miércoles, 16 de julio de 2008

Ayudantes


11 comentarios:

Lina dijo...

Qué graciosos! Mi hijo está igual, pero solo en el tema de cocinar, dice que de mayor será cocinero.

Un beso ♥

Marian dijo...

jijijiji trabajan por hora?

Ainhoa dijo...

Lo mejor es que lo hacen gratis!!! Pero sólo cuando a ellos les apetece.
O. sin embargo, prefiere jugar, cuando le pido que me ayude me dice "no puedes hacerlo sola?" y luego me mira y al ver mi cara de pocos amigos se resigna con un "vaaaaaale"

Laia dijo...

Que ayudantes tan graciosos, ¿me los prestas? ahora que Aitana volivó a casa no tengo tiempo de nada, jajaja.

Que originalidad el decatlon del cumple del niño, eso si es imaginación, seguro que lo pasaron muy bien.

Besos

Dédalus dijo...

No te puedes quejar (demasiado, al menos), con semejantes colaboradores...

Muxu bat, Ainhoa.

Edurne dijo...

Jajajaja!
Oye, pero por si las moscas asegúrate de que es "legal" el trabajo de los peques, o házles un contrato en regla... que nunca se sabe! jejejejeje!
Ya podían seguir con esa actitud tan colaboradora de más mayores, verdad?

Marce dijo...

con ayudantes asi, para que trabajar? jajajaj estan divinos. besos.

Françoise dijo...

jajaja, muy bien!!! asi es que toca, que se ganen al menos lo de la comida, jajaja (mentiras, es broma). Divinos!!! ojala Luciano sea tan colaborador!!!

Elenilla dijo...

Qué lindos!!!! Quien es el vaquero???
M. está muy grande!!

Tienes ya las maletas??

Besos

Ainhoa dijo...

Las maletas casi preparadas. Sigo leyendo todos los blogs pero no tengo mucho tiempo de comentar.
El ayudante número 2 es mi sobrino, de 15 meses.

EmPapeLada dijo...

Me parece muy bien lo que estás haciendo, me refiero a dejar que en ellos nazca poquito a poquito (bueno, una ayudadita no es mala, PERO OBLIGARLOS ES LO PEOR) el ayudarte en los quehaceres del hogar.

Mi caso: Mi mamá quizás por ser primeriza (ay hijos mayores, estamos condenados a ser conejillos de indias) no dejó que yo hiciera nada en casa, que me dedicara sólo a jugar y todo...y cuando llegó el momento de "ser útil", ya me costó agarrarle el gusto.

O sea, sé barrer, cocinar y todo (sino, ¿cómo sobreviví las veces que mamá se fue de viaje por meses?), pero de que me guste, para nada...no voy a negarlo.

No nací para ser "ama de casa" ni nada que se le parezca, y ese también es otro motivo de discusión.

Me encantaría pensar una linda escena, donde Oihan y Maite estén repartiéndose armoniosamente las tareas de la casa cuando estén desocupados, para hacer a mamá feliz.

=) Saludos!!!