El resto del tiempo estará cubierto con campamentos de día y talleres varios: música para los dos, atletismo y dinosaurios para Oihan, cocina y tenis para Maite.
El trabajo va muy bien, buen ambiente, muy internacional, hay gente de todas partes!!! Para muestra: mexicanos, colombiano, españoles, israelíes, franceses, alemán, sueco, argelino, holandesa, marroquíes, neozelandesa, sudafricana, inglesa, polaca... y hasta algún belga ;-) (ni siquiera he citado todas las nacionalidades, eh?) El trabajo parece interesante aunque ahora me paso casi todo el día haciendo algo que llevan con retraso y que no es lo que más me gusta, pero bueno, en un par de semanas estaré al día y podré dedicarme más a la gestión de las traducciones que será mi actividad principal.
Al final el trayecto de casa a la oficina es más corto de lo que pensaba. Tardo casi una hora pero pasando por los coles de los niños, no creo que pueda reducir el tiempo ni haciendo una parte en bici, pero aprovecho el trayecto en metro para leer, pensar, hacer listas, dormir... No lo considero tiempo desaprovechado (por lo menos de momento).
Desde que he vuelto a trabajar he vuelto a organizarme y me da la impresión que a pesar de las horas que paso en el trabajo hago más cosas, el tiempo me cunde más, eso es indudable.
Además he aprovechado que paso bastante tiempo fuera de casa para hacer régimen. Este invierno trabajando al ladito de la cocina ha sido matador y había engordado. De momento he perdido los kilos que había engordado en invierno y sigo adelante, a ver hasta dónde llego.
El resto del mes de junio lo hemos ocupado con la fiesta del cole y su preparación, conciertos de mi coral, más cumpleaños, paseos en bici... Y sí, M. Ya anda en bici con dos ruedas!!! Ella solita, X. No se lo podía creer, y yo me lo perdí. Les dejé en el parque practicando y yo me fui al gimnasio y me llamaron para darme la buena noticia. En cuanto llegué M. se apresuró a hacerme una demostración, es genial sólo necesita ayuda para arrancar.
Lo único malo de este mes de junio es que con tanta cosa casi no tengo tiempo para los blogs, sigo leyendo, pero casi no comento y quiero escribir mil cosas, pero no saco tiempo, a ver si me pongo más en serio.
Y otra cosa genial de este mes es que gané el concurso de Françoise y hoy he recibido una maravillosa foto que adornará mi salón dentro de unos meses, cuando hagamos las obras para las que llevamos una eternidad esperando presupuestos.
Me habría gustado poner algunas fotos, pero tendrá que esperar...

martes, 1 de junio de 2010

El primero






Hoy cuando he ido a buscar a Oihan al cole no he tenido que mirar por todas partes para ver dónde estaba, no se ha escondido sino que ha venido corriendo hacia mí y ha abierto la boca para enseñarme que se le ha caído un diente. Al parecer se lo ha arrancado él, pero eso no se lo diremos al Ratoncito Pérez. Tenía el diente en un bolsillo, envuelto en una gasa. Yo cuando he visto que le faltaba un diente he sentido como si hubieran pasado diez años de golpe, como si mi niño hubiera crecido de repente, sin que yo me enterara.



Al llegar a casa ha querido enseñarle el hueco de la boca a su padre y ha ido a buscar una cajita de madera que teníamos preparada (es lo que tiene ser el último en empezar a perder los dientes de leche, lo tenemos todo anticipado) para poner su diente caído. Se ha dedicado a contemplarlo toda la tarde, sólo que se lo iba dejando por ahí y casi lo pierde.




Ahora vengo de hacer de mensajera del Ratoncito Pérez, que le ha dejado un cochecito de hot wheels de esos con retromotor, y he visto que ha seguido contemplando el diente porque la cajita estaba abierta encima de la cama. Menos mal que el diente estaba todavía dentro.




El tiempo pasa demasiado deprisa, Maite acaba de cumplir cuatro años y yo ya me acerco más a los 40 que a los 30.




En la foto el antológico pastel de fresa y nata del tío R. que todos quieren para su cumple. Por supuesto M. se lo encargo un mes antes. El papá le hizo uno de chocolate, su sabor favorito y yo, fui a comprarle uno de limón (noooooo, también le hice bizcochos de nutella, pero esos fueron para la fiesta del cole, no para la de casa).

lunes, 24 de mayo de 2010

Ya tengo trabajo

Y empiezo mañana.
Ahora mismo estoy nerviosa porque llevaba tiempo buscando un trabajo adecuado y ahora que ha llegado no puedo evitar sentirme nerviosa. Hace ya más de seis años que no cambio de trabajo, así que creo que mis nervios son comprensibles, me siento como el primer día de colegio.
El trabajo en cuestión parece interesante y los compañeros parecen majos. Además no es de jornada completa. Pero siempre tiene que haber (o tengo que sacarle) una pega para todo y aquí el problema es la distancia de mi casa al trabajo. Tardaré casi dos horas al día en desplazamientos. Para muchos esto sería sólo un mínimo detalle, pero para mí que trato de tener todo cerca, utilizar siempre transporte público... es algo difícil. Pero creo que merece la pena hacer la prueba y como además sólo trabajaré seis horas al día, creo que será soportable.
De momento ando ocupada buscando actividades para los niños en verano porque antes de que yo encontrara un trabajo iban a pasar bastante tiempo conmigo así que ahora tengo que buscar soluciones.
Ahora a ver si consigo dormir...

sábado, 15 de mayo de 2010

Sorpresa cibernética

Esta mañana estaba conectada para ver si podíamos hablar con X. y he visto entrar un e-mail de mi padre. Lo primero que he pensado es que era un virus, pero no, nos había enviado un e-mail con attachment y todo.
Mis padres siempre me piden que les explique cómo utilizar el ordenador, que les enseñe a usar msn para poder hablar con nosotros cuando quieran, sin necesidad de que mi hermana esté en casa para que les ayude. Pero lo único que he conseguido en años es que mi padre lea el periódico en línea cuando viene a vistarnos y que mi madre pseudo surfee o vea fotos o programas de televisión españoles en el ordenador cuando está aquí. La teoría la tienen, pero cuando se ponen a intentarlo no consiguen chatear ni en broma, hemos tenido conversaciones antológicas por teléfono porque lo intentaban sin éxito y no entendían que sin el ordenador delante y sin su colaboración es muy difícil solucionar problemas informáticos en la distancia.
El caso es que hoy en cuanto he recibido el e-mail he llamado por teléfono y le he pedido que se meta en el messenger para poder hablar y se ha tirado un rato hablando con Oihan mientras yo terminaba de vestir a Maite.
Lo que ha pasado es que por fin, mi padre ha hecho un curso de internet y parece que cuando te explica alguien ajeno, los resultados son mejores que cuando el profesor es alguien cercano. En todo caso, esto es el principio de una nueva era, a ver si dura...

