martes, 21 de abril de 2009

Pantalones y coletas

Tengo un hijo que es un destrozón. Desde que empezó al cole no ha parado de romper pantalones. El año pasado creo que rompió catorce en nueve meses. Siempre los rompe en la rodilla izquierda. Al principio intentaba arreglarlos con petachos térmicos, de esos que se pegan con la plancha, pero ni eso funcionaba. El primer día le hacían mucha gracia y se los enseñaba a todo el mundo orgulloso, después empezaba a tocárselos y acababa arancándoselos, así que desistí. Después se los daba a mi suegra que los cortaba y hacía pantalones cortos con los que no tenían bolsillos o pliegues raros. Resultado: O. tiene más pantalones cortos que largos, él encantado y yo tb porque esos pantalones suelen quedar por encima de la rodilla así que cuando se tira al suelo no rompé el pantalón sino que directamente se hace daño en la rodilla, igual así se da cuenta de que no se puede tirar al suelo con todas sus fuerzas? (ja! ni eso funciona, tiene las rodillas ya con callos de tanto golpe)
Este año la cosa ha empeorado porque hay un par de pantalones que no le han durado ni una semana. Se los ha puesto un par de veces y ya, rotos. Esos mi suegra se los ha arreglado con petachos y remendones "a la antigua", cosidos. Se los pongo para el cole porque ya estoy harta de comprar pantalones. Ayer, comprobé con sorpresa que uno de los pantalones remendados y con petacho vaquero bien gordo también tenía un agujero en la rodilla derecha. Espero que esto no sea un cambio en el patrón de destrozo porque lo de los agujeros en la rodilla izquierda ya lo estaba asumiendo, pero lo de la derecha me va a costar.
El año que viene O. llevará uniforme (simplemente hay que respetar colores, no es un uniforme determinado) y necesito pantalones de color azul marino. Ya estoy constituyendo una reserva porque veo que me quedo sin pantalones a mitad de curso y no es tan fácil encontrar pantalones azules así de repente, o si los encuentras son bastante caros y para que los rompa en un par de dias no merece la pena. X. me mira raro porque dice que todavía falta mucho para septiembre, yo prefiero ser previsora.
Hablando de pantalones he recordado que ninguno de mis hijos de pequeño ha sido capaz de pronunciar correctamente la palabra pantalón. O. decía "patona" y M. "satalón". Otra palabra que no les salía a ninguno de los dos era pijama. O. siempre decía "minama" y M. "petitjama" (a la francesa). Es curioso como deforman las palabras, cada uno a su manera.
Ahora me toca hablar de la coletas. M. todavía no rompe los pantalones, pero odia las cosas del pelo: ganchos, gomas, diademas, cintas... No las soporta. Así que todas las mañanas paso el rato haciéndole coletas, poniéndole ganchos y cuando voy a buscarla al cole M. me saluda con sus pelos de bruja y ni rastro de de nada en la cabeza. Menos mal que esos accesorios no son caros porque todos los días pierde dos gomas o dos ganchos. Yo le cortaría el pelo, le pondría flequillo o algo así para que no tuviera siempre el pelo en los ojos, pero el padre se niega así que... sigo insistiendo todas las mañanas, sin éxito.
Ayer volvieron los enanos al cole, muy contentos, parece que tenían ganas de que se acabaran las vacaciones. La semana pasada estuvieron cuatro días en casa de la madre de X. Fue una sensación extraña eso de salir del trabajo y poder ir a dar un paseo tranquilamente sin mirar al reloj para ir a buscar a los niños, poder llegar a casa y no tener que preocuparse por hacer la cena o darse prisa para dar los baños no demasiado tarde, no tener que planificar quién va hoy al gimnasio para que los peques no se queden solos y saber que podíamos ir al cine sin llamar a una canguro o quedar con unos amigos el mismo día, sin planificarlo con una semana de antelación. Los echamos de menos, pero no me importaría repetir la experiencia algo más a menudo (es la primera vez que se van los dos a la vez más de un día)

13 comentarios:

eMe.Hå. dijo...

y ponerles los parches por dentro? he visto niños con pantalones en que le ponen el refuerzo por dentro en las rodillas, y por fuera se ve un hilo de otro color del pantalon, por ejemplo si el pantalón es café, el hilo es amarillo. Se ven bonitos, creo.

