jueves, 24 de diciembre de 2009

Y así hemos estado

El jueves pasado nevó por primera vez. En un ratito se puso todo lleno de nieve. Fui al médico un poco antes de la una y nevaba así:




y cuando salí a las dos estaba todo así:



La nieve provocó algunos problemas ese día y yo tuve que volver andando entre la nieve, yo encantada porque me gusta cuando nieva. Aprovechamos para jugar en el jardín e intentar hacer un muñeco de nieve.

El sábado hizo un frío horrible, durante todo el día rondamos los 10 grados bajo cero. Ese día intentamos que los enanos aprovecharan la nieve y utilizaran un poco el trineo pero no hubo forma, tenían demasiado frío. El domingo volvió a nevar y todavía queda mucha nieve por aquí. Los enanos salen todavía con botas de goma porque la nieve les llama demasiado la atención y tienen que andar siempre por en medio en lugar de utilizar los caminitos por los que ya ha pasado la gente y donde casi no queda nieve.
El lunes por fin pudieron pasar la tarde en el bosque y utilizar el trineo sin quejarse demasiado del frío, aunque M. no quedo demasiado convencida...Aquí van algunas fotos.
Me gusta la nieve, pero me parece de lo más deprimente la nieve negra que quda antes de derretirse y la gente ha pasado mucho por un sitio.


De camino al cole el viernes





Jugando en el bosque

FELIZ NAVIDAD!!!!!!

lunes, 14 de diciembre de 2009

Buscando trabajo

Desde que empecé mi vida profesional he tenido cuatro trabajos diferentes (más alguno de relleno porque me surgían y los aceptaba porque me gustaban). Los dos primeros los encontré en poquísimo tiempo. La técnica que utilicé fue enviar e-mails y cartas a todas las empresas que se me ocurrían, en lugar de responder a ofertas de trabajo. El resultado no se hizo esperar y en ambas ocasiones meses después todavía me llamaban de vez en cuando para ofrecerme algo.
El siguiente trabajo me vino solo, un amigo cambiaba de trabajo y me presentó a su jefa, resultado me contrataron ese mismo día. Ese era un trabajo de transición, mi primer trabajo después del nacimiento de O., así que me duró sólo unos meses, el tiempo justo para encontrar otra cosa. Esta vez fue por medio de una ETT. Este fue el trabajo que más me duró: casi seis años, pero que llega a su fin dentro de un par de semanas.
Llevo un tiempo intentando encontrar otra cosa sin éxito, creo que ahora soy demasiado exigente: no quiero que el trabajo esté a más de 45 minutos de mi casa, me gustaría tener un trabajo de jornada parcial, algo que me llene... Si lo que encuentro no cumple con estos requisitos prefiero darme tiempo y seguir buscando tranquilamente. En Bélgica puedes estar cobrando el paro toda la vida, obvio, la cantidad va disminuyendo con el tiempo, pero siempre queda algo. Yo ahora mismo creo que tengo derecho a cobrar el máximo, pero me conozco y sé que después de unas semanas en paro no sabré qué hacer, me agobiaré y acabaré aceptando casi cualquier cosa que me propongan. Otra opción sería darme de alta en autónomos y trabajar desde casa, pero esa opción la dejo para más adelante, cuando realmente vea que no encuentro nada, mientras tanto voy a segui mirando las ofertas de trabajo, o debería optar por el bombardeo masivo a todas las empresas que se me ocurran?

viernes, 11 de diciembre de 2009

M. va al gimnasio


En el gimnasio al que voy tienen una salita en la que se pueden quedar los niños mientras los papás hacen deporte. Allí hay una tele y un DVD, algún libro y algunos juguetes. No hay nadie que juegue con ellos, pero siempre suele haber un grupito de niños y entre ellos se entretienen. O. no tiene ningún problema en quedarse solo, pero M. me suele pedir venir conmigo y lleva ya un tiempo entrando en la sala a la que yo voy a alguna clase.
Entre semana, uno de los juegos de Maite consiste en llenar de trastos una mochila, echársela a la espalda y jugar a "je vais à la gym" y todos los sábados por la mañana me pregunta si voy a "à la gym" y cuando le digo que sí me pregunta si puede venir a ver mi clase. Estuvo un par de semanas observándolo todo y de repente un sábado llegó y me pidió un papel, yo la miré asombrada y ella me dijo muy convencida "es para cuando haga mucho deporte" (para secarse el sudor, vamos). Luego me pidió una pelota y unas gomas que usamos durante la clase. Como M. es bastante tranquila y no suele montar jaleo, le di lo que me pidió. Con O. no me habría atrevido por miedo a todo lo que habría podido hacer con semejante material. La clase empezó y escuché risitas detrás de mí, me di la vuelta y vi a M. intentando imitar todos nuestros movimientos. Era graciocísimo. Se había dedicado a mirarnos durante algunos días para aprenderse la coreografía y ahora estaba poniendo todo en práctica. De vez en cuando se pasaba el trozo de papel por el cuello. Una pena no haber podido grabarlo todo.
Ahora además de preparar la mochila para irse al gimnasio, de vez en cuando les da una clase de Body Vibe o de Step a sus muñecas.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

L'étude

El sistema educativo belga tiene muchas diferencias respecto al español que es el que yo conozco. Las diferencias empiezan con los horarios: los niños belgas no tienen clase los miércoles por la tarde y las clases terminan a eso de las tres y media los demás días. Después de esa hora, los alumnos pueden quedarse en el colegio, en lo que llaman guardería. En primaria, pueden elegir entre quedarse en el patio, hacer alguna actividad (si el colegio las ofrece) o ir al estudio (étude). En el estudio los niños hacen los deberes, si no tienen o acaban antes de que la hora termine, pueden ir a jugar.
A mí me parece una idea estupenda porque tienen a una persona que les revisa las tareas y les toma la lección. Además eso les permite volver a casa y tener todo el tiempo para ellos sin tener que preocuparse por los deberes.
En nuestro caso, a O. le encantan las matemáticas y la lectura, pero la escritura no es su fuerte y, aunque escribe bien, es muy leeeeento. Últimamente no le da tiempo a acabar sus hojas de caligrafía en el estudio así que nos toca terminar en casa y para mí es un auténtico suplicio. Yo que estaba deseando que tuviera deberes para poder hacerlos con él...
En el estudio repasan también las lecciones y se las toman cuando van a tener un control. Un dato curioso es que en Bélgica las academias y las clases particulares prácticamente no existen, no sé si será gracias a este sistema, pero es un hecho.
Otra cosa que me gusta es el diario de clase en el que apuntan todos los deberes y también es un instrumento de comunicación entre los profesores y los padres. Todos los días hay que firmar el diario y así aprovechamos para echar un vistazo a los temas del día y comprobar que todos los deberes están hechos, si hay control...
Por supuesto no todo es perfecto en el sistema educativo belga, pero estos dos puntos me encantan.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Saint Nicolas va m'apporter...


Ayer fue 6 de diciembre y ese día en Bélgica viene San Nicolás!!!
San Nicolás trae regalos y caramelos y mandarinas a los niños (no es como Reyes, aquí los mayores no tenemos regalos, snif). En casa decidimos que como los padrinos, los abuelos, los tíos y demás regalan siempre algo, cada uno puede regalar sólo una cosa, así evitamos que nuestra casa pueda parecer el Toys r Us.
Este año ha habido un pequeño problema. O. llevaba tiempo haciendo demasiadas tonterías y molestando mucho a su hermana. Nosotros avisábamos que San Nicolás lo ve todo y que a lo mejor no le traía nada, pero a él no parecía importarle. El día anterior a que llegara San Nicolás O. le arrancó la oreja a un peluche de M. (uno de sus favoritos), cortó el dibujo que M. había hecho para San Nicolás, desobedeció y contestó varias veces y para colmo preferió seguir jugando en lugar de ir al baño así que se hizo pis. Su papá y yo decidimos que San Nicolás no le dejaría regalo en casa, pero le dejó una carta para que pensara un poco sobre su mal comportamiento de los últimos días. Me dio mucha pena, pero por otro lado le avisamos mil veces que si seguía portándose mal San Nicolás no pasaría por casa. En la carta San Nicolás le decía que si se portaba bien, seguramente vendría más tarde. Veremos si el comportamiento mejora o si seguimos igual. De momento ayer como por arte de magia en cuanto le pedías algo iba rápidamente a hacerlo.
Pero no penséis que O. no tuvo regalos porque resulta que en otras casas habían pedido cosas para él y parece que por allí San Nicolás no se había enterado de las tonterías de los últimos días y hubo suerte.