jueves, 6 de mayo de 2010

Cambios de estación

Hace unas semanas parecía que la primavera había llegado para quedarse y yo cometí el terrible error de guardar los jersey gordos, las camisetas de cuello alto, las chaquetas de invierno, bufandas y guantes... Porque ahora estamos de nuevo a 10°C, con un frío horrible, hemos tenido que encender la calefacción que pensábamos que descansaría hasta el verano y creo que la primavera ha pasado de largo sin pararse demasiado por aquí. Lo malo es que mucha gente ya había hecho el cambio completo de vestuario y se resiste a volver a ponerse ropa de invierno (e incluso de entretiempo) y se ven cosas tan horribles como sandalias con calcetines y pantalones cortos por un lado acompañados de gente con anorak y gorro por otro. Es lo que pasa con el cambio de estaciones, si te guías por la fecha y lo que ves en los escaparates es una estación y te debes vestir de cierta manera, pero la realidad es otra bien distinta. A mí la verdad eso me desestabiliza un poco, con el paso de los años cada vez más, será que me estoy haciendo vieja.
De momento vamos sobreviviendo porque a pesar del frío tenemos sol, pero parece que llegan las lluvias y entonces será todo algo más deprimente, espero que este otoño prematuro no dure demasiado.
Mientras tanto hemos celebrado cumpleaños (el mío, el de mi madre, el de mi sobrino, el de mi suegra... y los que vienen de aquí al verano. Parece que nos ponemos de acuerdo en esta familia para cumplir), aniversarios (8 años de casados) y andamos viajando a turnos, es lo que tiene tener dos enanos que no pueden faltar al cole y no tener familia cerca que pueda encargarse de ellos por unos días (yo pasé el fin de semana en Italia con amigas, el marido ahora por EE.UU. y Canadá).
Y la vida sigue y pasa demasiado deprisa.

jueves, 29 de abril de 2010

Je 'drais bien

Que vendría a ser la versión "Quiero, quiero" de Maite.
La niña nos he salido pidona y encima ha inventado una fórmula propia, en lugar de"je voudrais bien"= "me gustaría mucho" dice "je 'drais bien", supongo que para que sea más corto y poder pedir más cosas.
Así que cuando va por la calle pide cosas como un perro para pasearlo con un gancho (creo que no conoce la palabra correa), un coche descapotable, o una bici nueva. Vamos, todo lo que va viendo le gustaría tenerlo y como además se acerca su cumple, cree que puede pedir más.

martes, 27 de abril de 2010

Trabajo

(Actualizado con mi decisión)
Estoy en paro desde hace cuatro meses y lo llevo fatal, yo no puedo vivir sin trabajar. Que esté en paro no significa que no haya trabajado durante este tiempo, he tenido algunas misiones por ETT, pero a pesar de tener más tiempo libre que normalmente no he sido capaz de disfrutarlo, el sentimiento de culpa me hacía sentirme fatal cada vez que dedicaba algo de tiempo a mí misma o a hacer cosas que antes no tenía tiempo de hacer. Resultado: me siento un poco inútil por haber perdido tanto el tiempo y además no fui fiel a mi objetivo de encontrar un trabajo a tiempo parcial y sucumbí a un anuncio que describía mi perfil a la perfección, el trabajo perfecto... pero jornada completa. Por supuesto en los pocos anuncios con ofertas a tiempo parcial a los que respondí no hubo suerte, yo respondía a muchos por el simple hecho de que eran a media jornada o había posibilidad de reducción de jornada, pero no eran necesariamente los trabajos para los que me parecía que yo era la candidata perfecta. En EL TRABAJO a jornada completa sí pasé las dos fases de selección sin problemas, fui la que obtuvo mejores resultados en las pruebas y hoy me han llamado para que pase mañana a firmar el contrato, espero que me dejen un tiempo de reflexión porque me gustaría tener más datos sobre el lugar de trabajo, los compañeros y el sueldo final. Y tengo que pensar también si realmente estoy dispuesta a sacrificar el tiempo que paso con los niños, si trabajo ahí quizá tengamos que contratar a alguien para pasar algunas horas a la semana con ellos porque X. también trabaja muchas horas.
Estoy segura de que si no tuviera hijos aceptaría el trabajo con los ojos cerrados, pero ahora mi prioridad son los peques y no mi vida profesional y estoy muy confundida. Otra posibilidad que me queda, es ahora que están seguros de preferirme entre todos los candidatos, intentar reducir las horas del contrato, aunque en las entrevistas insistieron en que se trataba de un puesto a jornada completa.
Entretanto hoy he recibido una llamada de una conocida diciendo que su oficina buscan a alguien a media jornada y que había pensado en mí, ya he enviado mi curriculum, pero no creo que tomen la decisión demasiado rápido y con los tiempos que corren no sé si lo más adecuado es rechazar una oferta de trabajo.
Creo que me espera una noche en vela. Tantos meses esperando una respuesta positiva para un trabajo y ahora que la tengo me surgen tantas dudas...
Al final he decidido rechazar la oferta, con los horarios no habría podido, por ejemplo, ir a buscar a los niños ningún día al colegio (a las seis se acaban todas las guarderías). Además me pidieron que "como tengo hijos", añadiera una cláusula diciendo que estaba dispuesta a trabajar con "horarios irregulares", no me parece muy normal, yo doy de hecho que en cualquier trabajo es necesaria una cierta flexibilidad tanto por parte del trabajador como por parte de la empresa y aquí, sin haber empezado parecía que la flexibilidad sólo tenía que venir de mi parte. Si no me surje nada que me convenga acabaré trabajando por mi cuenta, así seguro que no tengo problemas con los horarios, con la soledad sí, pero eso es otra historia.
Ahora a cruzar los dedos para que lo de la media jornada vaya adelante.

martes, 13 de abril de 2010

El destrozazapatos




Sólo quería dejar constancia de los destrozón que es O.


Aunque parece que estos zapatos son viejísmos, los estrenó hace tres meses escasos y no se los ha puesto todos los días, nunca los ha usado en fin de semana y en el cole al menos una vez a la semana lleva deportivas y como este año ha nevado bastante, ha usado mucho unas botas de monte para ir al cole también y tiene otros zapatos de cordones.

Hace unas semanas le dije al ver como daba patadas a todo lo que veía en el suelo, "O., cuidado que vas a romper los zapatos", me miró y tranquilamente me contestó "si ya están rotos...". y efectivamente, uno de los zapatos se estaba empezando a despegar. Así que antes de tirarlos a la basura les saqué una foto. Los zapatos le duran como mucho cuatro meses y son pocos los que se le han quedado pequeños, en general los destroza antes de que le dé tiempo.


Si sólo fuera los zapatos, no sería tan grave, pero este año ya ha roto 5 pantalones, nada comparado a los 15 que rompió hace dos años durante el curso escolar y a todo lo que rompe hay que añadir lo que pierde: chaquetas, jerseys, cantimploras, pasamontañas, guantes, todo tipo de material escolar...


