miércoles, 29 de julio de 2009

Pantallas

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre la tele, pero creo que voy a ampliar un poco el tema. Creo que O. es teleadicto. Desde pequeñito le encanta la tele. Cuando O. tenía un año más o menos X. y yo estábamos viendo una peli de Pixar, creo que fue "Monstruos S.A." y O. se quedó mirando a la pantalla fíjamente, muy quieto. Creo que fue ahí cuando me di cuenta de que O. se metamorfosea en presencia de la tele. Pero no sólo de la tele, cualquier tipo de pantalla le vale, le da igual que sea una consola, la tele, la pantalla de un ordenador o hasta un GPS. Con una cosita cuadrada con imágenes delante no hay más O., se calla, deja la vista perdida y... hasta que no apagas el aparatito en cuestión no hay más niño. No os podéis imaginar lo que pasa si entra en una de estas tiendas de electrodomésticos con decenas de pantallas planas por todas partes. Un auténtico show, parece que se queda tonto.
Menos mal que en casa no vemos casi la tele. Tenemos tele sí, pero se puede pasar sin encenderse muchos días. Los peques tienen muchos DVDs, sobre todo en español, para practicar, pero se los ponemos en contadas ocasiones. En principio ellos sólo ven la tele los miércoles (día especial para los niños en Bélgica porque sólo hay cole por la mañana) y los fines de semana y sólo si lo piden expresamente, y por un ratito. Nunca vemos la tele mientras comemos y creo que casi nunca han visto la tele al levantarse por la mañana. Tengo comprobado que cuando O. ve la tele más de lo habitual la pide todavía más y le cuesta más apagarla.
De pequeña yo misma era como él. Vivía pegada a la tele. Llegaba a casa y tenía que encender la tele, no importaba lo que dieran. No concebía eso de estar en casa sin la tele puesta. Por eso entiendo lo que puede sentir. Pero no quiero que él sea como yo, dependiente de un aparatito, que cuando no está encendido o cuando no dan los programas que nos apetecen diga que se aburre. A veces si insiste mucho le pongo algún dibujo animado en youtube, suelen ser cosas que yo veía de pequeña, así se las comento, le cuento algo, le canto alguna canción. Por lo menos no es sólo ver la tele y quedarse mirando solo atontado y además suele ser más corto.
Ayer estuvimos con una amiga de M., que afortunadamente pasa mucho de la tele, de momento no le gusta demasiado. Sólo es capaz de ver "La casa de Mickey" 15 minutos o un episodio de Pocoyó, luego se aburre y pide jugar, resulta que esta amiguita tiene 3 años pero le han regalado una Nintendo DS. O. por supuesto la miraba con cara de admiración. Luego, se acercó sospechosamente a mí a "hacerme un cariño", como suele decir él y me preguntó "cuántos años tiene Sarah?" yo, sorprendida por la pregunta, le contesté que tres, entonces él me dijo "Sarah tiene 3 años y tiene una DS, yo tengo 6 y no tengo...". Le expliqué que no todos tenemos que tener las mismas cosas, que a mí no me parecía bien lo de que los niños se pasaran horas delante de la pantallita... pero no pareció quedarse muy convencido.
En casa tenemos una Wii y solemos jugar todos juntos, bueno M. se limita a animar y a gritar "Strike!!!" o "allez amatxu/ Oihan / papa". Eso no me parece mal porque se que a O. le encanta y así podemos pasar un rato los cuatro (normalmente andamos por grupitos, difícil reunir todos los gustos) en casa haciendo algo. Como mucho 15 minutos, nada más. Pero, de momento, estoy en contra de las consolas individuales porque me parece los niños se encierran en su mundo y hay tantas cosas que hacer ahí fuera... Supongo que dentro de un tiempo O. tendrá su DS, pero le racionaremos su uso.
En casa de mis padres hay una tele en cada habitación y una en la cocina y la tele siempre está puesta. Por supuesto O. aprovechó para ver todo lo que quiso y más (no siempre lo más apropiado para su edad) y aunque a veces intentaba desviar su atención con otras cosas, no siempre funcionaba. Así que vió más tele de la que necesita y creo que ahora tiene que desintoxicarse. Mi madre me dice que lo del ordenador es lo mismo, que tantas horas frente al ordenador no son buenas, pero lo cierto es que yo lo uso de vía de escape, mientras trabajo (sola) unos minutitos de descanso. Y yo soy mayor y sé cuándo tengo que alejarme del ordenador porque paso demasiado tiempo frente a él. O., no, él se pasaría la vida delante de la tele si pudiera. No es fácil para él que le nieguen cosas que muchos de sus amigos tienen, y eso que tiene sólo 6 años. Lo que nos queda....