Extraescolares

El curso ya está bien avanzado y las actividades extraescolares han entrado en nuestra rutina.
Cuando era pequeña mi madre me apuntaba a todo lo que podía y más, así que no tenía ni una tarde libre y muchos días tenía actividades a mediodía en el colegio también. Yo creo que es importante tener alguna actividad complementaria, para no pasarse el día aburrido en casa. Es una oportunidad de conocer gente, descubrir cosas nuevas, pero sin exagerar y sin sobrecargar la agenda demasiado.
O. empezó a practicar judo con tres años, era muy pequeño, pero su mejor amigo también iba y él insistía en que quería hacer deporte y nos pareció lo más adecuado para su edad. Así estuvimos hasta junio de este año, pero ahora que tiene 6 años, por fin puede practicar el atletismo, así que desde septiembre pasa unas tres o cuatro horas a la semana en el estadio de al lado de casa corriendo, haciendo ejercicios y pronto hasta tocarán competiciones. Es un deporte duro porque se entrena siempre al aire libre lo que en Bélgica supone correr bajo la lluvia y el frío en muchas ocasiones. A él parece que no le importa demasiado, pero a mí a veces me da penita dejarlo corriendo bajo la lluvia yel viento y pienso que se puede poner enfermo, pero parece que mis preocupaciones no tienen razón de ser porque de momento (toco madera), no ha estado más enfermo que el año pasado.
Además del atletismo O. hace escalada en el cole los jueves al mediodía, parece que le encanta. Todavía no le he visto nunca en acción, a ver cuando tengo la oportunidad.
Por su parte M. ha empezado a ir a psicomotricidad y aunque siempre suele decir que no le apetece ir, luego sale encantada y nos hace todos los ejercicios al llegar a casa. No sé si será gracias a eso, pero en los últimos 6 meses noto que ha perdido miedo, se cae mucho menos... Además va a "danzas del mundo" en el cole. Bailan como locos y están preparando un espectáculo. Esta actividad la eligió ella, al escuchar danza se pensó que sería ballet y bailaría con un tutú, después de la primera decepción por no tener que llevar tutú, parece que le gusta.
El atletismo y la psicomotricidad son los miércoles por la tarde (tarde libre en el cole aquí en Bélgica). El atletismo empieza a la hora a la que termina la psicomotricidad, así que amatxu el taxi se tiene que dar prisa. Un poco antes de las dos voy a buscar a los dos al cole, llevo a M. a la psicomotricidad, vuelvo a casa con Oihan y hacemos algo juntos, antes de las cuatro vamos a buscar a M. y rápidamente llevamos a O. al atletismo. Vuelta a casa con M. y a las cinco y media vuelta a buscar a O. Menos mal que tenemos todo cerquita.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Todas las mañanas

Todas las mañanas el mismo camino, pero a veces nos sorprenden cielos como este.


lunes, 30 de noviembre de 2009

Proximidad

De pequeña mi colegio quedaba lejos de casa y todos los días me chupaba como unas dos horas de autobús, eso a diario desde los tres a los catorce años. Además cuando empecé con actividades extraescolares algunas no quedaban lo que se dice cerca de casa, así que más autobús, coche o lo que fuera.
Puede que por eso, al crecer decidiera que tener todo cerquita de casa es la mejor opción. Tuve la suerte que desde los 14 hasta los 18 tenía el colegio a la vuelta de la esquina, después la facultad tampoco me quedaba lejos. Luego llegó el momento de mudarme de ciudad por mis estudios y siempre escogí lugares para vivir que me permitieran ir andando a clase.
Mi primer trabajo estaba literalmente a dos minutos de casa de mis padres y cuando me mudé a Bruselas me dije que no pasaría más de 45 minutos /1 hora metida en el metro o en el tranvía para llegar al trabajo. De momento siempre lo he conseguido.
A la hora de elegir la guardería y el colegio de mis hijos tuve el mismo razonamiento y me dije que como mucho podía estar a media hora a pie de casa. Prueba superada. Hago lo mismo con las actividades extraescolares aunque eso implique dejar de lado opciones que podrían ser mejores. El único problema surgió cuando nos mudamos a mitad de curso y tuvimos que seguir yendo al colegio y a la guarderia de antes durante seis meses, un calvario. Cuando llegó junio no lloré de alegría de milagro.
Ahora van a un colegio que está aquí al lado, cerquita del colegio hay un supermercado que me saca del apuro si se me ha olvidado preparar algo para la cena. Al lado del colegio tenemos una parada de metro y varias paradas de autobús y metro. Mi gimnasio está a 10/15 minutos en bici y X. trabaja a media horita en bici o 15 minutos en coche. Me encanta tener todo cerca y evitar los desplazamientos largos.
Ahora llevo un mes trabajando desde casa, pero esto sí, me parece demasiado cerca. Esperemos que la búsqueda se de bien y podamos seguir con mis exigencias de cercanía.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Loca?

Mi hermana lleva tiempo diciéndome que vaya a Bilbao con los enanos (ella no quiere / no puede venir a Bruselas). Ayer me llegó un e-mail con información sobre vuelos baratísimos a Santander. Hoy, después de que X. insistiera muuuuucho, acabo de comprarme uno para mí sola por 14 € ida y vuelta, una semana. Estoy contenta, pero temo la reacción de mi familia por no ir con los niños. Hace 7 años que no voy sola a casa de mis padres, a veces tengo la impresión de que a mí no me quieren ver y cuando voy con los niños no recibo la ayuda que esperaba y acabo frustrada. Ahora tendré la oportunidad de quedar con amigos sin tener que estar pensando qué harán los enanos, con quién los dejo... Libertad absoluta. Cómo puede uno estar tan contento y preocupado al mismo tiempo?

martes, 24 de noviembre de 2009

Otoño


Los cambios de estación siempre me pillan por sorpresa. Me cuesta adaptarme sobre todo en primavera y en otoño, será por el cambio de hora. Ahora mismo llevamos varios días de tiempo horrible, con lluvia, viento. Hoy para salir a la calle habría que ponerse botas de goma, chubasquero y gorro de piscina (la lluvia belga es especial, no llueve de arriba a abajo sino por todos los lados, así que el paraguas no resulta demasiado útil, además con este viento podrías acabar volando como Mary Poppins), aún así seguro que acabarías mojado. Además aquí ya oscurece antes de las 5. Es bastante deprimente, pero yo me quedo con la luz otoñal especial, los colores de las hojas y los paseos por el bosque.
Parece que el tiempo va a continuar así durante el resto de la semana, acabo de leer un artículo sobre las depresiones estacionales, uno de los consejos que dan para evitarlas es "sal a la calle a menudo, aprovecha sobre todo la luz del mediodía" (y vuelve a casa como una sopa y de peor humor que cuando saliste, añadiría yo)

viernes, 20 de noviembre de 2009

Accidente

Lo que se presentaba como un día con bastante trabajo pero tranquilo se torció. Antes de las nueve y media me llamaron al móvil, la profesora de M.: "Maite se ha caído, se ha dado un golpe con la esquina de la mesa y tiene el párpado abierto, puede que no sea nada, pero por si acaso he preferido llamar". Me imaginé lo peor. Llamé a X. y como trabaja cerca del cole fuimos a llevar a M. a urgencias personalmente. En Urgencias nos dijeron que por ser una zona delicada preferían que fuera al oftalmólogo. Así que de nuevo a esperar. Le hicieron todo tipo de pruebas (me voy a ahorrar la visita que tenía prevista el año que viene) y al final no pudieron ponerle puntos porque el corte está justo en un pliegue. Ahora tiene el ojo hinchado y algo de sangre en el párpado, pero está bien. Ufff!!! Menuda suerte porque con la punta se podría haber hecho una avería.
Toda la mañana perdida en el hospital y luego fui al colegio a por los papeles del seguro. Total, un poco más de tiempo perdido...El sistema de Seguridad Social en Bélgica es algo complejo: una parte de lo que he pagado en el hospital me la develve la Mutua, otra el seguro del colegio... Un rollo de papeleo, por una tontería y unos cuantos euros me van a marear, pero así practico por si vuelvo a tener un problema similar en el futuro. Conociendo a mis hijos, creo que es algo muy probable.
Ahora a trabajar

martes, 17 de noviembre de 2009

O. ya sabe leer!!!

Los niños francófonos empiezan a leer en primaria, un año más tarde que en España. Yo siempre pensaba "qué tarde" pero al ver a O. leer me doy cuenta de que no es tarde, tienen mucho mérito. Con todas esas letras que se escriben y no se leen. Con tantos sonidos: que si la e tiene tres pronunciaciones diferentes dependiendo de los acentos, si es nasal o no... Una locura
Pero una vez que empiezan la cosa va rapidita y O. acaba de leerse su primer libro "P'tit héros: Le cow-boy". Con alguna palabrita en inglés de propina, para liarle más. Cuando controle el francés empezaremos con el español que es mucho más fácil.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Instinto maternal

- Ama, j'ai mal au ventre.
- Ah sí?
- Oui, c'est le bébé.
- ??????


(Me duele la tripa. Es el bebé)

Con tres años ya se puede tener embarazo psicológico?

viernes, 13 de noviembre de 2009

Y Angers





Para Lako.
Más de diez años después volví a recorrer las calles de Angers, segunda parada de nuestro mítico viaje por Bretaña y Normandía. Esta vez yo estaba sola y era de noche, pero al volver a ver el castillo, la catedral y la cabina inglesa no pude evitar una sonrisa y recordar a todos mis compañeros de viaje: Sara, Pach, Titas, María, Javi, Anxo y Dani. Luego vendrían la rebelión de las chicas, los bocatas de queso y paté, las Noches en los Formule 1 durmiendo 3 en la misma cama para ahorrar, quedarse sin gasolina un domingo por la noche en medio de la nada, multas por exceso de velocidad y muchas horas de U2 y Héroes en el coche.
Qué tiempos aquellos.

