miércoles, 12 de agosto de 2009

Ahora...

Operación reconquista.
Mi marido es muy romántico. Siempre le digo que ha visto demasiadas películas. Le encantan las sorpresas y los detallitos. Las sorpresas van desde la visita que nos hizo mientras estábamos en Bakio, a una vez que me vino a ver a Barcelona donde yo estaba trabajando, compinchado con mi jefe para darme una sorpresa por mi cumpleaños. Una vez me "secuestró" para llevarme a Etretat y allí me pidió que me casara con él. Con detallitos me refiero no a cosas materiales sino a cosas tontas como notitas, e-mails especiales, flores que me enviaba a la oficina (haciendo morir de envidia a algunas de mis compañeras y a mí de vergüenza pero también de ternura ;-) o tonterías como un trozo de mozzarella cortado en forma de corazón que descubría al abrir mi tupper con la comida del día.
Yo soy todo lo contrario. Me gustan las sorpresas pero soy de las que todo lo tienen que contar y siempre se me escapa algo. Así que me cuesta dar sorpresas y encima siempre pienso que al otro puede que no le hagan gracia o que todo va a salir mal...
El otro día hubo discusión en casa porque un domingo por la tarde, los niños cansadísimos y a mí Maite se me fue de las manos, y empezó a berrear. Ahora lo pienso y fue culpa mía porque estaba más preocupada por otras cosas que en prestarles atención a los niños que en ese momento lo necesitaban. El caso es que fue la gota que colmó el vaso y X. me dijo "Cuando volvamos de vacaciones me voy".
A mí se me cayó el mundo encima al oir eso. Cierto, no somos la pareja modelo, discutimos mucho, somos muy diferentes y hemos tenido educaciones casi opuestas me atrevería a decir. Además somos muy burros y decimos muchas cosas en caliente (o no decimos nada, muro de silencio), pero luego lo hablamos y solemos llegar a un acuerdo y a empezar de nuevo, intentando mejorar los puntos que no van. Pero esta vez hablamos y hablamos y X. me dijo que había cosas en mí que ya no aguantaba más, que no soportaba ser él el que tira del carro y que era incapaz de ser feliz así. En ese momento se me pasó por la cabeza irme yo... Yo soy feliz, con la vida que llevo, creo que es porque no necesito tanto "esa magia". Soy más de ir con los pies en la tierra porque si me subo a la nubes y me caigo luego me puedo hacer daño.
Hay dos rasgos negativos característicos de mi personalidad: mi inseguridad y mi "falta de pasión".
A mí la inseguridad no me causa ningún problema pero parece que a los demás sí. Siempre les doy mil vueltas a las cosas, ahora intento dejarme los pensamientos para mí, pero creo que eso consume gran parte de mi energía. Supongo que esa inseguridad me dificulta la toma de decisiones y soy más de dejarme llevar y sólo tomo decisiones cuando es realmente necesario y en situaciones límite. La falta de pasión, como digo yo, sí me da pena, no me gusta nada no poder transmitir mis sentimientos, no ser muy demostrativa y sobre todo no hacer cosas por vergüenza, miedo a las reacciones de los otros. Aunque creo que desde que vivo en Bélgica me importa cada vez menos lo que piensen los demás (en los demás incluyo a las personas que a mí no me importan).
El caso es que reflexionando y con la inestimable ayuda de Fran llegué a la conclusión de que tengo que reavivar el amor que está ahí, pero que si no se cuida puede morir, como la plantas, que por cierto a mi se me olvida regarlas y lo hago sólo cuando veo que están dobladas y se mueren de sed. Buena comparación por lo tanto.
Ahora tengo que intentar dejar de lado mi inseguridad para tratar de reconquistar a X. Siempre he dudado de mis posibilidades y pienso que todo lo que he conseguido en esta vida ha sido más bien cuestión de suerte. Creo que este cambio me ayudará. Usar menos energía para todas las cuestiones logísticas del hogar y el cuidado de los enanos y utilizar parte de esa energía en conquistar a mi maridito y en demostrar a todo el mundo lo feliz que soy y tratar de que mi alegría sea contagiosa. Aunque de nuevo, fui yo la que le conquisté, cómo lo hice? Qué difícil es cambiar la forma de ver las cosas!!!
Pero nos vamos a finales de esta semana y espero que las vacaciones nos ayuden a ver las cosas de otro modo.

