lunes, 23 de agosto de 2010

10 años

Pronto se cumplirán 10 años desde que me fui de aquí con lágrimas en los ojos por todo lo que dejaba aquí y con ganas de comenzar una nueva vida allí.
Ahora miro hacia atrás y estoy muy orgullosa de todo lo que hemos construido en estos diez años. A veces echo mucho menos las cosas de aquí, pero llevo unos años en los que paso un par de semanas aquí, rodeada de amigos y veo que mis hijos reviven todo lo que yo viví en mi infancia. Las cosas han cambiado mucho, pero aquí pueden salir a la calle a diario y jugar todos los días con los mismos amigos, disfrutar de la playa siempre que el tiempo lo permite y si no, siempre hay manera de inventarse un juego (este año fue una venta de chapas improvisada y un torneo de futbito). O. incluso puede bajar solo y disfrutar de su independencia, si hay algún problema sólo tiene que dar un grito y seguro que sus abuelos o yo nos asomaremos al balcón para ver qué pasa, y si no le oímos algún vecino o amigo estará ahí para ayudarle. Esto que parece tan obvio, no lo es tanto en Bruselas porque allí cada uno va a lo suyo y no se suelen preocupar por los demás (o "meterse en la vida de los demás", todo tiene su lado bueno y malo, claro).
Estas semanas en Bakio me sirven para recargar las pilas para el resto del año. Hablo tanto con mis amigos que me quedo afónica, voy a la playa siempre que puedo e intento moverme lo menos posible de aquí. Consiento a los niños tratando de evitar que se desmadren. Les cuento cosas de mi infancia y les enseño mis sitios. Aprovecho y como muchas cosas buenas. Siempre me dejo cosas en el tintero, pero sé (o espero) que el año que viene volveremos y podremos hacer cosas nuevas, o lo mismo de siempre porque aquí cambia el paisaje, pero lo esencial sigue ahí, igual que hace 10 años, ó 20 ó 30.

7 comentarios:

coro dijo...

Claro que sí, recarga pilas en esa maravillosa tierra!!!

Killa dijo...

Para eso es el verano, para aprovechar a hacer cosas que no haces durante el año.
Disfrútalo al máximo.

Mariana dijo...

Que lindo poder compratir asi, tu lugar, tu familia, tu playa con los chicos... que sepan que ese lugar tambien es de ellos. Y efectivamente no hay como poder estar en un lugar adonde una no esta sola siendo madre, sino que hay gente dando una mano con los hijos!
Que disfrutes!

Simplemente yo dijo...

Enhorabuena por esos 10 años y que sigas siendo tan feliz y sobretodo pudiendo disfrutar de esas vacaciones en nuesro precioso país.

besitos

M@rt@ dijo...

Hola e descubierto tu blog hoy y me gusta mucho,ya me e hecho seguidora y espero apartir de ahora ponerme al dia con tu blog,yo tengo dos niños el mayor de la misma edad que Maite los puedes conocer en mi blog,y otra cosa menudo susto con lo del diente no?

Edurne dijo...

Hara ba... hurrengo hamarkadaren bila ba!

ZORIONAK!

Muxutxuak!

Françoise dijo...

tal cual.... lo escencial siempre estara querida!