Un paseo por Viena

Como lo prometido es deuda y más vale tarde que nunca... aquí van las fotos
Hace ya un mes que estuvimos en Viena. Tuvimos muchísima suerte con el tiempo ya que el fin de semana tuvimos sol aunque el día que me fui hasta vi la nieve.
El primer día recorrimos el centro a pie y el segundo alquilamos unas bicis (genial Viena en bici, porque es bastante llana, salvo la cuestita para subir al Belvedere y además el sistema de alquiler de bicis es barato) y nos fuimos a recorrer el Prater. La pena es que no pude asistir a ningún concierto ni Ópera, pero eso nos da una excusa para volver ;-) Lo que sí hicimos fue, como unos niños, montarnos en una montaña rusa en la que vas tumbado y parece que vuelas

VIENA CLÁSICA







Esta es la bici que no conseguí candar y que me impidió entrar a ver la exposición de Klimt.

y HUNDERTWASSER



lunes, 9 de noviembre de 2009

Esos días en los que me gustaría no tener hijos

Acabamos de terminar una semana de vacaciones del cole. Yo he estado en casa recuperándome de la operación y lo único que me habría gustado hacer es estar en casa leyendo y viendo la tele, durmiendo más de la cuenta y dejándome mimar, en lugar de eso he pasado unos días encerrada con dos monstruitos aburridos que no paraban de hacer tonterías.
Los niños pueden ser encantadores, pero cuando les da por ponerse tontos pueden ser peligrosos y pueden provocar síntomas de locura en los adultos. Confirmado.
En una semana me ha tocado ver lo siguiente (entre otras cosas, la lista no es exhaustiva):
- El hermano mayor empuja a la hermana pequeña en las escaleras. A propósito, confesado. Acto seguido llora a moco tendido porque se da cuenta de la burrada que acaba de hacer. Promete que no lo volverá a hacer. La hermana pequeña llora un poco, pero todo se queda en un susto. Uffff.
- La hermana pequeña tiene fiebre y se encuentra mal. Menos de 24 horas después el hermano mayor empieza con los mismos síntomas. Todo queda en un simple virus. Tres días después todo el mundo está en forma, pero antes pasamos horas aburridísimas, entre ellas unas cuantas en la sala de espera del hospital con mascarilla incluida, por si las moscas.
- El hermano mayor tiene que revisar el material escolar. De los 12 rotuladores y 10 pinturas de principio de curso (hace dos meses) sólo quedan 5 rotuladores y 4 pinturas. Amatxu tiene que comprar material nuevo por enésima vez este año.
- La hermana pequeña se aburre y se le ocurre que podría ser una buena idea maquillarse, CON UN ROTULADOR, como amatxu. Creo que me maquillo tres veces al año, pero parece que se le ha quedado grabado.
- El hermano mayor va al baño con tanta prisa que no le da tiempo a bajarse bien el pantalón así que se lo moja de arriba a abajo. Justo en el momento en el que teníamos que salir de casa.
- El único día que pudimos salir aproveché para pasar por el banco. Imprimí los extractos, en el momento en el que iban a salir de la máquina, la hermana pequeña tiene la brillante idea de ayudarme y poner el dedito delante de la ranura... Los extractos quedan atascados y la máquina se los traga "por razones de seguridad".
- El hermano mayor se aburre así que decide hacer pinitos como peluquero y se corta el flequillo. No es nuevo, si algún día me dice que quiere ser peluquero, le apoyaré de forma incondicional. Intentamos ir a un peluquero de verdad para arreglarlo, pero el estropicio era demasiado grande, ahora está un poco ridículo.
- La hermana pequeña me pide un collar y se me ocurre ponerle la cadena de oro. Al cabo de un rato se cansa y se la quita de un tirón. Resultado cadena rota y hermano escandalizado que le dice que va a ir "al infierno y al purgatorio" porque la cadena es de la Virgen. Se nota que va a un colegio católico.
Hoy han vuelto al cole y puedo respirar tranquila. Que viva la rutina!!!!

lunes, 2 de noviembre de 2009

...y el día de la operación llegó

He estado ocupadísima con el trabajo, y buscando uno nuevo, lo que me tuvo alejada de los blogs (lectura de los demás y actualización del mío) y después llegó la operación. Por fin saco un poco de tiempo para contar mi aventura con la sinusitis.
Traté de no pensar demasiado en lo que se me venía encima antes de que llegara la fecha, soy bastante aprehensiva y les doy demaasiadas vueltas a las cosas, pero ya unos días antes me di cuenta de que, a pesar de todo, estaba muerta de miedo. Empecé a sentir los nervios y varias cosas me confirmaron que realmente estaba estresada. Primero empecé a morderme las uñas de nuevo. Recuerdo morderme las uñas desde siempre. Mi madre intentó que dejaraese hábito y me echó todo tiempo de potingues en los dedos, sabían fatal, pero acababa acostumbrándome. He dejado de morderme las uñas muy pocas veces y siempre vuelvo a las andadas en momentos de estrés. En esta ocasión, unos tres días antes de la operación me di cuenta de que mis uñas "largas" ya no estaban.
Después empecé a comer sin control. Esto me suele pasar en periodos de nerviosismo. Como por pura ansiedad. Me encantaría ser una de esas personas que pierden el paetito cuando están nerviosas, a mí me pasa todo lo contrario.
Por último, el día antes de la operación, me di cuenta de que los nervios no me dejaban comportarme con normalidad con los niños, cualquier cosa que hicieran me enfadaba. Hasta ellos se dieron cuenta.
El día antes de la operación, al ver que no dormía mucho por la noche aproveché el tiempo para traducir, es un método buenísimo para no pensar en los problemas. Creo que dormí unas cinco horas. Además me di cuenta de que de tan nerviosa que estaba me quedé agarrotada y tenía tortícolis y dolor de espalda. Vamos, todo un poema.
Al final me presenté en el hospital a la hora tope para ingresar, a las cuatro. Al llegar me tocó responder cuestionarios varios, hablar con el anestesista... Y la tarde pasó rápido.
Como ya es habitual en mí hice todos los preparativos en el último minuto. Me llevé una maleta pequeña. En este último año y medio me he hecho una experta en preparar maletas en cinco minutos.
Se supone que me operaban al día siguiente a mediodía, pero al final bajé a quirófano a las tres y media (ya nerviosísima por la espera) y me subieron a la habitación a eso de las siete.
La operación fue bien, pero además de la sinusitis me tuvieron que operar del tabique que lo tenía desviado y de los cornetes que los tenía demasiado grandes.
La anestesia genial, ni me enteré cuando me dormí ni lo pasé mal al despertar y el post operatorio no es demasiado doloroso pero sí muy molesto. Al terminar la operación colocan unos algodones en las fosas nasales por lo que no se puede respirar por la nariz. Se acostumbra uno bastante rápido, pero para dormir por ejemplo, tenía la boca muy seca y me desperté unas cuantas veces asustada por mis propios ronquidos porque al tener que respirar por la boca es inevitable roncar.
El caso es que hoy era el gran día porque me iban a quitar los algodones. Me habían avisado de que era doloroso, pero me daba igual porque también me habían dicho que la sensación de poder respirar como es debido es genial. Lo que yo no sabía es que en mi caso, además de los algodones, tengo dos férulas de silicona para sujetar el tabique, así que sigo sin poder respirar!!! Además desde esta mañana me he sonado algo así como cien veces y sigo teniendo la sensación de tener los mocos de toda la vida acumulados ahí, siento hasta los ojos cargados. Un horror.
Ahora me toca tener más paciencia, hasta que me quiten las férulas la semana que viene. Sólo espero que la cosa sea como dicen, magia al sentir que puedo respirar perfectamente.
Por lo demás tenemos a los peques enfermos, los dos tienen fiebre, así que estamos algo aburridos en casa, ya sin ideas. Espero que se mejoren pronto y yo me sienta mejor y podamos aprovechar por lo menos algo de su semana de vacaciones.

jueves, 15 de octubre de 2009

Hundertwasser


La foto no es mía, la saqué del sitio que cito más abajo. Cuando tenga tiempo os prometo un paseo en imágenes por Viena.