12 comentarios:

Marian dijo...

aaaah que tema. Yo concuerdo con vos con lo de las pantallas. Aca casi no se ve tv y si se controla mucho QUE se ve en el caso de que este prendida. No es solo porque estan encerrados los chicos si miran mucha tv... estupidiza! como diria mi vieja. Tambien crea problemas de vista, se han encontrado relaciones entre la epilepsia y los estimulos visuales de la tele que entran por el nervio optico al cerebro; el hecho de que los chicos no estan activamente moviendose (obesidad), ni creando con sus propias manos lo cual -por mas que sea jugando con un autito- ayuda al desarrollo cognitivo. La tele tendria que ser de descanso, no la nanny (pienso yo...). Lo mismo para mi va con las consolas y los wii y los nintendo y todas esas cosas. De hecho las tengo prohibidas aca en casa. Queres jugar, afuera. Anda a buscar a un amiguito, juga solo...etc. Las cosas que hacemos en flia (porque los gustos tampoco combinan siempre) son por lo general al aire libre o con legos o cosas asi. Es conscientemente pensado.
No es que le voy a prohibir la computadora, ni tenerlo apartado del mundo. De hecho el hace puzzles de la pagina de lego con la computadora... pero yo prefiero que aprenda jugando a programar -por ejemplo, como hizo el padre- a estar con la boca abierta, el hilo de baba cayendole mientras que mira fijo estupidizado el monitor de una computadora.
Que se yo, elecciones. Cada uno hace lo que quiere (y puede!)

Charlotte Harris dijo...

Yo la verdad, que no soy un buen ejemplo.
Gracias a Belgica, donde apenas vi la tv en 10 meses, me he desintoxicado y ahora solo veo un poco y muy de vez en cuando.
Pero si es cierto que tengo que estar siempre o delante de un ordenador viendo pelis o en internet, así que bueno....
Es realmente bueno lo de la racionalización, mientras menos dependa de ella, más imaginación tendra!

Dharma dijo...

Hola!
Buen tema... creo que mientras sea "una actividad más" y no una necesidad o la única actividad, está bien.
Martín ve tele, pero prefiere jugar y después de un rato lo apaga. Pasa períodos en que no ve casi nada, otros en que ve mucha (invierno!)...
El conflicto actual es el contenido de lo que ve... me cuesta que entienda que hay dibujos para grandes y para chicos, en eso estamos... y uf!
Sobre consolas, no tenemos, pero parece que la WII marca la diferencia por eso de jugar todos juntos y moviéndose, me gustaría probarla! :)
Un saludo!

Killa dijo...

Bueno yo no sé que haré con mis futuros hijos pero estoy de acuerdo contigo. Yo apenas veo la tele, salvo mientras como, ceno... y, a veces, cuando dan una serie que me guste. No quiero que mis hijos sean unos exclavos de la tele y que jueguen lo menos posible a las consolas. Con lo divertido que es jugar al balon, a correr, pillar, yo que sé... algo en lo que hagan ejercicio y socialicen. Lo de la niña esa me parece una pasada, ya hay juegos adecuados para su edad?? Ya sabe manejar la consola? Una vecina mia con 11 años le regalaron un mp4 y yo ya pensaba que era pronto, leyendo eso me has dejado...
Saludosss

dragonfly dijo...