Respecto al pelo... un dia va a llegar con un corte hecho por si misma, cuando le moleste :P jajaja eso hacia yo, me cortaba la chasquilla sola. Yo aún no le he cortado el pelo a mi hijo, desde que nacio, pero como lo tiene rizado no le molesta, los que me molestan son los demás que dicen que se lo tengo que cortar!

que bueno que tuviste unos dias para ti =)

un abrazo

Françoise dijo...

jajaja no puedo creertelo! 2 dias!!! me imagino a O. en pleno invierno con todos sus pantalones cortos!! jaja, no pero en serio yo tambien me preocuparia, es que la situacion no esta para comprar pantalones todos los dias! y me asombra que ni siquiera con sus rodillas lastimandas, deje de romper tantos!!
Me mori de risa con eso de los pelos de bruja! pobre chiquita me la imagino saliendo de su cole con los pelos desordenados! y dejala que disfrute despues se volvera esclava del secador y la plancha para el pelo! jajaja
Debe ser bien extrana esa sensacion de salir del trabajo y no correr a casa, no? la vida cambia tanto qe hasta pequenos detalles se vuelven claves en la cotidianeidad... ajjj pero que delicia, que envidia!!! unos diitas asi no le caen mal a nadie!!! desde que ellos esten bien y se diviertan, el resto es felicidad!
Un beso!

NuriBadilla dijo...

Ay me mataste de risa con estar haciendo la compra de pantalones.
Te imagino en una tienda diciendo "si debe tres de esos pantalones que se probó mi hijo"
Creo que la idea de Macarena es buena, pero igual quizá los rompe. Y ponerles el parche por fuera antes de que los rompa? Digo algo que finja ser decorativo?
Tus hijos tiene manías de comerselos! me matan de risa!

Killa dijo...

Conejos en la autopista?? Madre mia!!! ya duraron mucho??
No habia leido tu contestación, es que los comentarios de los post no suelo leer.
Curioso tu hijo rompiendo tanto los pantalones, gastaras medio sueldo en ellos jejee, mi madre suele contar que yo destrozaba los zapatos.
Y lo del pelo de tu hija... es mas normal de lo crees, a mi no me gustaban, ni me gustan, mucho ese tipo de cosas pero era tan bueno que no me las quitaba. Mi prima pequeña que va a cumplir 2 años ahora los odia, no aguanta ni un rato con ellos y grita y llora hasta que se los quitas. Cada niño es un mundo...

Saludosss

Charlotte Harris dijo...

Yo tambien una buena destrozona, cuando era chica, aunque claro, una aficionada, visto lo visto, respecto a tu hijo :D

coro dijo...

Nosotros le llamábamos rodilleras y coderas a los parches y estaban a la orden del día en nuestros colegios, en el de mis hermanos y primos, y en el de las chicas. Eran muy prácticas las madres, la mía me llevaba con el "pelo casco" o "taza"... quizás por eso ahora me encanta la melena! Mira que bien, me has traído viejos recuerdos...

Edurne dijo...

Me encantan estas aventuras... jajajaja!
Tú, paciencia, muuucha paciencia!
Lo de Maite me ha recordado a mí. Yo era igual, ama siempre se desesperaba con mis coletas, mis ganchitos, y yo salía siempre del cole hecha un auténtico desastre y encima con los leotardos totalmente revueltos, imposibles de subir! Y sigo así, jajajaja!
Muxus!

Anónimo dijo...

compra tela mullida para hacer edredones y vas recortando cuadraditos para hacerle las rodilleras y además se las coses por dentro, teienen que ser infalible, igual parece Astraco....