Cuando viajo a una ciudad me encanta "perderme" por sus calles e impregnarme de la esencia del lugar. Antes de viajar suelo echar un vistazo a las cosas que no puedo perderme, pero si tengo tiempo me gusta también cogerme un metro o, si es posible un tranvía, y buscar atracciones menos conocidas.
Siempre había oído hablar de Viena como una ciudad señorial, con sus palacios y edificios majestuosos. Por eso me sorprendió encontrarme con esto.
Ayer por la tarde mi jefe me dijo que podía irme de la feria antes y aproveché para ir a dar un paseo. Hacía un frío horrible, después de un fin de semana casi primaveral ha llegado el invierno, hoy está nevando. Llegué en metro a una estación y me puse a caminar buscando la Kunt Haus Wien y me encontré con un edificio diferente. Es una casa de apartamentos y lo mejor es que dentro vive gente que paga una media de 5 €/m² por el alquiler. quién pudiera, eh?
Mientras caminaba por los soportales de la casa, que ahora se han llenado de tiendas de souvenirs, empecé a recordar que ya había oído hablar del creador de estas casa en un blog que lleva tiempo "dormido" y que espero que pronto despierte porque me encantaba. Aquí podréis encontrar más información sobre Hundertwasser.
Me encantan las sorpresas escondidas. Esas cosas que no sabes ni que existen y que descubres por casualidad.

Y para los que habéis preguntado y me habéis deseado suerte os diré que el fin de semana fue todo un éxito, tuvimos tiempo para hablar, descansar, reflexionar, reencontrarnos (la rutina a veces nos aleja más de lo necesario)...ahora falta poner en práctica todos nuestros buenos propósitos y ver si somos capaces de que la convivencia funcione.

miércoles, 7 de octubre de 2009

La sorpresa que no pudo ser

Aquí ya ha llegado el otoño, pero a pesar de eso yo empiezo a ver el cielo un poco azul.
Hace unos meses decidí que le daría a X. una sorpresa. La semana que viene tengo que viajar a Viena por trabajo y pensé en ir antes y aprovechar el fin de semana para hacer turismo. Ninguno de los dos conocemos la ciudad así que me pareció una oportunidad estupenda. Compré el billete de X. y me dispuse a guardar el secreto hasta el mismo día del viaje. Pero claro, a mí no me gustan demasiado los secretos y me cuesta horrores guardarlos, encima con nuestra situación un tanto tirante me pareció imposible llevármelo al aeropuerto así sin decirle nada. Y si me decía que no venía en el último momento? Así que al final, se lo dije hace unos días. Su respuesta fue "y los niños?". Los niños se quedan con su tía y su madrina, las dos están avisadas y de acuerdo desde hace mucho tiempo. Así que ya no había más excusas, a pesar de eso me dijo que se lo pensaría. Finalmente, y en parte gracias a esta sorpresa que nunca a llegó a serlo, hemos arreglado un poco las cosas. Habrá separación, corta, pero lo suficiente para poner en claro ciertas cosas y enfrentar el futuro con buenas bases, no queremos seguir en el círculo vicioso de crisis y reconciliaciones, sino que queremos solucionar las cosas y construir algo duradero, con garantías.
Así que este fin de semana me voy a Viena con X. (se admiten sugerencias), vuelvo a Bruselas una noche y me vuelvo a marchar de nuevo por trabajo. Es que últimamente no paro. Pero bueno, a finales de este mes esto se acaba, así que estoy en fase de búsqueda de trabajo intensiva. Sin resultados de momento, puede que sea porque soy demasiado exigente?

domingo, 27 de septiembre de 2009

Chocolate belga

Aquí va la entrada que le había prometido a Miriam.
Bélgica no se distingue por su gastronomía, pero sí que hay algunas especialidades belgas, pocas, pero muy buenas todas. Una de ellas es el chocolate. A mí me gustaba el chocolate, sin más, pero desde que vivo en Bélgica cada vez lo aprecio más porque me di cuenta de lo que comía antes no sé si se podía llamar chocolate.
Por ejemplo, a los que digan que el chocolate blanco es una porquería les invitaría a probar un Manon de chocolate blanco de Leonidas. El chocolate negro también me sabe mil veces mejor aquí, aunque tenga mucho procentaje de cacao no sabe amargo, pero tampoco demasiado dulce. A mí me empezó a gustar el chocolate negro cuando probé las tabletas de Marcolini. Y mi preferido antes de venir aquí siempre había sido el chocolate con leche, que aquí se declina de mil formas: bombones, tabletas rellenas, todo tipo de postres de chocolate...
Hay chocolaterías por todas partes, en los supermercados hay estanterías llenas de chocolate de todos los tipos (imposible decidirse!!) y además los bombones, que aquí se llaman "pralines", son preciosos (y encima buenísimos).
Lo que es una pena es que con chocolate tan bueno, no hagan chocolate a la taza como es debido. Si pides chocolate en una cafetería te servirán una especie de Cola Cao, aunque ahora cada vez más se encuentran sitios en los que te sirven un vaso de leche caliente y un cuenco con pastillitas de chocolate que se derriten al echarlas en la leche y aunque la mezcla no es muy espesa, el gusto no está nada mal.
Hay muchísimas marcas, tipos y productos hechos con chocolate belga. Para todos los gustos y para todos los bolsillos. Para chuparse los dedos.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Cabeza de chorlito

Llevamos casi cuatro semanas de cole y todavía no ha habido un sólo día en el que Oihan no se haya olvidado algo: el jersey, la chaqueta, la cantimplora, hasta la mochila!!! Hay que tener mucho cuidado al salir del cole y preguntarle si tiene todo y aún así es más seguro comprobarlo por si las moscas.
Hoy he llegado y estaba en camisa así que hemos ido a por el jersey y el chubasquero. El chubasquero lo hemos encontrado rápido, pero para el jersey nos ha tocado dar varias vueltas por el patio, subir a su clase, mirar en los pasillos, en la mochila... Hasta que al final me he enfadado y le he dicho que si no encontraba el jersey no íbamos a casa, que me quedaría esperando una hora o dos si hacía falta. Entonces se ha acordado de que hoy ha tenido escalada y que seguramente se lo había dejado cerca del muro, le he mandado a buscarlo y ha vuelto contento con el jersey en la mano y ufff!! he respirado tranquila porque podíamos volver a casa. Entonces he cogido a Maite que andaba jugando por el patio y he visto que no tenía el jersey en la cintura. Al salir de su cole (que es el mismo de Oihan pero que está en otro edificio a unos 400 metros) me pidió que se lo pusiera en la cintura y al parecer se le debió de caer por el camino, pero me parece raro que no lo haya notado con lo que es ella que no deja pasar ni una. El caso es que el jersey era fucsia y es que entre tanto azul marino y blanco (colores del uniforme) destacaría un poco, así que he mandado a Oihan a su clase y a hacer el recorrido que habíamos hecho buscando el jersey de M. por si se le había caído por el camino. Nada, M. desesperada no paraba de llorar. Así que le he dicho que iríamos a casa, cogeríamos la bici e iríamos a buscar su jersey por el camino del cole de los grandes al de los pequeños. Hemos hecho eso y nada, así que M. ha decidido que este fin de semana tengo que comprarle un jersey, como si no tuviera más.
Para rematar el día, cuando hemos sacado las cosas de la mochila he visto que la cantimplora de O. no estaba en la mochila, le echo una mirada asesina y me dice "está en el patio". Lo mato!!! No sé qué hacer para que no se olvide las cosas cada día. Le voy a hacer una checklist que tendrá que completar ;-)
El caso es que a pesar de su cabeza de chorlito parece que en clase se concentra bien porque tiene los cuadernos llenos de comentarios positivos de los profes. Además está empezando a leer y escribir a velocidades increíbles. Aquí en Bélgica no empiezan hasta primaria, pero parece que esto va rápido. Hoy había copiado los deberes él solito, nunca le había visto escribir más que en mayúsculas y copiando palabras, nunca frases. Ya estoy impaciente por que empiece a leer aunque me temo que va a ser un devora libros y tendremos que decirle que no lea tanto.

martes, 22 de septiembre de 2009

27 km.

Es la distancia que hay entre Bilbao y Bakio, por lo tanto la he recorrido miles de veces. El domingo recorrimos la misma distancia, pero en bici. Yo que nunca he sido nada deportista estoy obligándome a dar buen ejemplo a mis hijos e intento hacer deporte con ellos siempre que puedo.
El domingo en Bruselas fue el día sin coches y aprovechamos la ocasión para dar un paseo en bici, que finalmente se alargó hasta alcanzar los 27 km. Pensábamos que Oihan no aguantaría tanto y tendríamos que coger un tranvía para volver a casa, pero no, se portó como todo un campeón y hasta iba más rápido que yo en algunas cuestas.
A pesar de que a Bélgica se le llama "le plat pays", Bruselas no es llano precisamente, hay bastantes cuestas y zonas que parecen llanas hasta que las recorres en bici.
Oihan está orgullosísimo de su hazaña y lo primero que hizo al volver a casa fue llamar a sus abuelas para contárselo, hasta nos pidió que le escribíeramos una notita a su profe que, por supuesto, también le felicitó. Ahora quiere ir en bici a todas partes. Le pregunté varias veces por la noche si no estaba cansado y cuando contestaba que sí, Maite decía que ella también. Qué morro, si a ella la llevaban en la sillita... pero creo que la enana no nos ha salido demasiado deportista, en cuanto anda un poco más de lo normal, se queja y pide que la lleven en brazos, espero que cambie para que pueda seguir el ritmo de su hermano (que pronto no podré seguir ni yo misma...)

