martes, 1 de abril de 2008

Intolerancia alimentaria

Ayer cuando fui a buscar a O. estaban todos los niños merendando y cuando les fueron a dar galletas, había dos niños que no podían comer las mismas que los demás. Uno "alérgico" a los huevos, otro a la leche. Y me puse a pensar lo que tiene que costar ponerse a leer todos los ingredientes de las cosas que comemos para no encontrarse mal. Sobre todo a los peques que ven que todos sus amigos comen cosas "buenas" y ellos no pueden.
Había una niña en mi colegio que era celiaca y había un montón de cosas que no podía comer. Yo recuerdo que no podía comer pan, ni sugus, ni galletas. Estas dos últimas cosas eran las peores para ella.
Es verdad que los alimentos vienen cada vez mejor etiquetados y hay menos problemas a la hora de comer en casa, pero cuando alguien con intolerancia o alergia a ciertos alimentos tiene que comer en un restaurante es un auténtico calvario, como mi amiga P. que tiene que preguntar a los camareros diez veces si no hay mostaza (y otras muchas cosas que su cuerpo no tolera) en lo que va a comer y lo peor es que si el camarero se equivoca puede acabar en el hospital.
Esperemos que los productos vengan cada vez mejor etiquetados y que todos vayamos tomando conciencia de lo difícil que puede resultar a esta gente el simple hecho de salir a comer con unos amigos.

4 comentarios:

fuerza dijo...

UF! que terrible, yo no podría ser alérgica, con lo que me gusta comer......No, en serio, que difícil para esas personas, la vida cotidiana. La hija de mi cuñado tiene ese problema, es alérgica a la lactosa y siempre pregunta si tiene leche lo que he cocinado y a veces tiene re poco, pero ella no puede comer....
Que angustia!

Gracias por pasar a mi blog!

Marce dijo...

Te cuento queun companerito del jardin de mi hijo no puede comer con leche o derivados y la madre desde muy chico le explico perfectamente, asi que cada vez qeu viene a casa y me pide algo, aunque yo automaticamente me fijo, el me dice: puedo? y si Tadeo come algo que el no puede, no se pone mal, por el contrario sabe que si lo come, se pone muy mal y le va a doler. Increible. besos.

Ainhoa dijo...

Sí, es verdad que todo está en la forma en que te lo tomes, pero igual, no debe de ser fácil. Fuerza, estoy contigo, a mí también me encanta comer de todo y me da mucha pena que haya gente con esos problemas.
Marce, gracias por el comentario. Ayer enseñé a Oihan cómo baila Tadeo (my private dancer) y se pasa el día diciendo "yo nunca vi, yo síiiii" y moviendo el culo. Cómo se llama la cantante?

Françoise dijo...

No queria irme a dormir sin decirte gracias por el comentario que me dejaste, las palabras de tranquilidad siempre vienen bien, por supuesto, aproveche para leer otro post, asi sea en desorden que lo leo tu blog...
Gracias de nuevo
ps: le hice leer a mi esposo, el post de hoy, sobre los planes para el futuro de tu hijito hermoso y quedo muerto de risa... jajaj, yo pense todo el dia en eso y tuve una sonrisa permanente, que se me acabo hace 30 min con la derrota de Francia, jaja
abrazos