Este hijo mío es una ruina, así que cuando veo gangas por ahí no puedo evitar comprar varias para la reserva, si tuviera que comprarle todo lo que compra a precio normal, no tendría un duro. Ayer le compré un pantalón para el uniforme por 6€.

lunes, 12 de abril de 2010

Vacaciones de Semana Santa

Aquí todavía siguen las vacaciones de Semana Santa, empezaron la semana pasada y duran hasta el lunes que viene. Esta semana, pensando que tendría que trabajar y aprovechando que M. me pidió hacer un stage, he enviado a los peques a campamentos de día. De momento, sigo sin trabajo, pero tengo alguna entrevista, así que me viene bien que los niños estén ocupados por unas horas.

La semana pasada se nos pasó volando porque no llovió y tuvimos temperaturas bastante agradables, así que estuvimos mucho en el parque: bici, patinete, patines,columpios... y, aprovechando que X. no tenía demasiado trabajo hicimos varios tramos de la Promenade Verte que rodea Bruselas, en tres días recorrimos más de 80 km. en bici. O. lo hizo mejor que yo. Ahora nos falta superar los 30 km. en uno de nuestros recorridos y tenemos que enseñar a M. a andar en bici de dos ruedas para que ella también pueda pedalear porque de momento va tranquilamente sentada en su sillita y creo que se tiene que aburrir un poco.
La Promenade verte, que en general está bastante bien señalizada, se puede hacer andando o en bici y en total tiene unos 65 km alrededor de Bruselas. En la medida de lo posible atraviesa bosques, parques y hasta alguna reserva natural, hay que tener en cuenta que todo el recorrido está dentro de Bruselas así que es todo lo verde que se puede esperar de una ciudad, pero se pueden ver algunos animales y hay bastantes tramos en losque olvidas un poco que estás rodeando una capital. Para hacer diferentes tramos cada vez, echamos mano del metro un día y la aventura no estuvo tan mal, era la primera vez que íbamos en metro con las bicis y encima con dos niños.





Campo con ovejas y al fondo la basilique de Koekelberg (cúpula a la izda. de la foto)




El primer fin de semana de las vacaciones O. participó por primera vez en una competición de lanzamiento de peso, por su categoría le tocaba lanzar 1kg y consiguió el cuarto puesto lanzándo el peso a 3,80 m.
Ese mismo fin de semana O. y M. participaron a una "chasse aux oeufs" en el barrio. Llenaron un jardín de huevitos de chocolate (además está vez eran de Milka, de muchos sabores diferentes, estaban buenísmos) y los niños tenían que recoger todos los que pudieran. Ennuestro barrio suelen organizar alguna actividad para los niños durante las vacaciones, pero creo que esta es la preferida de O. y M.

jueves, 1 de abril de 2010

Quedando a la belga

Hace unos días recibimos un e-mail para quedar con un par de parejas de amigos y sus respectivos hijos. Se trataba de encontrar un viernes o un sábado que nos viniese bien a todos para juntarnos a comer o cenar (por todos se entiende tres parejas con sus respectivos hijos).
para eso recibimos una lista de fechas tal que así:

sa 10/04
ve 16/04
sa 17/04
ve 23/04
sa 24/04
ve 21/05
sa 22/05
sa 05/06
ve 11/06
sa 12/06

Aquí se lleva eso de tener todas las salidas de los próximos meses programadas y yo no me acabo de acostumbrar, X. tampoco la verdad, somos más bien de levantarnos un día, ver buen tiempo y decidir que nos vamos a dar una vuelta en bici, de pic-nic al parque o cualquier cosa, pero eso de programarlo todo no es lo nuestro y muchas veces nos quedamos en familia porque no encontramos a nadie que esté disponible el día mismo. Nos pasa igual cuando planeamos salidas cada uno por nuestro lado, casi nadie parece estar dispuesto a ir al cine si no avisas al menos con una semana de antelación.
Lo peor fue que con semejante lista sólo pudimos decir que sí a 5 fechas. Al final nosotros también tenemos una vida muy organizada aunque no nos demos cuenta

miércoles, 31 de marzo de 2010

Quiero un bigote


A M. le encanta maquillarse y cuando ve puestos de maquillaje para niños siempre se apunta.
Un día después de hacer una cola como de media hora, le tocó el turno y le preguntaron:

-Te quieres maquillar de princesa?

Y M. se puso muy seria y contestó

-No, quiero un bigote.

-Qué?

-Un bigote, quiero ser un pirata.

Ahí, intervine yo, no me había pasdo media hora a la cola para pintarle un bigote, eso se lo pinto yo en casa, así que empecé a decirle cosas: gato, spiderman, batman, mariposa... y al final lo de mariposa coló y ella se quedó contenta, pero claro, lo del bigote no se me olvidó y se lo pinté cuando se disfrazó de vaquero con el difraz de su hermano.

martes, 30 de marzo de 2010

La niña de las bolsas

Uno de los juegos favoritos de M. consiste en meter cosas en bolsas. Se prepara juguetes en bolsas y hace como que se va de viaje o de excursión. Lo malo es que mezcla todo en las bolsas y luego no hay manera de encontrar las cosas. Además, si te descuidas, además de los juguete mete alguna cosa que encuentra por ahí. Alguna vez me ha tocado buscar las llaves y al preguntarle me ha sacado una de sus bolsitas y me las ha devuelto. Hace un tiempo perdió una tarjeta de su caja registradora y no la encontrábamos, varios días después O. sacó su coche teledirigido, que guarda en una mochila, y en el bolsillo exterior apareció la tarjetita. Entonces M. recordó que la había metido ahí la última vez.
Así que en esta casa se pierde algo primero hay que preguntar a M. y luego buscar con ella en todos sus bolsos, mochilas y bolsitas varias.

lunes, 29 de marzo de 2010

O. el poeta

Hoy volviendo de visitar a la abuela y a la bisabuela, O. mira el limpia parabrisas y dice.
-Parece una mamá que quiere acostar a su hijo.
- Qué?
- Sí, mira, la mamá acuesta al niño, el niño se levanta y la madre lo persigue, lo vuelve a acostar y así todo el rato.

(Visualizar el moviento del limpia) No se me habría ocurrido nunca.

Yo que pensaba que la primavera había llegado para quedarse... pero ha vuelto la lluvia.

viernes, 26 de marzo de 2010

Tartines

Una de las cosas que más me llamó la atención al llegar a Bélgica fue la costumbre de comer tartines (sandwiches) al mediodía. Lo de los horarios de las comidas es otro asunto, que merecería otra entrada.