lunes, 21 de septiembre de 2009

Overbooking

Ya estoy de vuelta, aunque casi llego con un día de retraso.
El jueves llegué al aeropuerto de Vancouver con unas ganas tremendas de volver a casa. Cuando fui a facturar me dijeron que había overbooking y me propusieron una noche de hotel por quedarme un día más. Contesté enseguida que no me interesaba. Entonces me ofrecieron además 250 libras (volaba con British Airways) y les contesté de nuevo que no, que mis hijos esperaban que al día siguiente pudiera ir a buscarles al cole. Volvieron a insistir, pero al parecer no les gustó la cara que puse así que me dijeron que esperara y al cabo de unos minutos vinieron a decirme que era mi día de suerte (sí hombre, mi billete llevaba tiempo reservado así que es su problema si hay overbooking) y que me ponían en business. Así que pude experimentar los súper asientos que se hacen cama, las copas de champán y otras tonterías por el estilo. A pesar de ser un viaje mucho más cómodo que en clase turista, creo que fue la vez que menos conseguí dormir, pero fue un viaje comodísimo, para qué negarlo.
Supongo que si me hubieran hecho la misma propuesta estando de vacaciones y con tiempo sí que habría aceptado, la oferta no estaba nada mal.
Así que el viernes llegué a mi destino. Mi reencuentro con X. no comment, creo que en ese momento pasó una corriente de aire polar, mejor olvidarlo. Pero después me dirigí al cole a buscar a los enanos. Maite me vio y salió corriendo a abrazarme dando un rodeo enorme. Cuando la tenía en brazos me preguntó "y papá?". Lo que hace la costumbre, después de que su padre fuera a buscarla durante dos semanas le extrañó verme. Luego fuimos a buscar a Oihan que vino corriendo al grito de "amaaaaaaaa". Pero después de unos besos y abrazos decidió volver a jugar con sus amigos.
Hemos pasado un buen fin de semana, mucha bici y el tiempo que estado en casa me lo he pasado recogiendo ropa, poniendo lavadoras y planchando. Gran cambio teniendo en cuenta que vengo de dos semanas de hotel... Una se acostumbra rápido a la buena vida ;-)

lunes, 14 de septiembre de 2009

O CANADA

Montañas, bosques, ríos y lagos.









miércoles, 9 de septiembre de 2009

Mi lugar en el mundo



Creo que todos tenemos nuestro lugar en el mundo. Ese sitio especial, que nos trae buenos recuerdos y al que necesitamos volver de vez en cuando. No es necesario estar físicamente allí, si no que basta con cerrar los ojos y recordar sonidos, olores, imágenes.
Mi lugar en el mundo es San Juan de Gaztelugatxe. La primera vez que subí hasta ahí arriba debía de tener unos 6 años y me sentí orgullosa de haber podido subir tantos escalones. Desde entonces he subido muchas veces y casi siempre pienso que no llegaré hasta arriba, los más de 200escalones impresionan, la verdad.





Es un lugar especial porque se ve desde la playa en la que pasé todos los veranos de mi infancia, que recuerdo como los momentos más felices. Cuando X. vino a verme por primera vez a Bilbao quedó prendado por San Juan y, cuando llegó el momento, decidimos casarnos lo más cerca que pudimos de allí, en la ermita de San Pelayo. Desde entonces vamos allí cada vez que podemos, solos, con los niños y la última vez, este verano, con unos amigos por una ruta más larga de lo habitual.
Este es mi lugar en el mundo, por su belleza, por los buenos recuerdos y porque desde allí se respira y se escucha el mar que tanto me gusta y tanto echo de menos.

Tiempo al tiempo

X. dice que aprovechará mi ausencia para reflexionar sobre nuestro futuro. Es consciente que tiene una vida que muchos querrían, pero no es feliz y no se conforma. Piensa que deberíamos separarnos por un tiempo. Yo estoy de acuerdo si es lo que él necesita, pero sinceramente pienso que a mí la separación no me ayudaría y así se lo dije, entonces cambió de opinión y dijo que ya se le ocurriría otra solución. Yo estoy segura de seguir enamorada de él, él sin embargo tiene dudas, no sabe si el amor sigue ahí ocultado por todas las circunstancias o si simplemente se fue, despareció. Va a usar estos 12 días para investigar, hurgar en el pasado e intentar encontrarlo (si es que de verdad se perdió). Espero que a mi regreso haya encontrado una respuesta y me pueda decir si el amor reapareció y si tuvo tiempo de ponerlo a punto de nuevo o si definitivamente se ha perdido y es posible encontrarlo. Yo mientras tanto he dejado la alianza en casa y se supone que tengo que dedicarme a mí, pero no puedo dejar de pensar en todo lo que dejé en Bruselas y que puede que tenga que abandonar a mi vuelta. Se puede querer demasiado?

martes, 1 de septiembre de 2009

Empieza el cole



En Bélgica el cole termina el 30 de junio y empieza el 1 de septiembre. Siempre las mismas fechas, así no hay dudas.
O. estaba algo nervioso porque hoy empieza la "grande école" (es como llaman aquí al paso de preescolar a primaria) y encima con uniforme. M. estaba triste porque ya no tendrá a su hermano en el patio para jugar.
Veremos lo que nos cuentan esta tarde...

viernes, 28 de agosto de 2009

Operación de sinusitis el 29 de octubre.
Antes tengo que pasar una nueva consulta y alguna prueba o análisis. Cuando pienso que el dolor de cabeza que tengo hoy puede ser cosas del pasado estoy contentísima, cuando pienso que tengo que entrar a un quirófano y pasar allí más de una hora, además de un par de días en el hospital me muero de miedo. Hasta octubre no lo vuelvo a pensar

Amigos

Sí, esto parece un consultorio de esos de la radio. Lo sé. Las cosas no van bien últimamente, en ningún terreno. Será que me he dejado llevar durante demasiado tiempo y no miraba a mi alrededor mientras el barco se hundía, pero en realidad no todo iba tan bien ni era tan bonito como parecía. Llevo dos años trabajando sola, encerrándome en mí misma, viendo casi exclusivamente a mi familia. Me he dado cuenta de que desde que estoy en Bélgica no he hecho ningún amigo de esos de verdad. Conozco a gente, pero casi toda por X., por los niños, tengo a la gente de la coral, ex-compañeros de trabajo, mis amigos de antes que ahora están en Bélgica, pero con nadie (fijo en Bélgica) he llegado en todo este tiempo a entablar una amistad de las que a mí me gustan y que ahora echo en falta. Lo he achacado siempre al hecho de que la gente evoluciona, tiene su vida, y piensa que nunca vas a tener tiempo para ellos. Tengo amigos, pero todos están lejos, pero una conversación telefónica o un rato hablando por MSN no es como tomar un café, mirarse a los ojos, darse un abrazo cuando uno no está bien... Me falta y ahora me pregunto si es culpa mía, de mi personalidad, de haber pensado que con X y con los niños tenía bastante, o de pensar que mis problemas no le interesan a nadie. No sé porqué será pero me siento sola y mal por no tener a quién acudir.

miércoles, 26 de agosto de 2009

SINUSITIS

Hace como ocho años empecé a tener de vez en cuando unos dolores de cabeza horribles. Consulté y después de muchas pruebas llegaron a la conclusión de que simplemente se trataba de estrés. Como por aquel entonces tenía un trabajo bastante estresante pensé que sería así, me dieron unas pastillas que iban muy bien cada vez que llegaban los dolores y todos tan contentos. Con el primer embarazo tuve que dejar de tomar las pastillas y ahí me fui dando cuenta de que la causa de los dolores no era el estrés ya que en ese momento estaba en paro y bastante tranquila. Además, mis amigos de toda la vida, cuando me volvían a ver me preguntaban siempre si estaba resfriada... me había cambiado la voz!! Resulta que lo que tenía era sinusitis. Así fueron pasando los años. Los episodios de sinusitis con dolores de cabeza, mocos e incluso fiebre se repetían cada vez más a menudo hasta que este año,tras haber tenido sinusitis una media de una vez al mes, ya me harté y fui al otorrino.
Después de varias consultas, escáners, tratamiento con corticoides y pruebas varias la conclusión es que me tienen que operar. Además de una sinusitis crónica tengo el tabique nasal desviado y varias alergias. Se trata de una operación muy sencilla (o eso dice el médico) y tengo que estar dos días ingresada y diez días de baja. Ya que me operan de la sinusitis van a aprovechar y arreglarme el tabique para que pueda respirar bien. Yo debería estar contenta porque después de muchos años voy a poder respirar por la nariz y los dolores de cabeza serán cosa del pasado, pero en lugar de eso ando muerta de miedo. Estoy tan nerviosa que casi me he comido el pulgar de la mano derecha y no puedo pensar en otra cosa. Odio los hospitales!!!
Ahora sólo me queda elegir una fecha (hasta a eso le pongo pegas porque al estar con esta incertidumbre en el trabajo no soy capaz de decidirme) y pasar el post operatorio bastante molesto para, seis semanas después, ver los resultados. Y digo yo, si para una operación tan sencilla doy tantas vueltas qué haría si tuviera realmente algo grave?