LACO

Marian dijo...

los ninios y la ropa. Que manera de comprar ropa. HAce dos semanas tuve que salir a comprar casi todo un guardarropas nuevo par ael hijo proque le queda todo chico. POr supuesto pase por Hema y ese estilo de negocios porque Sebastian tambien rompe todo y me canse de andar remendando o sufriendo por los precios y las roturas. Todo un presupuesto!
A mi me gustaria que los chicos aca tengan tambien uniforme... hace las cosas mas simples en tantos niveles!

Y pensar que yo quiero tener una nena solo para poder ponerle cosas en el pelo! jajaaja

Ainhoa dijo...

Macarena, gracias por el consejo, lo malo es que yo de coser...
M. todavía no se ha cortado el pelo, pero O. sí, así que sólo es cuestión de esperar. Pero a ella parece que no le molesta. A M. le cortamos el pelo por primera vez con casi dos años, sin embargo su hno tenía una melena ya con 11 meses que era imposible seguir así.
Fran, no, los cortos cuando hace más calorcito, pero podría intentarlo en invierno a ver si escarmienta ;-) Sí, genial eso de estar sin niños unos pocos días.
Nuri, yo tiro de rebajas y no le compro tres veces el mismo pantalón, pero ya los ha tenido iguales de diferentes colores.
Manías divertidas viéndolo desde fuera, pero a mí no siempre me hace tanta gracia.
Killa, ahí estaban los conejos, no se movían de la hierba de la mediana. Aquí también destrozan zapatos y encima los dos. menos mal que las abuelas les regalan mucha ropa. Parece que M. no es la única que se arranca los ganchos entonces.
Charlotte, no es difícil ser menos destrozón que O.
Coro, yo creo que antes la ropa era mucho más cara y se cuidaba más. Yo tb tenía el pelo cortado a lo taza como hasta los ocho años, por eso no quiero lo mismo para M. Pero es cierto, antes un remiendo, corte de pelo práctico y a correr.
Edurne, si yo paciencia ya tengo, pero a veces no veas como me fastidian los agujeritos y los pelos de bruja.
jajaja Lako, igual hasta le gusta el traje de astronauta y sigue rompiendo para que le ponga más.
Marian, yo tiro de Hema y ese tipo de tiendas cuando no hay más remedio. Si no, rebajas a mil. Aquí hacen las rebajas de invierno y verano y dos rebajas de mitad de temporada. Así que cuando hay rebajas voy a buscar los pantalones más rebajados y los compro todos, de la talla que usa en el momento y una talla más para el año siguiente. También conozco un par de sitios donde venden ropa de otras temporadas más baratas. Y así voy tirando. Yo diría que el 80% de la ropa de mis hijos es comprada en rebajas (y si puede ser al -70% mejor) y el resto son casi todo regalos o cosas que no tenía en mi reserva.

Laia dijo...

Ainhoa primero feliz cumpleaños!! q gusto estar sin niños unos días auqnue al final los echamos de menos.
Me imagino la tortura con O. y los pantalones debe ser desesperante.

M. y su pelo...pues ya tendrá tiempo de ponerse coletas y orquillas pero no le cortes el pelo!!! yo aun le echo a mi madre en cara aquella época que llevaba el pelo corto como un niño.

Besos

Elenilla dijo...

Como te entiendo amiga! Laura es imposible con lo de las coletas. No se deja ni meter el peine y monta un jaleo porque dice que le doy tirones. Un día me vino y me dijo (ya con 4 años): "mamá, quiero que me hagas trensas como mi amiga Coral" y de vez en cuando me hace peticiones desde entonces. Paciencia, todo llega.

Lo de destrozón no puedo decirte porque a Miguel se le quedan todos los pantalones pesqueros en un par de meses y deja toda la ropa nueva.

Besos

dragonfly dijo...

Bufff

Me recuerda a una época loca que tuve de pequeño en la que me empeñaba en imitar a Oliver y Benji y me tiraba por el suelo a lo bestia, creo que algún pantalón murió de esa manera ...

El pelo: yo lo llevo lo más corto posible sin parecer un Skin, pero vamos, que eso a una nena no le queda demasiado bien

besitos y ánimo