En mi primer trabajo aquí, la empresa ponía todo lo necesario para prepararse los sandwiches al mediodía y nos juntábamos todos en la cocina y nos preparábamos los bocatas. Otro elemento bien típico de la comida belga es la sopa que en invierno se hace imprescindible para dar un poco de calor y como mi primera estancia aquí fue en enero-febrero, la sopa/puré de verduras no faltaba.

Cuando empecé a vivir con X. me sorprendía que me preguntara "cuándo comemos caliente?" los fines de semana. Para él, y para muchos belgas, lo normal es comer una vez caliente y otra frío. Es decir, una vez se cocina (un plato único generalmente, nada de primero y segundo) y la otra se saca pan y todos los "rellenos" posibles y se comen sandwiches, en invierno precedidos por una sopita bien caliente y en verano quizás acompañados por una ensalada. El fin de semana se puede comer caliente a mediodía o por la noche, pero entre semana lo habitual es comer las tartines al mediodía y la cena caliente por la noche.

Los niños en el cole pueden elegir entre comida caliente y tartines. Si se eligen tartines somos los padres los que preparamos el tupper y podemos elegir si toman sopa o no. Si la elección se decanta por la comida caliente, los padres pagan y los niños reciben una comida caliente completa. Nosotros decidimos que O. y M. fueran al "repas tartines" para controlar más lo que comen y para compartir con ellos la cena en familia.

Todavía hoy se me hace extraño que coman sandwiches a mediodía, pero es lo habitual aquí y "donde fueres haz lo que vieres..."

Además de los sandwiches hay que prepararles pequeños tentempiés para los recreos y tiempos libres, en total tres. Yo intento ponerles cosas diferentes para cada pausa: una fruta, un lácteo, algún dulce. Además suelo ponerles un zumo pequeño y una cantimplora con agua. La verdad es que me resulta difícil y nos repetimos bastante, pero a ellos no parece importarles. Aquí cada uno tiene sus gustos, en los rellenos dulces para pan a M. sólo le gusta la Nutella, a O. le gusta la miel, la mermelada y la Nutella. A M. le gusta el queso, pero a O. no. A O. no le gustan los yogures de plátano. A M. no le gustan las manzanas... Vamos, un montón de cosas que hay que tener en cuenta.

Aquí una foto de la comida que llevó O. al cole hace unos días.

jueves, 25 de marzo de 2010

Ciudades de mi vida

Bilbao (1974-1995 y 1999-2000)



Salamanca (1995-1996, 1997-1998, 1999)



Pau (1996-1997)



Sheffield (1998)



Bruselas (2000-...)



y también



Weston-super-Mare (veranos 1988-1989)



Quincy / Waltham (Boston) (veranos 1990-1991-1992 y 1999)


Y en pequeña escala


Bakio



Platja d'Aro

miércoles, 24 de marzo de 2010

Los primitos y los armarios

Algunos fines de semana, esos días aburridos en los que no sabes qué hacer, viene a casa mi cuñada son su familia. Tiene dos niños casi de la misma edad que O. y M. B.tiene justo 11 meses menos que O. y N. 11 meses menos que M.
El caso es que mientras los peques juegan, los mayores también aprovechamos para jugar a juegos de mesa. Normalmente juegan en la misma habitación que nosotros y los tenemos controlados, pero a veces piden subir a las habitaciones. Por supuesto antes de subir les damos la charla de lo que pueden y no pueden hacer... y en general no hay más problema que algo más de desorden que el habitual.
Este fin de semana todos pidieron subir a las habitaciones, los grandes para jugar con los playmobil y los pequeños para hacer puzzles. Habíamos visto que los pequeños querían hacer lo mismo que los grandes así que les pedimos que estuvieran en habitaciones separadas.
De repente apareció B. diciendo que los demás estaban haciendo algo que no se podía hacer. "Qué hacen?" "Están en el armario". "Quéeeeeeee?"
Llegué y me encontré a a M. enrollada en una sábana, N. dentro de una caja en la que meto calcetines y leotardos y O. en otra puerta del armario con todas las camisetas de M. por encima y sujetando una balda que había desencajado. Yo no sabía si reirme y llorar.
Mandé a todos a abajo y me puse a ordenar todo. Cuando volví abajo estaban los enanos sentados en el sofá reflexionando sobre lo que acababan de hacer y X. y su hermana muertos de la risa en una esquina.
Por la noche, al ir a coger el pijama de O. vi todo muy desordenado en su armario también y al preguntarle me dijo "B. se metió en mi armario", así que el que vino a avisar que los demás se portaban mal también se había metido en un armario, pero seguramente al estar solo se aburrió y decidió dar la voz de alarma.
Tengo que confesar que a mí de pequeña me encantaba esconderme en los armarios, pero yo no tenía primos ni hermanos para acompañarme en las travesuras.

martes, 23 de marzo de 2010

Cuidado con lo que dices

Todas las noches cuando M. no quiere lavarse los dientes le digo "si no te lavas los dientes, se te van a poner negros" y aunque no muy convencida, consigo que se los lave.
M. tiene una compañera de clase (L.) que tiene un problema en la boca, algo relacionado con las vegetaciones, y por eso tiene algunos dientes negros, como si tuviera caries.
El otro día la madre de L. me preguntó si podía hablar con M. porque le había dicho a L. que no se lavaba los dientes. Por supuesto le dije que sí, que le explicaría que L. tiene un problema... y entonces la mamá de L. me dijo que M. le había dicho que yo había dicho que L. no se lavaba los dientes. Plop!!! Creía que me moría.
Por la tarde hablé con M. para aclarar el asunto y M. insistía en que yo había dicho que L. no se lava los dientes, así que le dije "ah sí? Cuándo?"y ella me dijo "si no te lavas los dientes los tienes negros y L. tiene los dientes negros."
El caso es que voy a tener más cuidado con lo que digo, le diré por ejemplo que si se lava los dientes tendrá los dientes más bonitos. A medir las palabras por lo que los niños puedan interpretar.

sábado, 20 de marzo de 2010

Poder de disuasión

El otro día me encontré el bote de Nutella así:






Compramos Nutella para los enanos, pero a los papás nos gusta también. Aunque somos conscientes de que no es lo más adecuado para nosotros nos cuesta no picar, así que X. decidió ponerse una notita para no olvidarlo.

jueves, 18 de marzo de 2010

Fin de semana de carnaval



En Bélgica se celebra mucho el Carnaval, lo curioso es que no es sólo el fin de semana de Carnaval, sino que desde febrero hasta abril se celebra el Carnaval en pueblos diferentes.


Yo distinguiría los carnaveles del norte (Flandes) de los del sur (Valonia), los de Bruselas son una mezcla de los dos aunque creo que se parecen algo más a los flamencos.

En Flandes en los desfiles se ven carrozas y los temas cambian cada año, se cantan canciones que a mí me recuerdan a las chirogotas, inspiradas en los temas de actualidad.
En Valonia los disfraces de los desfiles son tradicionales, se repiten todos los años. El personaje principal es el Gilles. Es importante la música de los tambores y lo más peculiar es que se lanzan naranjas sanguinas al público.






