lunes, 25 de agosto de 2008

Jugando a ser mayor


No fui yo. Yo nunca me pinto las uñas de color, sólo con esmalte transparente y muy de vez en cuando. Lo peor es que no he conseguido quitárselo con mi quitaesmaltes, debe de estar caducado, de tanto usarlo, seguro.

4 comentarios:

Irantzu dijo...

Tieeeeerna foto!

Elenilla dijo...

Jajaja, Laura es igual. Yo jamás me pinto las uñas y ella tiene tantas ganas que se las pinta hasta con rotuladores. Y le encanta maquillarse, aunque yo sus pinturas se las tengo requisadas.

Besos

EmPapeLada dijo...

Esos pies ^^ qué cosa más curiosa...es una foto muy ilustrativa, y qué bueno que este blog luego se los enseñes a tus niños, cuando Maite vea esta foto de grande...cuánta nostalgia le va a entrar, de los días en que sus piecitos eran del tamaño de los de una muñequita...

Saludos!!

Laia dijo...

jajaja, muy presumida tu pequeña tambien. Aitana hace lo mismo, justo esta semana escribi un post sobre lo mismo. Besos