domingo, 7 de junio de 2009

Locos sueltos por el mundo

Mi hermana tiene una empresa de mensajería y se encarga de las entregas y recogidas a menudo. El otro día en un semáforo un ciclista hizo en su opinión una maniobra no muy correcta y ella hizo un comentario. Al parecer dijo algo con la ventanilla subida y con la música puesta, sin animo de ofender, pero para desahogarse supongo. No sé lo que dijo aunque sí sé que ella es "muy borde" así que pudo decir cualquier cosa. El caso es que el ciclista la siguió y cuando aparcó la acorraló contra el coche y empezó a pegarle, en la cara. Ella se quedó tan sorprendida que no reaccionó, pero algunos de los empleados de la empresa a la que se dirigía salieron y el ciclista le dijo "no te pego más porque hay testigos". Tuvo suerte, todo acabo con rasguños y contusiones en la cara y un esguince en un dedo. Denunció al agresor pero la policía no lo encontró.
No sé qué diría mi hermana, pero en cualquier caso, en mi opinión la violencia no está justificada en este caso. Lo que ha pasado me hace sentirme insegura porque me parece que en cualquier momento nos podemos cruzar con uno de estos desiquilibrados y que la pueden tomar con nosotros. Siempre he sido muy ingenua y creo en la bondad de la gente, nunca pienso que nos pueda pasar nada malo porque sí, pero puede que me equivoque.

11 comentarios:

Lina dijo...

Yo soy de las que tienen mala boca conduciendo.

A partir de ahora, creo, que me acordaré de esta experiencia de tu hermana que relatas. Qué miedo, por Dios!

Qué de locos hay repartidos por el mundo. Besos.

Edurne dijo...

Creo que cada vez hay que andar con más cuidado. Lo de los locos sueltos, se está convirtiendo en una triste realidad.
Kontuz!
Muxus!

coro dijo...

Es cierto, aunque me resisto a asumirlo, que cada vez hay más historias de locos de estos; a una amiga mía, un tío de una moto la siguió también después de decirle algo y como ella sí lo vio llegar ya no abrió la puerta ni la ventana, él entonces se desesperó y le abolló el capó de un puñetazo. Qué le está pasando al personal o siempre hubo y habrá jamados??? Yo por si acaso ya me contengo algo más a la hora de conducir aunque me cuesta.

Charlotte Harris dijo...

Primero animos para tu hermana!
Y segundo, que pena de gente así, ande por el mundo. La violencia e intimidación no deberian tener cabida, NUNCA!

Aishhh!

Françoise dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhh Dios!!!! que miedo!!!! suerte que no le hizo algo peor!!!! que loco!!!
El otro dia a una amiga le paso algo parecido pero al reves. Ella iba en la bici con su hijo de la misma edad de Luciano y mujer (bestia) casi le pasa el auto por encima y ni siquiera se detuvo a ver si estaban bien, simplemente siguio y mi amiga se levanto de la bici por suerte no paso nada grave y despues de revisar si el bebe estaba bien, la persiguio y le hizo el reclamo. la respuesta de la bestia esa fue " pues la proxima vez, le va tocar tomar el bus". Ah?? no hay derecho. Mi amiga le dijo "vas-y, dégage d'ici sinon, je vais te casser la geule" jajajajaja

Laia dijo...

¿y con tanta gente no lo pudieron parar?
A mi me sale todo el genio conduciendo, pero como Lina a partir de ahora me lo pensare dos veces.

Besitos

TATIANA dijo...

Ya lo sé para la próxima..porque yo si que tengo una "boquita" a la hora de arrear palabrotas conduciendo.. me llevaré un nudillos de hierro "por si las moscas". porque lo que soy yo "pego primero".

Marian dijo...

que locura... estamos todos realmente alterados. A quien se le ocurre...o sea, comentarios hacemos todos... bien o mal, se hacen. Y el otro se puede enojar, putear... ahora, rozas la psicopatia cuando perseguis a otra persona y te pones a pegarle... un poco de limites.
Yo creo que en estos ultimos tiempos, inclusive en pequenios pueblitos adonde uno se sentia seguro y protegido, la gente en general anda tan atravesada con la vida, tan poco satisfecha, feliz...que se la agarran con cualquiera. Pero ya esta llegando a ser la ley de la selva esto...

eMe.Hå. dijo...

que terrible que tantos testigos no lo hayan parado! Ojalá lo sigan buscando y lo encuentren. NADA justifica la agresion fisica, nada

cariños

Killa dijo...

Me he sentido super identificada con lo que acabas de contar. Yo antes si que era más ingenua, desde que me pasó algo así miro con recelo y desconfianza absolutamente a todo y todos los que se cruzan conmigo.
Hace unos meses en un cruce un coche casi nos da. Mi novio se supo a su altura bajó la ventanilla y le soltó algo así como: "Imbecil que casi me das". Ahí empezaron a seguirnos... Llegamos a otro cruce nada transitado y que cuesta un poco salir y se bajó el conductor y nos intentó abrir la puerta, que estaba cerrada por suerte. Y después siguieron persiguiendonos, pegandose a nuestro culo, dandonos las largas hasta que mi novio frenó en seco y nos dieron por detrás. Paramos en coche y empezaron a insultarnos, a golpear el coche, yo lo pasé fatal. No queriamos salir.
Al final mino la policia hizo el parte, nosotros ni nos bajamos del coche, y ellos pagaron el arreglo. Pero creo que no merece la pena, que el miedo que se pasa. Aun hoy cuando paso por ese cruce miro.
Creo que mi novio no debió decirles eso, tendría que haber sido más respetuoso pero eso no justifica esa violencia. y tampoco en el caso de tu hermana.

Ainhoa dijo...

Habrá que tener cuidado. Veo que estas cosas pasan más a menudo de lo que pensamos.
Mi hermana está bien, sólo se llevó un susto. Cuando la gente salió, el agresor se fue y los testigos prefirieron ayudar a mi hermana y llamar a la policía que salir en su búsqueda.