martes, 25 de agosto de 2009

VACACIONES

Pues sí, ya hemos vuelto de nuestra semana de vacaciones. Estas vacaciones fueron diferentes. Hay muchos tipos de vacaciones. En general yo estoy acostumbrada a las vacaciones en un lugar conocido, al que vuelvo cada verano, siempre rodeada de la familia y los mismos amigos. Desde los seis años mis vacaciones están ligadas a Bakio, con mis padres solíamos ir también a otro sitio, pero siempre repetíamos y eran vacaciones sencillitas, no de hotel ni de lujo. Otra opción eran las vacaciones "road movie" en las que recorríamos muchos kilómetros en poco tiempo y vistábamos muchos lugares nuevos, sin tiempo de profundizar demasiado, pero lo justo para darte ganas de visitarlos de nuevo cuando la ocasión se presentara. Con el tiempo mis vacaciones se fueron transformando y en cuanto pude opté por la opción "road movie" y así viví uno esos viajes inolvidables por la Bretaña y Normandía. Hoteles baratos de carretera y muuuuchos kilómetros en compañía de buenos amigos.
Con X. nuestras vacaciones al principio consistían siempre en visitar a la (mi) familia. También hacíamos escapadas de fin de semana para visitar sitios nuevos, siempre dándonos grandes palizas recorriendo cuanto más mejor. Viajes ideales, pero muuuy cansados. Al volver estábamos muertos de cansancio, peor que a la ida. Y cuando uno es joven, no hay problema, pero parece que la eda hace mella ;-). Hemos ido en coche a Praga, mil veces hasta España, a Suiza... Y todo prácticamente sin paradas, del tirón. Con O. todavía hacíamos viajes de esos, pero resulta que a M. no le gusta tanto el coche, así que desde que ella nació no hemos vuelto a España en coche y tampoco hemos hecho ningún viaje demasiado largo en este medio de transporte.
Este año X. tenía muchas ganas de vacaciones relajantes, playa y piscina, a mesa puesta. All in, sí, un hotel de esos con pulserita, que cuando tienes sed no tienes más que acercarte a la barra más cercana y pedir algo. Yo la verdad es que siempre he pensado que esas vacaciones no son para mí. Eso de ir a un país desconocido y pasarte todo el tiempo en el hotel... Pero he de reconocer que la experiencia no me ha disgustado. Sólo salí del hotel por unas horas para visitar un pueblo cercano. Cierto que en una semana con ganas de desconectar por completo y disfrutar al máximo de la playa, el sol (esto sólo es comprensible cuando vives en un país como Bélgica con poco sol), tampoco hay tiempo para mucho más. Además eso de hacer turimo a 42°C a la sombra tampoco me tentaba demasiado.
Hemos estado en Turquía, vacaciones para el recuerdo, que creo que se repetirán en el futuro, con más tiempo y alguna excursión (lo único que he echado de menos). Los niños han disfrutado como enanos (lo que son). M. ha aprendido a nadar con manguitos y O. ha abandonado los suyos por completo. X. ha tenido tiempo para leer y descansar y yo he tenido tiempo para pensar y pasar tiempo de calidad con todos. Ahora vuelta a la realidad con no muy buenas noticias en el campo laboral, espero retomar todo con mucho positivismo, creo que es lo que más me hace falta ahora.

viernes, 14 de agosto de 2009

bañadores OK
ropa de playa OK
chanclas OK
cremas para el sol OK
maleta OK

parece que está todo listo. Que no se me olvide nada!!!

miércoles, 12 de agosto de 2009

Ahora...

Operación reconquista.
Mi marido es muy romántico. Siempre le digo que ha visto demasiadas películas. Le encantan las sorpresas y los detallitos. Las sorpresas van desde la visita que nos hizo mientras estábamos en Bakio, a una vez que me vino a ver a Barcelona donde yo estaba trabajando, compinchado con mi jefe para darme una sorpresa por mi cumpleaños. Una vez me "secuestró" para llevarme a Etretat y allí me pidió que me casara con él. Con detallitos me refiero no a cosas materiales sino a cosas tontas como notitas, e-mails especiales, flores que me enviaba a la oficina (haciendo morir de envidia a algunas de mis compañeras y a mí de vergüenza pero también de ternura ;-) o tonterías como un trozo de mozzarella cortado en forma de corazón que descubría al abrir mi tupper con la comida del día.
Yo soy todo lo contrario. Me gustan las sorpresas pero soy de las que todo lo tienen que contar y siempre se me escapa algo. Así que me cuesta dar sorpresas y encima siempre pienso que al otro puede que no le hagan gracia o que todo va a salir mal...
El otro día hubo discusión en casa porque un domingo por la tarde, los niños cansadísimos y a mí Maite se me fue de las manos, y empezó a berrear. Ahora lo pienso y fue culpa mía porque estaba más preocupada por otras cosas que en prestarles atención a los niños que en ese momento lo necesitaban. El caso es que fue la gota que colmó el vaso y X. me dijo "Cuando volvamos de vacaciones me voy".
A mí se me cayó el mundo encima al oir eso. Cierto, no somos la pareja modelo, discutimos mucho, somos muy diferentes y hemos tenido educaciones casi opuestas me atrevería a decir. Además somos muy burros y decimos muchas cosas en caliente (o no decimos nada, muro de silencio), pero luego lo hablamos y solemos llegar a un acuerdo y a empezar de nuevo, intentando mejorar los puntos que no van. Pero esta vez hablamos y hablamos y X. me dijo que había cosas en mí que ya no aguantaba más, que no soportaba ser él el que tira del carro y que era incapaz de ser feliz así. En ese momento se me pasó por la cabeza irme yo... Yo soy feliz, con la vida que llevo, creo que es porque no necesito tanto "esa magia". Soy más de ir con los pies en la tierra porque si me subo a la nubes y me caigo luego me puedo hacer daño.
Hay dos rasgos negativos característicos de mi personalidad: mi inseguridad y mi "falta de pasión".
A mí la inseguridad no me causa ningún problema pero parece que a los demás sí. Siempre les doy mil vueltas a las cosas, ahora intento dejarme los pensamientos para mí, pero creo que eso consume gran parte de mi energía. Supongo que esa inseguridad me dificulta la toma de decisiones y soy más de dejarme llevar y sólo tomo decisiones cuando es realmente necesario y en situaciones límite. La falta de pasión, como digo yo, sí me da pena, no me gusta nada no poder transmitir mis sentimientos, no ser muy demostrativa y sobre todo no hacer cosas por vergüenza, miedo a las reacciones de los otros. Aunque creo que desde que vivo en Bélgica me importa cada vez menos lo que piensen los demás (en los demás incluyo a las personas que a mí no me importan).
El caso es que reflexionando y con la inestimable ayuda de Fran llegué a la conclusión de que tengo que reavivar el amor que está ahí, pero que si no se cuida puede morir, como la plantas, que por cierto a mi se me olvida regarlas y lo hago sólo cuando veo que están dobladas y se mueren de sed. Buena comparación por lo tanto.
Ahora tengo que intentar dejar de lado mi inseguridad para tratar de reconquistar a X. Siempre he dudado de mis posibilidades y pienso que todo lo que he conseguido en esta vida ha sido más bien cuestión de suerte. Creo que este cambio me ayudará. Usar menos energía para todas las cuestiones logísticas del hogar y el cuidado de los enanos y utilizar parte de esa energía en conquistar a mi maridito y en demostrar a todo el mundo lo feliz que soy y tratar de que mi alegría sea contagiosa. Aunque de nuevo, fui yo la que le conquisté, cómo lo hice? Qué difícil es cambiar la forma de ver las cosas!!!
Pero nos vamos a finales de esta semana y espero que las vacaciones nos ayuden a ver las cosas de otro modo.

lunes, 10 de agosto de 2009

Y ahora qué?