16 comentarios:

Ainhoa dijo...

Coro, no andabas lejos al pensar en mis padres, el post fue deliberadamente ambiguo aunque lo que me preocupaba en ese momento era el problema con X.

dragonfly dijo...

Suerte con esa operación reconquista, muchísimo ánimo!!!!

Yo también soy muy inseguro, mucho, y le doy vueltas a todo, demasiadas.

Apasionado ... bueno, tampoco demasiado. Depende de los días

abrazos y besos

Killa dijo...

No sabes como me alegro de oir eso. La verdad que supongo que tienes razon en los que has dicho y no he podido dejar de sentirme identificada cuando te has descrito... Espero que en vacaciones todo se arregle y supais convivir en armonia.
Suerte con la operación!!

Killa dijo...

*sepais...
(cada día escribo peor...)

Miriam dijo...

Usa esa mujer práctica y racional que hay en tí para trazar el Plan Reconquista. Planea las sorpresas y los detalles, ¡¡solo está pidiendo un poco de atención!! Irá bien...

Marian dijo...

"...todo lo que he conseguido en esta vida ha sido más bien cuestión de suerte..."
Hete aqui el meollo de la cuestion, si usted me permita que le diga. Esa frase sumada a la auto reconocida inseguridad me parece que seniala algo que seguramente es necesario atender. Porque lo que conseguiste lo hisite de suerte nomas?? Sos una mujer inteligente, bella, profesional, elogiada, amada, buena madre (estan vivos todavia!!!)...y cuantas cosas mas. Todo por suerte?? ningun merito tuyo?? Ser inteligente, graduarse, hablar varios idiomas, etc...eso fue porque se pusieron de acuerdo los planetas? Me parece que tenes que darte un poco mas de credito... tenes que asumir que sos una persona con mucho para dar y que las cosas en la vida por ahi te parece que pasaron de casualidad o con ayuda de Olimpo pero en realidad vos pusiste mucho esfuerzo del consciente ... y claro... si ya venis con cualidades propias...seguro que parece que te tiraron las oportunidades a tus pies...pero no por casualidad.
Una vez que vos te asumas como esa persona que sos...y te subas un millon la autoestima... vas a ver que va a ser mucho mas facil ponerle los limites a los peques, organizar tu vida privada y publica... como madre y como esposa.,, que de alguna manera son como dos mujeres en una.
Muchas veces la vida como que nos atropella con sus cosas diarias y nos dejamos llevar en una estado de satisfaccion contenida...medida... rutinaria. No quiere decir que uno no este contento con eso... pero por ahi no incluye a los demas... por ahi los chicos y sus berrinches no son mas que otro sintoma como el de X... solo que los chicos no pueden decir "me voy" .
Esto no es "culpa" tuya. Ninguna pareja ni familia llega adonde llega por culpa de una sola persona... somos todos.
Naturalmente no todo esta perdido. Reconquista si... pero me parece -lo que me cuesta decir esto porque la gente siempre huye despavorida cuando se lo digo- que tenes que atenderte a vos tambien para poder atender al resto. Solucionar tus cosas, asumir quien sos. Ainhoa no es producto de la alineacion de MArte con Venus... Ainhoa es producto de su propio esfuerzo... y tiene para dar...no solo a vos misma.
Yo iria a terapia. De hecho lo he hecho. Charlar con alguien que vea las cosas de afuera, deje descargar, de opiniones imparciales... no es de pastillita ni de cosa rara new age... charlar con uno de afuera, que nos ayude. Muchas veces es lo que se necesita para salir del ruedo vicioso de la discusion en la que gritamos muchos pero no escuchamos nada.
Mucha suerte para vos... y dale nomas!