Gilles





El fin de semana pasado conincidió el Carnaval del pueblo en el que vive la madrina de M. y el del pueblo de X. Así que el sábado tuvimos carnaval flamenco y el domingo carnaval valón. Los niños se disfrazaron los dos días de cosas diferentes.









Maite la chinita















Oihan el vaquero




La pirata y los caballeros




Yo me pasé el fin de semana comparando ambos carnavales y decidí que el denominador común es... LA CERVEZA y los niños disfrazados, por lo demás no se parecen demasiado.


A O. le gustó el del sábado porque de las carrozas tiraban de todo, volvimos a casa con una bolsa llena de chucherías y hasta pañuelos de papel, un par de peluches, cubiertos de plástico... vi una carroza en la que daban costilla asada. Todo lo imaginable. Los Gilles nos dieron muuuuuchas naranjas y algunos caramelos. M. el sábado se enfandó porque no conseguía coger nada de lo que tiraban, pero para el domingo con algo más de práctica consiguió bastantes caramelos.

miércoles, 17 de marzo de 2010

La máscara




O. lleva un aparato en la boca desde octubre de 2008. Tiene prognatismo y poco espacio para cuando le salgan los dientes definitivos. Hasta ahora ha llevado un paladar de resina para aumentar el espacio en la parte de arriba, de esos que hay que abrir un poco todas las semanas, y ya hemos ganado casi dos centímetros. Además, el aparato sirve también para hacer presión en la mandíbula superior y que se mueva hacia adelante. Al principio usaba el aparato sólo durante la noche, pero pronto empezó a ponérselo todo el día. El problema es que la mandíbula superior no acaba de pasar por encima de la inferior, ahora mismo tiene ambas a la misma altura. Para conseguirlo le han puesto un nuevo aparato, una barra fija en los dientes con unos enganches. Por la noche tiene que ponerse una máscara sujeta con gomas a la boca. Es bastante aparatoso, pero con un poco de suerte en tres o cuatro meses conseguiremos que la mandíbula superior se coloque.

De momento parece que le duele bastante, pero creo que en algunos días ya estará acostumbrado. Por lo demás, él está encantado con su nuevo look y dice que parece un astronauta, así que ayer hasta quiso salir a la calle con la máscara puesta.

martes, 9 de marzo de 2010

Mensajitos de O.

Ahora que O. ha aprendido a escribir, de vez en cuando nos deja algún mensajito, normalmente acompañado de un dibujo. El otro día fui a buscarle al cole y me dio un dibujo con un mensaje:
"Pour ma maman, je t'aime pour toujours et même quand tu seras morte. J'aime quand tu viens me chercher tôt"
(Para mi mamá, te querré siempre, incluso cuando te mueras. Me gusta cuando vienes a buscarme pronto)
Por supuesto hizo alguna falta, pero lo que más me llamó la atención fue lo de "incluso cuando te mueras", él me lo explicó diciendo que aunque no estuviera, me seguiría queriendo, muy bonito, pero me dejó pensando. El detalle de "me gusta cuando vienes a buscarme pronto" también me llamó la atención porque desde que no trabajo intento ir a buscarle lo antes posible y parece que le gusta, sin embargo cuando llego no parece tan contento y cuando llegamos a casa me da la impresión de que se aburre y en el cole siempre suele estar jugando con sus amigos.
El dibujo tampoco tenia desperdicio: un avión a reacción , un dinosaurio y el avión había cogido una cría del dinosaurio. En el dibujo también aparecía otro dinosaurio, un T-Rex y un avión, esta vez, normal.
Quería haberle sacado una foto de recuerdo, pero el dibujo desapareció.

domingo, 7 de marzo de 2010

Fin de semana musical

Hace ya tiempo reservé entradas para un concierto de música clásica: "Pedro y el lobo" de Prokofiev. La idea era ir con O. porque M. me parecía un poco pequeña y me daba miedo que no parara quieta durante el concierto.
Al final hubo cambio de planes porque O. fue a ver el concierto el martes con el cole y no iba a ir dos veces en la misma semana a ver un mismo concierto. Así que vino M., también vinieron mi cuñada y mi sobrino mayor y una amiga con su hijo. El concierto fue todo un éxito. Al principio nos explicaron las diferentes familias de instrumentos, animaban a los niños a responder a distintas preguntas y decían que los mayores podíamos "chivar". Una de las preguntas era "qué instrumento es...?" M. quería contestar a todo y levantaba el dedo, pero no entendió lo que le dijo su tía: "flute" (flauta) y grito "friiiiite" (patata frita). Nos moríamos de la risa, aunque M. no le veía la gracia.
Después llegó el concierto en sí, había una narradora que además bailaba, actuaba y se ponía diferentes máscaras para representar a los diversos personajes. Una idea buenísima para que los más pequeños no se aburrieran. M. se pasó todo el concierto concentradísima, igual que su hermano en su primer concierto de música clásica en directo. Pasó miedo cuando sonaban los instrumentos de percusión (que representaban a los cazadores) y cuando salía el lobo.
La próxima vez que haya algún concierto adaptado para niños podremos ir todos juntos.
Y hoy yo he tenido un concierto con el coro y me he llevado a O. que se ha portado genial durante el ensayo y luego durante el concierto. Hemos cantado en una fiesta de cumpleaños y después de nosotros ha tocado el grupo (de rock) de uno de los que cumplían años. O. se ha quedado alucinado con la batería. Ya habíamos ido a un concierto con él, pero fue al aire libre y al ser hoy en una sala decía que sonaba muy fuerte, pero que le gustaba. Al final me ha dicho que aunque el concierto del grupo le ha encantado, le ha gustado más el de mi coro. Me ha salido pelota el niño.

martes, 2 de marzo de 2010

La tierra tiembla

No puedo quitarme el terremoto de Chile de la cabeza. Supongo que el hecho de tener noticias de primera mano (testimonios como este) y poder escuchar noticias en directo en tu propio idioma, hacen que la cosa te toque más directamente. Además tenía contacto con algunas blogueras chilenas, algunas como Dharma todavía no han dado señales. Alguien sabe algo? Tiene que ser terrible despertarse en medio de la noche sintiendo cómo tiembla la tierra y ver cómo todo se desploma a tu alrededor. Me acuerdo a cada momento de todas las víctimas.
Me da la impresión de que la tierra se está rebelando, últimamente no escucho otra cosa que catástrofes naturales: terremoto de Haití tormenta Xinthia, terremoto de Chile... Dejando desolación por todos lados.
En mi vida sólo he vivido una catástrofe natural importante, unas inundaciones cuando yo tenía 9 años. Mi abuelo estuvo desaparecido unos días. Estuvimos sin luz mucho tiempo y nos traían agua potable en helicóptero porque la carretera del pueblo estaba cortada. Recuerdo que pasamos la primera noche pegados a la radio a la luz de una vela, vigilando la subida del agua. Finalmente tuvimos algunas pérdidas materiales y mi abuelo apareció pocos días después, lo pasó mal, con el agua hasta el cuello, pero todo acabó bien. Recuerdo que un niño de mi clase lo perdió todo, nos contaba cómo se había inundado su casa y se me quedó grabado que ni los libros de texto nuevos se salvaron.
Llevo unos días escuchando las noticias en directo desde Chile y leyendo blogs como el de Macarena, preocupada por su amiga Paula. Y no me quito a todos los afectados de la cabeza. Lo que más me cuesta es que mientras tanto la vida sigue y desde aquí no podemos hacer nada más que desear a los chilenos todo lo mejor.