Es triste darse cuenta de que una es feliz con su vida: tiene una familia maravillosa, un trabajo, una casa (del banco, pero bueno), amigos (aunque la mayoría estén lejos) y disfruta de las pequeñas cosas pero no es capaz de hacer felices a los que le rodean, contagiarles su felicidad. Y ellos viven tristes por no tener la vida que habían soñado y una no es capaz de darles lo que esperan, porque no sabe adivinar lo que les pasa por la cabeza, porque no sabe leer entre líneas, porque no puede darles lo que necesitan para ver las cosas de otra manera. Y entonces la historia se acaba, viene el muro de silencio. Las palabras sólo sirven para empeorar la situación y parece que no hay salida. Yo que siempre pensé que el amor todo lo puede y que mientras hay amor hay esperanza... Parece que eso pasa en las películas, pero en la vida real hace falta algo más. Seré egoísta, de fácil conformar, poco luchadora, poco demostrativa, todavía con corazón de niña? No lo sé, pero estoy tan triste que ni las lágrimas me salen y no tengo fuerzas para hacer nada a pesar de qué no sé qué nos deparará el futuro. Son ya demasiadas veces y alguna vez tendrá que ser la última. O es así como van las cosas? Un círculo que se repite toda la vida sin parar?

miércoles, 29 de julio de 2009

Pantallas

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre la tele, pero creo que voy a ampliar un poco el tema. Creo que O. es teleadicto. Desde pequeñito le encanta la tele. Cuando O. tenía un año más o menos X. y yo estábamos viendo una peli de Pixar, creo que fue "Monstruos S.A." y O. se quedó mirando a la pantalla fíjamente, muy quieto. Creo que fue ahí cuando me di cuenta de que O. se metamorfosea en presencia de la tele. Pero no sólo de la tele, cualquier tipo de pantalla le vale, le da igual que sea una consola, la tele, la pantalla de un ordenador o hasta un GPS. Con una cosita cuadrada con imágenes delante no hay más O., se calla, deja la vista perdida y... hasta que no apagas el aparatito en cuestión no hay más niño. No os podéis imaginar lo que pasa si entra en una de estas tiendas de electrodomésticos con decenas de pantallas planas por todas partes. Un auténtico show, parece que se queda tonto.
Menos mal que en casa no vemos casi la tele. Tenemos tele sí, pero se puede pasar sin encenderse muchos días. Los peques tienen muchos DVDs, sobre todo en español, para practicar, pero se los ponemos en contadas ocasiones. En principio ellos sólo ven la tele los miércoles (día especial para los niños en Bélgica porque sólo hay cole por la mañana) y los fines de semana y sólo si lo piden expresamente, y por un ratito. Nunca vemos la tele mientras comemos y creo que casi nunca han visto la tele al levantarse por la mañana. Tengo comprobado que cuando O. ve la tele más de lo habitual la pide todavía más y le cuesta más apagarla.
De pequeña yo misma era como él. Vivía pegada a la tele. Llegaba a casa y tenía que encender la tele, no importaba lo que dieran. No concebía eso de estar en casa sin la tele puesta. Por eso entiendo lo que puede sentir. Pero no quiero que él sea como yo, dependiente de un aparatito, que cuando no está encendido o cuando no dan los programas que nos apetecen diga que se aburre. A veces si insiste mucho le pongo algún dibujo animado en youtube, suelen ser cosas que yo veía de pequeña, así se las comento, le cuento algo, le canto alguna canción. Por lo menos no es sólo ver la tele y quedarse mirando solo atontado y además suele ser más corto.
Ayer estuvimos con una amiga de M., que afortunadamente pasa mucho de la tele, de momento no le gusta demasiado. Sólo es capaz de ver "La casa de Mickey" 15 minutos o un episodio de Pocoyó, luego se aburre y pide jugar, resulta que esta amiguita tiene 3 años pero le han regalado una Nintendo DS. O. por supuesto la miraba con cara de admiración. Luego, se acercó sospechosamente a mí a "hacerme un cariño", como suele decir él y me preguntó "cuántos años tiene Sarah?" yo, sorprendida por la pregunta, le contesté que tres, entonces él me dijo "Sarah tiene 3 años y tiene una DS, yo tengo 6 y no tengo...". Le expliqué que no todos tenemos que tener las mismas cosas, que a mí no me parecía bien lo de que los niños se pasaran horas delante de la pantallita... pero no pareció quedarse muy convencido.
En casa tenemos una Wii y solemos jugar todos juntos, bueno M. se limita a animar y a gritar "Strike!!!" o "allez amatxu/ Oihan / papa". Eso no me parece mal porque se que a O. le encanta y así podemos pasar un rato los cuatro (normalmente andamos por grupitos, difícil reunir todos los gustos) en casa haciendo algo. Como mucho 15 minutos, nada más. Pero, de momento, estoy en contra de las consolas individuales porque me parece los niños se encierran en su mundo y hay tantas cosas que hacer ahí fuera... Supongo que dentro de un tiempo O. tendrá su DS, pero le racionaremos su uso.
En casa de mis padres hay una tele en cada habitación y una en la cocina y la tele siempre está puesta. Por supuesto O. aprovechó para ver todo lo que quiso y más (no siempre lo más apropiado para su edad) y aunque a veces intentaba desviar su atención con otras cosas, no siempre funcionaba. Así que vió más tele de la que necesita y creo que ahora tiene que desintoxicarse. Mi madre me dice que lo del ordenador es lo mismo, que tantas horas frente al ordenador no son buenas, pero lo cierto es que yo lo uso de vía de escape, mientras trabajo (sola) unos minutitos de descanso. Y yo soy mayor y sé cuándo tengo que alejarme del ordenador porque paso demasiado tiempo frente a él. O., no, él se pasaría la vida delante de la tele si pudiera. No es fácil para él que le nieguen cosas que muchos de sus amigos tienen, y eso que tiene sólo 6 años. Lo que nos queda....

viernes, 24 de julio de 2009

La sorpresa de las vacaciones



X., fiel a su gusto por las sorpresas vino a Bakio sin avisar.
Un día quedé con unos amigos para cenar. Me extrañó que mi madre no me pusiera ninguna pega para quedarse con los peques (normalmente siempre busca alguna excusa), pero no me hice más preguntas y me fui a Bilbao en su coche. Al llegar allí me pareció raro que fuéramos a tomar algo antes de cenar a pesar de haber quedado a las 10, pero estaba de vacaciones y yo de vacaciones no me me hago demasiadas preguntas, todo me parece normal. Estábamos decidiendo lo que pedíamos y veía que se alargaba la cosa, pero de nuevo, pensé que simplemente se trataba de indecisión por parte de mis amigos. De repente el marido de mi amiga me dice "Por qué no pedimos al camarero que tienes detrás qué nos aconseje?". Me di la vuelta y ahí estaba X. Él está convencido de que yo sabía que venía, mi cara de sorpresa no debió de ser exagerada, pero realmente no me esperaba en absoluto que viniera. Esa misma mañana O. me decía "igual viene papá a hacernos una sorpresa" (hacer y no dar porque por supuesto calca todas las expresiones del francés) y yo le dije "no, tiene mucho trabajo, este año no viene". Así que tuvimos a X. con nosotros durante casi una semana. Además hizo un tiempo buenísimo y disfrutamos de la playa y de la compañía de mis amigos.
Pero se acabó lo que se daba y ya estamos de vuelta en Bruselas y yo he trabajado ya hoy. Vuelta a la rutina, un poco tristes, pero como dice O. "el año que viene volvemos".

martes, 14 de julio de 2009

Así andamos





Playa, sol (y cuando no hay, se nos ocurren otros planes), amigos, descanso.

M con un intensivo de español, cada vez dice más cositas. O ya hecho un hombrecito, cada vez más independiente. Y yo echando de menos a X, pero disfrutando de la buena compañia y del sol.

domingo, 5 de julio de 2009

La sorpresa



Aprovechando que hacía un tiempo buenísimo (poco habitual por estos lares) y que tenemos jardín decidimos alquilar un castillo hinchable para la fiesta de cumpleaños de Oihan. Sí, una locura, pero mereció la pena. Oihan parecía un canguro, todo el día saltando.




Cuando vinieron a montarlo subí a la habitación de O. con los niños y cuando bajamos estaba listo. X. tapó los ojos de niños y cuando O. lo vió dijo "un chateau gonflable!!!" pero no se atrevía a ir a probarlo.
La fiesta de cumpleaños fue un auténtico éxito. Todos se divirtieron de lo lindo, sobre todo el papá ;-) Estuvimos en el parque, jugamos en el castillo y comimos tarta. Después terminamos el día con una barbacoa.
Todo un éxito.



Y compramos cámara nueva (la otra definitivamente no se podía arreglar) para inmortalizar el momento.

viernes, 3 de julio de 2009

6 años


Mi niño se hace grande. A veces cuando lo miro me sorprende lo enorme que está. Lo miro y me veo en él, creo que se parece bastante a mí. Me lo comería a besos y él encantado porque le encantan los cariños, como dice él. No sé cuánto durará esto, así que voy a aprovechar.
Nació un 4 de julio y es más guapo que Tom Cruise ;-)
Zorionak Oihan!!! Este año con muchas celebraciones, el día 4 con sus amiguitos y con su padrino, el 5 con la familia en Bruselas y la semana siguiente ya en Bakio con su tata Nerea (que cumple el 14). Y él que se quejaba que al cumplir en verano no lo podía celebrar... Incluso llevó un pastel el último día de clase para celebrarlo con sus compañeros de clase. Y de regalo una sorpresa muy grande...

Gracias, gracias





No me llega el tiempo, pero no puedo irme de vacaciones sin dar las gracias a Laia y a Coro por los premios que me dieron hace unas semanas.
Pirmero Laia me concendió los premios Mamá fuera de serie y Butterfly. Y yo pensé que me libraba de tener que escribir un texto conteniendo una serie de palabras (las que aparecen en negrita más abajo), pero no... Coro también fue muy generosa conmigo y me concedió el premio "Blog femenino e inteligente".



En general no me gusta nada eso de las cadenas, tener que repartir premios... Pero me siento muy halagada de que os acordéis de mí y me déis premios. No pediré a nadie que siga la cadena, pero si que voy a nombrar a algunos de los blogs que sigo habitualmente.