Marian dijo...

me perdona la extension...

Françoise dijo...

Yo ya te dije todo lo que te tenia que decir y Marian ha reafirmado mi teoria... eso de la suerte no tiene nada que ver en el asunto.
Me alegro mucho que nuestra conversacion te haya dado otro punto de vista y sobre todo que te permita abrir las alas... tu debes ser feliz, lo tienes todo para serlo, no dejes que pequeneses destruyan lo fuerte que es tu familia.
El resto ya te lo dije...manos a la obra!!!

Françoise dijo...

Yo no habia leido el final del comentario de Marian y viste??? ya somos dos que pensamos en lo mismo, tu necesitas realimentarte por dentro, llenarte de energia tu misma, cuando nos sentimos mal, cuando tenemos cosas que van no tan bien dentro de nosotros, que podemos darle a los demas??? como podemos ser mejores con los otros, si ni siquiera estamos bien consigo mismo??
Ahora si me voy, besos!

Charlotte Harris dijo...

No te preocupes chica!
Ya veras como de todo se soluciona!
Y curraroslo bien con esas reconquistas!

Lina dijo...

Esta mañana he estado por aquí, y no me preguntes por qué, pero he leído de todo menos de lo que iba...

Te deseo mucha suerte en tu operación reconquista.

coro dijo...

He leído que Miriam te decía que usaras tu lado práctico y racional y me parece que ha definido a la Ainhoa que leo. Igual a X. le apetece que le sigan el lado romántico de la vida y sentir que el otro no lo ve como algo un poco... mmmm, no sé, que piensa que esas cosas solo están en las películas. No hay parejas perfectas, es cierto, y se pasan por situaciones difíciles, pero es muy chulo que si eres romanticón no te hagan sentir un parvo con las historias que uno monta, no es necesario ser muy "caliente", más bien no ser muy frío y dejarse llevar... Te lo digo porque una persona muy práctica puede resultar pelín distante o fría sin serlo, que es lo malo. Uf, me enrollé y no creo que necesites muchos rollos, igual lejos de la visión que tienes, en fin, me metí en el charco pero me gustaría decirte que todo irá bien, ya lo verás, tienes ganas de que funcione, es decir, de ser feliz, a por todas!!!!!!! Un beso

Laia dijo...

Ainhoa, me parece que has dado el paso mas importante, reconocer que hay cosas que tienes que cambiar y ponerte a ello.
Yo tampoco creo que sea todo cuestion de suerte, creo mas en la superacion personal y en el interes y motivación por arreglar las cosas.
Seguro que las vacaciones os vienen genial.
Besos

La Petite en Belgique dijo...

Siento leer esto tan tarde, Ainoha. Sé lo que se siente, porque todos hemos tenido esas idas y venidas en una relación.

Nuestro caso es algo diferente, pero con similitudes: él es de los pequeños detalles, pero sin embargo se deja llevar, y reacciona cuando es demasiado tarde. Yo soy la que necesita "ese algo más", supongo que porque no me adapto demasiado bien a este país, y muchas veces pienso que estoy aquí SÓLO por él.

El muro de silencio va alzando poco a poco, hasta que yo exploto y él, como siempre reacciona demasiado tarde. Supongo que la solución para estas cosas es tener claro lo que se quiere y dialogar mucho. Ánimo, que seguro que lo habláis y podéis volver a empezar de nuevo.

Cuando esté en Bruselas, tenemos que quedar para tomarnos un té :)

Besos

Dharma dijo...

Bueno, veo que estás más positiva y con una determinación, eso siempre es bueno! Espero que las cosas se aclaren y ese amor que se tienen reviva, a veces la rutina nos hace olvidarlo un poco, pero si hay ganas se puede recuperar. :)

hannah dijo...

caray qué duro...