domingo, 28 de febrero de 2010

Vacaciones en invierno con niños

No me gustan nada las vacaciones de invierno de los niños. Con mal tiempo nos vemos obligados a pasar muchas horas en casa y en una semana se me agotan las ideas. Siempre aprovecho el primer rayo de sol para salir, pero este año las vacaciones de Carnaval (la semana pasada) han sido especialmente lluviosas, frías y para colmo quedaban restos de nieve.


A O. siempre le ha costado jugar solo, salvo con puzzles y legos no hay manera de que se entretenga solo. Se pasa el día esperando que le ponga la tele un rato y a mí eso me desepera. Le encantan los juegos de mesa, pero a mí eso de jugar los dos solos no me hace demasiada gracia. M., sin embargo puede pasarse horas jugando sola con sus playmobil, sus muñecas o sus cacharritos. Ahora también empieza a interesarse por los puzzles y algún juego de mesa sencillito. Ahí puede jugar con su hermano, aunque de momento, no paran de pelearse cuando juegan juntos.


Empezamos la semana con O. participando en su primer cross. Quedó último pero lo importante es participar, la próxima vez se prepará mejor y espero que el tiempo acompañe algo más.





Nos disfrazamos







Fuimos a patinar sobre hielo. (disfrazados)






El primer día con un poco de sol corrimos al parque





El resto del tiempo en casa hicimos actividades con libros (pegatinas para M., pasatiempos para O.), intenté que hicieran alguna manualidad (sin éxito), cocinamos...Y tuvimos tiempo para ir al cine (Tiana y el sapo), fuimos a comer con la madrina de M., fuimos a un pelotero. Ellos bastante entretenidos y yo deseando que acabara la semana.

martes, 23 de febrero de 2010

Más tiempo=menos productividad

Parece una contradicción verdad? Pero es la forma en la que funciono. Me pasaba en el colegio y la universidad, estudiaba siempre cuando los exámenes se acercaban, trabajo mil veces mejor bajo presión y cuando más aprieta el tiempo.
Llevo casi dos meses en paro, durante este tiempo he trabajado algo, por ETT, pero muy poquito y siempre desde casa, sin embargo los días no me cunden. No tengo ganas de hacer nada, casi ni de levantarme por las mañanas y me pasaría el día en chándal. Creo que es hora de ponerme las pilas. Lo malo es que no quiero trabajar a jornada completa, lo que reduce muchísimo las posibilidades. Para empezar casi no veo anuncios de este tipo. Me hicieron una oferta de trabajo, un puesto a mi medida, pero es en una de estas instituciones que dependen de presupuestos,vistos buenos... y la firma del contrato tarda en llegar. De todos modos esto sería sólo por unos meses, pero creo que me bastaría para volver a ser yo misma, porque ahora mismo ni me reconozco por las mañanas, esto de pasarme los días enteros en casa (aunque a veces trabaje) no es para mí. Necesito salir, ver gente.
Por lo menos aprovecho para ir a buscar a los peques antes al colegio y O., sobre todo, está encantado.
A ver si esta semana me trae las noticias que espero o me pongo las pilas e inundo Bruselas de C.V. a lo loco a ver qué sale.

jueves, 11 de febrero de 2010

Passeport du bon écolier

El colegio de mis hijos no es público, es lo que en España sería un centro concertado. No pagamos casi nada, todo hay que decirlo, pero creo que no es público por el simple hecho de que es católico y aquí los colegios públicos son todos laicos. El caso es que no pagamos nada por la enseñanza en sí, pero recibimos menos ayudas por las actividades extraescolares, servicio de comedor, excursiones y de guardería (horas antes y después del periodo de clases obligatorio en las que podemos decidir si los niños se quedan en el colegio o si pasamos a recogerlos). Como ejemplo, en el colegio al que iba antes O. pagábamos algo así como 15 € al mes y aquí pagamos unos 20-25€ (por niño). Esto incluye la vigilancia durante la comida y una guardería de 3 a 5 de la tarde además de una guardería hasta las dos se la tarde los miércoles. También pagamos por ejemplo por el autobús que les lleva a la piscina (esto en los colegios públicos es gratis). No es nada, lo sé, pero comparado con un colegio público es casi el doble.
Elegí el colegio porque de los que están cerca de casa fue el que mejor impresión me dio durante las visitas, no porque no fuera público ni porque fuera católico.

Lo primero que me llamó la atención es que en este colegio, en primaria, los niños llevan uniforme, algo bastante inusual en Bélgica. El uniforme es muy relajado, sólo tienen que respetar colores: camisa o camiseta blanca, pantalón azul marino, jersey azul marino y calcetines blancos o azules. Después me di cuenta de que tenían un reglamento bastante más estricto que en otros colegios que había visitado. Por ejemplo, no se permiten aparatos electrónicos en el colegio (salvo aprobación expresa por parte del profesor o el director). Los niños no pueden llevar latas de refrescos ni patatas fritas (excepto si hay alguna fiesta o algo similar, pero no todos los días por norma)... y así algunas otras cosas.

El "Passeport du bon écolier" es un cuadernito morado que utilizan en primaria en el colegio de mis hijos. En la primera parte se explican todas las normas del colegio. Y luego hay una lista de todos los aspectos que hay que respetar en la vida diaria en el colegio.
Cada mes recompensan a los alumnos con buen comportamiento y les dan un "Diplome du bon éleve" (Diploma de buen alumno). Para conseguirlo los niños tienen que respetar normas básicas de comportamiento:
-respeto del material escolar y las instalaciones
- respeto hacia los compañeros y profesores
- buen lenguaje
- puntualidad
- respeto de los códigos de vestimenta
- hacer los deberes
.....

Si no respetan alguno de los puntos, les ponen un "bonhomme barré" (muñeco tachado). Si les tachan más de tres muñecos, les avisan de que hay que tener cuidado y les mandan algún tipo de actividad para que tomen conciencia de su mal comportamiento, dependiendo de lo que hayan hecho y de la edad del alumno puede ser un aviso a los padres, una charla con el alumno, una copia... No estoy demasiado al corriente, todavía no nos ha tocado.