A mi me pasa como a Charlotte, a la tele no estoy enganchado, alguna serie que otra si acaso, pero al ordenador si. Me puedo pasar horas y horas delante, viendo blogs y fotos y escribiendo.

Supongo que mi carácter introvertido tiene mucho que ver y aquí he encotrado una forma de comunicarme con el resto del mundo

Casi cualquier pantalla me fascina, asi que tengo algo más en común con tu pequeño, a parte de pisar las baldosas del mismo color

besos

Laia dijo...

Aqui una teleadicta que te admira!! tengo adiccion a la tele pero no sólo a verla, sino que la tengo que tener de fondo aunque no este pendiente. En realidad al fin y al cabo no la veo mucho pero esta siempre puesta.

Besos

Françoise dijo...

Nosotros vemos mucha tele cuando se puede, osea, en esta casa somos fanes de los deportes y cuanta competencia sea trasmitida pues la vemos. El resto, el ver programas de esos estupidos mmmm pocos, muy pocos, pero vemos, no te lo voy a negar, uno que otro en algun momento de la noche cuando ya estamos cansados. Cuando Luciano se va a la cama, ahi comienza la sesion cinematografica, asi que bue...el no ve mucha tele, pero cuando esta encendido se concentra los primeros 5 minutos y luego se le olvida.
Total, en realidad yo quisiera que el no viera nunca la tele, pero es imposible. Por suerte no es un habito que le este gustando.

Françoise dijo...

Ah eso si, wii y nintendos y todas esas cosas si no, de eso no tenemos ni queremos tener, esperemos que cuando sea mas grande no nos haga huelga ;)

lapetiteenbelgique dijo...

Yo veía mucho la tele de pequeña. Me conocía todas las series. Sin embargo de mayor apenas la veo. Nada salvo alguna serie. Ahora en Bélgica ni siquiera la enciendo, aunque el Ken, que se pasó los primeros 13 años de su vida sin tele, se queda embobado ante la pantallita.

Nunca sabes cómo va a evolucionar.

Besos :)

NuriaBadilla dijo...

Me encanta el post. Y es que no es necesario que uno les ponga la tele para que ellos se hipnotizen. Recuerdo que tuve un novio que no tenía tele, no le gustaba pero si veía un tele se hipnotizaba.
A Ignacio le pasa eso. Me pusiste a pensar que va a pasar cuando vaya donde los abuelos.
El wii me encantaría pero ese donde se juegan bolos y tenis y esas cosas. Creo que me gustaría porque dan la posibilidad de algo en familia

Greencolorss dijo...

La tele, la tele...
A Matilda no le gustaba nada nada, hasta hace 2 o 3 meses. Yo trato de no ponerlo pero diría que su padre es un teleadicto, no se pierde Los Simposn y Padres de Familia, así que la peque se le pegua también. Yo trato de que ella vea solo cartoon network o disnay pero lo menos posible.
Lo que tengo planeado para estas vacaciones es que si quiere ver entre semana, se lo pondré en inglés para que por lo menos aprenda algo y los fines de semana, que vea, no mucho pero en español.
Por mi lado, pues soy una aficionada a House, al irme a dormir la pongo una horita y no mas.
Otra cosa que quiero hacer es sacarla del cuarto, sobre todo por Javier. Pero no puedo prometer nada.
Creo que la tele tiene buenas y malas cosas hay que saberla aprovechar.
Un beso

Miriam dijo...

Yo le compraría la DS encantada. Pero la usaría solo como un premio. Así incentivas conductas mucho más positivas en él y al final del día puede jugar quince minutos a la DS.

También es bueno que aprenda a controlarse él el tiempo. Ponle un reloj cerca y dile: desde que la aguja grande está en el 12 hasta que llegue al 3 (quince minutos).

Como psicóloga creo que es mejor enseñarle a usar racionalmente ese tipo de juguetes (o la tele mismamente) que mantenerle alejado, ¿no crees?. Claro que enseñar un buen uso te dará más trabajo que simplemente no comprárselo...

Un abrazo!