Ahora los blogs ya forman parte de mi vida, casi todos los días entro en "vuestras casas" y aprendo algo más sobre vosotros, sobre vuestros países (propios o adoptivos), sobre vuestros gustos. En un blog podemos hablar de todo y de nada, sobre las costumbres, sobre cine, amor y literatura, de todo y de nada. Pero lo más importantes, es que siento a todos tan cercanos, sin ni siquiera conocernos. Es increíble. Pronto salgo de viaje, espero poder leer blogs de vez en cuando. Todavía me sorprende (y me encanta) cuando recibo comentarios sobre mis entradas, pero parece que sí que hay gente que me lee, lo que más me sorprende es que ahora tengo lectores de ambos sexos, al principio pensaba que me quedaría simplemente con lectoras (aunque eso ya me sorprendía), pero parece que algunos chicos se atreven a leerme.

Entre las mamás a las que les daría el premio voy a citar a: Laia, Françoise, Marian, Elenilla, Paula, Lina, Macarena, Bogotown, Greencolorss, Mamasita, Carmen, Miskah, Angélica.


Para el blog femenino e inteligente nombraré a mujeres que no son mamás, para no repetir nombres: Miriam, Edurne, Ana, Petite, Charlotte, Erika, Zalet.

los dos primeros premios, se conceden se reciben sin más, pero el tercero (blog femenino e inteligente) tiene tarea y además de recibirlo y concederlo a 6 personas, hay que escribir un pequeño texto que contenga las 6 palabras siguientes: vida, amor, literatura, sexo, viaje, cine.

Así ya tenéis una idea de los blogs que sigo, no están todos, pero es una buena muestra.

Sé que no sigo bien la cadena, pero a quién le apetezca la puede seguir y sobre todo yo no quería irme sin daros las gracias por acordaros de mí Laia y Coro. Soy un desastre lo sé, pero me gusta siempre dar las gracias.

Y ya estamos en la recta final de antes de las vacaciones, este fin de semana a homenajear al cumpleañero.

lunes, 29 de junio de 2009

Ha llegado el verano y estamos muy contentos


Hemos pasado un fin de semana genial con las visitas, de turistas totales por Gante (redescubrí la ciudad, el sol le da un aire completamente diferente) y Bruselas y aprendiendo inglés ;-) de primera mano.
Parece que esta semana las temperaturas van a superar los 30°C, algo increíble en Bélgica. Así que vamos a aprovechar al máximo, a pesar del trabajo. Mañana se acaba el cole, hoy hemos tenido el desayuno de despedida. Se presenta una semana movidita, con celebraciones de cumple incluidas. Habrá que sacar un rato para preparar la maleta porque nos vamos a la playa la semana que viene...

miércoles, 24 de junio de 2009

Verano con niños

Es complicado organizar el verano cuando los dos padres trabajan fuera de casa. Y eso que yo no me puedo quejar, este año me voy a tomar casi cuatro semanas de vacaciones y eso de menos que me toca planificar. En el trabajo me encargo de la logística de ferias, seminarios... así que estoy acostumbrada a preparar "eventos". Pero organizar las acividades de este verano no ha sido fácil. En mi época a todos los niños les "cuidaba" en verano alguien de la familia, los abuelos, alguna tía... Y ya siendo algo mayores nos íbamos una o dos semanas de campamento por ejemplo. Yo aquí no tengo esa opción, todos trabajamos y aunque quisiéramos tomarnos vacaciones no podríamos, son más de ocho semanas las que hay que ocupar y además no es divertido ir cogiendo vacaciones por turnos. Y me parece que los enanos son todavía pequeños para mandarlos a un campamento, nos toca esperar un par de añitos por lo menos.
Así que la opción que tenemos aquí son los "stages", que son como campamentos de día. Los stages son temáticos y los hay de casi todo. Yo intento elegirlos de acuerdo con los intereses de mis hijos. A O. le encanta el deporte, así que y aprovechamos las vacaciones para descubrir nuevos deportes o profundizar en algunos que ya conoce y que parece que le gustan. Este verano toca volley-ball, baloncesto, tenis, ciclismo y natación. En general por la mañana y parte de la tarde practican el deporte del stage y luego tienen tiempo libre, si el tiempo lo permite van a un parque y si no, en el polideportivo organizan juegos... Vuelven agotados, pero O. está encantado, este año es la primera vez que hace stages y tiene ya ganas de hacer alguno nuevo. Además, para variar, le he apuntado a un stage sobre África, les enseñarán a tocar el djembe, bailes africanos y descubrirán cosas sobre el continente. Este stage no le hace tanta ilusión, pero va con su primo que es un enamorado de los ritmos africanos y la percusión. Yo creo que se lo pasará bien.
Lo de M. estuvo más complicado porque no sé yo si los deportes se le dan muy bien así que empezaremos por psicomotricidad y tenis con O. El resto del tiempo va a hacer un stage para muy peques en el que hacen un poco de todo, desde manualidades hasta cocinar y hacen una excursión de acuerdo con el tema. Parece que tiene ganas también, conoce el sitio porque su hermano solía hacer stages alli cuando era más pequeño.
Para elegir stages que no estuvieran demasiado alejados el uno del otro y un stage que pudieran hacer los dos juntos no ha sido fácil. Otro problema es el precio, si empiezas a sumar las semanas de uno y del otro... pues quizás podríamos habernos ido de vacaciones a algún lado, pero claro, nos faltan días.
Y el resto del tiempo lo pasaremos en casa de mis padres, bien!!! playa!!! y una semanita los cuatro descansando tranquilamente en un hotel, que es lo que X. necesita, ha trabajado muuuucho este año y ha tenido pocas vacaciones.
Vosotros qué hacéis con los niños todo el verano?

lunes, 22 de junio de 2009



El tiempo en Bilbao



El tiempo en Bruselas

Veis alguna diferencia? Obviamente, la temperatura, pero si nos fijamos bien en la hora de la salida y puesta del sol... vemos que en Bruselas amanece a las 5:30!!! Esto unido al hecho de que aquí las persianas no son muy habituales hace que hoy casi tenga que ponerme palillos en lo ojos para no quedarme dormida.

jueves, 18 de junio de 2009

Je joue à la maman



Es el juego favorito de Maite por el momento. Prepara el capazo con sus bebés y se lo echa a la espalda. Coge un bolso y todas las mochilas y maletines que encuentra en su camino y dice "Je vais travailler à le Canada". Parece que mis viajes han dejado huella en ella. Así cargada se va a una esquina del salón tranquila y se dedica a meter y sacar cosas de los bolsos, a cambiar los pañales a sus bebés, peinar a los que ya tienen pelo... Y está entretenida un buen rato.
La parte no tan divertida de este juego para mí es que algunas veces fisga en mi bolso y se apropia de alguna cosa que le interesa, normalmente suelen ser las llaves. El primer día que lo hizo me volví loca buscándolas hasta que se me ocurrió preguntar a los niños y O. Me dijo que había visto a M. jugando con ellas. Se las había metido en un bolsillo del jersey y X. lo había echado al cesto de la ropa sucia. Ahora ya tengo más cuidado y cuando no encuentro las llaves lo primero que hago es preguntar a M., si me mira con una sonrisa ya sé que tengo que buscar en uno de sus bolsos.
Por lo demás mi peque se está haciendo mayor, ya habla muchísimo aunque todavía con muchos fallos. En español no dice casi nada, pero todo llegará. De momento le hace muchísima gracia decir "Viva España". Todo vino del día en que en la "Euroferia" (una pseudo feria andaluza que organizan todos los años en Bruselas) les dieron a los enanos unas banderitas españolas y O. empezó a gritar "Viva España" y el lorito repitió y le gustó. De eso hace ya dos semanas y seguimos con la cantinela en los momentos más inesperados, a veces no sé dónde meterme. Yo noto que va repitiendo más palabras en español y hay algunas que sólo dice en español como ayer que le dijo a su papá "j'ai un hilo dans la chaussure" o "tirita" o "patito feo" de los libros que le leo antes de dormirse. Creo que este verano se soltará y con un poco de suerte conseguiré que me hable en español como suele hacer su hermano.
Otra cosa que me hace gracia es que cuando le dices que sonría pone una sonrisa de dar miedo. Es culpa del fotógrafo del cole que le pidió que sonriera y como a ella no le daba la gana, le dijo "enseña los dientes" y así se le quedó la sonrisa de "Psicosis" que cuando la pone me da la impresión de que va a sacar un cuchillo.



M. es una niña de costumbres y ahora le está costando adaptarse a la nueva estación. Cuando le ponía faldas sin leotardos me decía "Ama tu as oublié le satalon" (Se te ha olvidado el pantalón. No sabía decir pantalón y lo llamaba satalon) o me decía que me olvidaba los calcetines o el abrigo. Parece que ahora se va acostumbrando.
Mi pequeñita se está haciendo mayor aunque sigue siendo chiquitita.


Una foto con su mumi (mi amatxu)