Cuando reciben el primer "bonhomme barré" ya no pueden obtener el Diploma correspondiente a ese mes.

O. tuvo problemas con el material los primeros meses, todos los días perdía algo. Hay que decir que si un día pierdes un lápiz no pasa nada, el profesor te comenta que tengas más cuidado y ya, pero si la pérdida de material es continua como lo era en el caso de O. pues al final te ganas un bonhomme barré.

Cuando superamos el problema del material perdido vinieron las payasadas y O. hacía tonterías en la fila, hacía cosquillas a un compañero, sacaba la lengua a la cámara de la policía que había venido a darles un curso de educación vial...

Pero O. quería su diploma por lo menos una vez así que aprovechó el mes de diciembre que era más corto y obtuvo su primer diploma, volvió a casa contentísimo. En enero lo consiguió de nuevo. Sin embargo, el otro día llegué a buscarle al colegio y en cuanto me vio rompió a llorar y me enseñó el "passeport", supuse que se había ganado un "bonhomme barré". Entre lágrimas me explicó que mientras el profesor les decía algo, él había tirado intencionadamente trozos de goma al suelo y que por eso (por no respetar las instalaciones, ensuciándolas) ya no podría tener su diploma en febrero. Yo le pregunté si sabía que no hay que tirar cosas al suelo y él me dijo que sí y que adémás a otros niños les habían puesto "bonhomme barré" por lo mismo en otras ocasiones. O. lloró desconsoladamente por perder su diploma, pero aprendió la lección y me dijo que no volvería a tirar cosas al suelo, que para eso están las papeleras.

Al principio me pareció que el sistema del pasaporte era demasiado rígido, demasiadas normas para niños tan pequeños, pero todo está en la manera en que se lo tomen y además los profesores tienen siempre en cuenta las circunstancias... y los niños se toman la cosa muy a pecho y son capaces de portarse muy bien para poder conseguir su tan apreciado diploma.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Cuando tengo tiempo libre...






Canto en un coro.



Es un coro un tanto particular, gente de todas las edades, yo soy de las más jóvenes pero hay gente de más de 70 años. En las actuaciones solemos maquillarnos y disfrazarnos y muchas canciones tienen una pequeña coreografía que acompaña a la música.




Me apunté el año pasado porque siempre me ha gustado cantar en coros (no en solitario) y me pareció una buena manera de conocer a gente. No me equivoqué porque somo alrededor de cien coristas, todos muy simpáticos, se ve mucha solidaridad en el grupo, cuando alguien tiene un problema puede contar con los demás y además de vez en cuando nos reunimos fuera de los horarios habituales de ensayo el lunes por la tarde/noche y hacemos algo diferente juntos.



El pasado fin de semana estuvimos en las Ardenas de viernes a domingo respirando aire puro. Nos animamos a ir casi 80 personas. Dormimos en habitaciones de hasta cinco personas (vuelta a la época de los campamentos), cantando mucho, comiendo demasiado también y conociéndonos un poco más. Volví encantada de haber tenido la oportunidad de conocer a gente nueva y de haber conocido mejor a otros con los que ya había tenido la suerte de tratar. Si todo va bien la experiencia se repetirá dentro de dos años

Carnaval bajo la nieve




Hoy Maite celebraba Carnaval en el colegio y tenía que ir disfrazada. La semana que viene los niños tienen una semana de vacaciones. No sé por qué milagro he conseguido que posara con su disfraz. No ha durado mucho, han sido cuatro fotos, pero no puedo resistirme poner alguna. A pesar de ir disfrazada de "pirata chica" insistía en que le tenía que pintar un bigote, le he dicho que si quería le pintaba los labios... pero nada, empeñada, al final he conseguido que fuera así al cole y si quería le pidiera un bigote a la profe.
Como podéis observar, ha vuelto a nevar en Bruselas, ya ni siquiera nos llama la atención la nieve :-(

jueves, 4 de febrero de 2010

Descontrol

Cuando estoy sola (debería decir más bien cuando duermo sola) soy incapaz de irme a dormir a horas normales.
Si sé que X me está en la cama o va a ir a dormir pronto, me voy yo también, sin embargo cuando sé que dormiré sola me cuesta muuuucho irme a dormir y paso el tiempo en internet, viendo la tele, cualquier cosa por no dormir sola.
He llegado a esta conclusión después de muchos viajes y noches de hotel, de la visita a casa de mis padres sola y los últimos viajes de X. Incluso la semana pasada, cuando tenía visita (por lo tanto no estaba sola) me costaba más de lo habitual irme a dormir.
Menos mal que X vuelve mañana, pienso irme a la cama a las diez ;-)

martes, 2 de febrero de 2010

Postaleando

Estas navidades retomé la costumbre de enviar postales para felicitar el año y me apunté a la iniciativa de Miriam. Como me suele pasar casi siempre me pilló el toro y lo hice todo en el último momento y las postales que iban a a servir para desear una feliz navidad y un prospero año nuevo se quedaron en lo último únicamente. Yo me disculpo diciendo que tenía que ponerme al día con la mayoría de los blogs porque sólo conocía a dos de las personas que participaban en la iniciativa, pero no hay que hacerme caso, siempre se pueden buscar disculpas para todo, pero en realidad todo fue culpa de mi habitual desorganización.

Fue una gran alegría recibir (casi) todas las postales: Mirichán, Meli, Antonio, Miguel A., Lusika, Coro, Banyú, y me faltó la de Elena, que debió de quedarse en alguna oficina de correos de la Belgique o del Reino Unido.

Me encantó la experiencia y espero que el año que viene haya un nuevo envío de postales,mientras tanto, visito de vez en cuando las "casas" de estos postaleros. Antonio, a ver cuando tú te abres un blog también. Ha sido una buena oportunidad para conocer a gente nueva (o conocer más a viejos amigos) y de recibir buenos deseos de felicidad.

Nieve

He perdido la cuenta de las nevadas que han caído este invierno. Me gusta la nieve, ver nevar desde casa, tirar alguna bola, pero odio la nieve negra después de pisarla, los pies fríos después de andar sobre ella. Es muy bonito ver nieve en plena naturaleza, nada que ver con la nieve en la ciudad.
Por otro lado creo que este está el invierno más frío que he vivido. Pasamos más de un mes con temperaturas por debajo de los cero grados y ahora tampoco andamos demasiado lejos de los límites negativos.
Tengo ganas de sol y algo de calor, pero no creo que llegue pronto. Me parece que todavía nos queda alguna que otra nevada este invierno.

domingo, 24 de enero de 2010

Notitas

X se ha ido a esquiar de madrugada, estará fuera algunos días. Cuando hemos bajado a la cocina esta mañana había tres notitas especiales (no de esas que dicen he salido, vuelvo a las once), una para cada uno. Me encantan los pequeños detalles.

M. la granjera

M. todavía pronuncia algunas palabras mal. Por ejemplo suele decir poussin (pollito) en vez de coussin (cojín) y poney en lugar de bonnet (gorro)

Un día dijo las dos palabras en la misma frase y su hermano le dijo.

"t'as une ferme ou quoi?" (tienes una granja?)

Desde entonces O. llama de vez en cuando a M. "Maite la fermière", sobre todo desde que un día se confundió y dijo "ma mouche" (mi mosca) en lugar de "ma bouche" (mi boca)

Tiene humor el enano.

viernes, 22 de enero de 2010

Adaptación

En un día y durante una semana pasé de comer a las 12 a comer a las tres; de levantarme a las siete a no levantarme antes de las 9:30; de acostarme sobre las 12:00 como muy tarde a no acostarme antes de la 1:30; de tener que correr al súper que cierra a las ocho a poder ir de compras hasta las diez de la noche; de pasear por calles desiertas (porque casi todo el mundo prefiere el coche o el transporte público) a pasear por calles repletas (que parece que no queda nadie en casa); de temperaturas por debajo de los cero grados a temperaturas por encima de los diez o quince grados...
Ahora toca la adaptación inversa, que no durará demasiado porque el domingo llega visita y las visitas siempre trastocan un poco la rutina.
Parece mentira que 1200 km impliquen tantos cambios de horarios.

miércoles, 20 de enero de 2010

De turista en mi ciudad













He aprovechado esta visita a Bilbao para hacer turismo por mi propia ciudad. Alquilamos (gratis) bicis con una amiga y nos fuimos a visitar Bilbao, por supuesto saqué algunas fotos.
Hace ya más de diez años que no vivo aquí y cada vez que vengo descubro cosas nuevas. Aquí una pequeña muestra de mi paseo.

sábado, 16 de enero de 2010

Museo de Ciencias Naturales

O. lleva un tiempo muy interesado por los dinosaurios. En Navidad le regalaron unas fichas de dinosaurios y unas figuritas y nos tiene fritos con los diferentes tipos de dinosaurios, dónde vivieron... Yo le había prometido que le llevaría al Museo de Ciencias Naturales (www.sciencesnaturelles.be) y aproveché las vacaciones para ir. Tuvimos que ir con M. que también está muy interesada por el tema, ya que siempre le acaba gustando lo mismo que a su hermano mayor.
No solemos visitar muchos museos y yo estaba convencida de que nuestra visita no sería demasiado larga porque los peques, sobre todo M., se aburrirían.
Llegamos a Museo y M. ya se asustó con el dinosaurio de la puerta, decía que le daba miedo y que no quería entrar. Al final entre O. y yo la convencimos de que era una figura y que no hacía nada.
Dentro visitamos la exposición sobre dinosaurios en primer lugar. O. no paraba de sorprenderse a cada paso que daba y mientras se quedaba alucinado en cada sección yo intentaba entretener a M. Pasamos unas dos horas viendo únicamente la sección sobre los dinosaurios. M. se empeñó en que quería ver a dinosaurios que se movieran y tuvimos la suerte de encontrar una peli con un dinosaurio en movimiento y allí estuvo entretenida mientras su hermano leía y estudiaba atentamente todos los esqueletos y todas las vitrinas. Otra cosa que le encanto a M. fue un pequeño yacimiento en el que los niños podía excavar para encontrar fósiles. No sé cómo me las arreglé para llevarme a los dos a otra sección. Pensé que una vez vista la parte de los dinosaurios a O. el resto del museo le interesaría menos, pero tanto los insectos, como los minerales, el espacio, la evolución, la historia del museo... le interesaron tanto como la primera parte. Al final pasamos cinco horas y media en el museo!!!! Y conseguí convencer a O. de que nos fuéramos prometiéndole que volvería con él un día para ver la exposición temporal sobre ballenas y delfines. La pobre M. ya no sabía qué hacer y quería irse a casa, pero estoy segura de que O. habría seguido allí otro par de horas. A mitad de la visita estuvimos en el Paleolab que es un taller con dos monitores en la que los niños pueden hacer diferentes actividades relacionadas con los distintos temas del museo. Creo que gracias a eso M. pudo aguantar tanto tiempo allí.
Yo volví a casa agotada después de un día tan largo, pero encantada por el interés de O. por aprender cosas nuevas y contenta de que M. se hubiera portado tan bien. Recomiendo el museo a familias con niños ya que me pareció que está muy bien pensado para los peques, además el edificio también es muy bonito por dentro. Todo un acierto de visita y creo que volveremos.

jueves, 7 de enero de 2010

Año nuevo: en busca de equilibrio en mi vida

Este año mi propósito es "equilibrio". En todos los aspectos, encontrar un equilibrio entre vida laboral y familiar, cuidarme más para encontrar un equilibrio en la salud. Pasar más tiempo con mis amigos y no encerrarme tanto en la vida de familia... En definitiva dar un paso más hacia la madurez.
De momento he empezado el año en paro y ya he pasado varias horas en la oficina del paro para nada, aunque parece que hoy por lo menos hemos avanzado algo, con un poco de suerte una visita más y estará todo solucionado y podré concentrarme en la búsqueda de empleo en lugar de pasar horas a lo tonto esperando. Si todo va bien, en febrero empezaría de nuevo a trabajar con un contrato de tres meses, tendré más noticias la semana que viene, aunque la entrevista fue muy bien así que tengo esperanzas. Crucemos los dedos...
Y esta ha sido la semana de las rebajas. He comprado de todo, hasta algún mueble en Ikea. Este año Oihan ha dado estirón increíble y todos los pantalones, menos los del uniforme, le quedaban cortos, lo mismo con las camisetas de manga larga, así que le he renovado el armario. Maite andaba mejor surtida así que le he comprado cosas para más adelante y un vestido para que papá esté contento porque se queja de que su princesita casi nunca lleva vestidos.
También ha sido una semana de médicos (exámenes rutinarios) y de virus informáticos, el problema no está todavía solucionado y es grave porque X, sin ordenador no puede trabajar y tiene que preparar las útlimas facturas de año,enviar traducciones (y tiene miedo de infectar a los que los reciban). Es un virus extraño que sólo detectan algunos antivirus y que reaparece cuando menos te lo esperas, creo que está en el disco externo porque cómo aparece despues de formatear el ordenador si no? Por lo demás seguimos con nieve, la nieve que cayó el domingo no se había quitado y ha vuelto a nevar esta noche. Llevamos como tres semanas con temperaturas por debajo de cero y lo mejor es que me estoy empezando a acostumbrar, aunque hoy a eso de las cinco he tenido que andar como diez minutos por la calle y creía que me moría, he mirado al termómetro y claro, estábamos a -5°C, normal que tuviera frío.
Feliz año a todo el mundo y espero que los Reyes se hayna portado bien. Aquí no pasan y por eso me da la impresión de que a las Navidades les falta algo, eso de que se acaben el día 2, me sigue pareciendo raro despuésde diez años.