lunes, 7 de diciembre de 2009

Saint Nicolas va m'apporter...


Ayer fue 6 de diciembre y ese día en Bélgica viene San Nicolás!!!
San Nicolás trae regalos y caramelos y mandarinas a los niños (no es como Reyes, aquí los mayores no tenemos regalos, snif). En casa decidimos que como los padrinos, los abuelos, los tíos y demás regalan siempre algo, cada uno puede regalar sólo una cosa, así evitamos que nuestra casa pueda parecer el Toys r Us.
Este año ha habido un pequeño problema. O. llevaba tiempo haciendo demasiadas tonterías y molestando mucho a su hermana. Nosotros avisábamos que San Nicolás lo ve todo y que a lo mejor no le traía nada, pero a él no parecía importarle. El día anterior a que llegara San Nicolás O. le arrancó la oreja a un peluche de M. (uno de sus favoritos), cortó el dibujo que M. había hecho para San Nicolás, desobedeció y contestó varias veces y para colmo preferió seguir jugando en lugar de ir al baño así que se hizo pis. Su papá y yo decidimos que San Nicolás no le dejaría regalo en casa, pero le dejó una carta para que pensara un poco sobre su mal comportamiento de los últimos días. Me dio mucha pena, pero por otro lado le avisamos mil veces que si seguía portándose mal San Nicolás no pasaría por casa. En la carta San Nicolás le decía que si se portaba bien, seguramente vendría más tarde. Veremos si el comportamiento mejora o si seguimos igual. De momento ayer como por arte de magia en cuanto le pedías algo iba rápidamente a hacerlo.
Pero no penséis que O. no tuvo regalos porque resulta que en otras casas habían pedido cosas para él y parece que por allí San Nicolás no se había enterado de las tonterías de los últimos días y hubo suerte.

5 comentarios:

Linita dijo...

Lo mismo que San Nicolás le ha hecho a O iba yo a hacerle a Juanchi con su regalo de compleaños. Finalmente no me atreví... pero ando diciéndole que los reyes magos le observan... aunque él no parece hacer demasiado caso por el momento.

Elenilla dijo...

Pobrecito, que pena! Menos mal que San Nicolás no se enteró de lo malo que había sido en las otras casas.

Que listos son los enanos, ahora se está portando fenomenal, por que hasta que no cumplimos los castigos o pegamos el grito final no nos hacen caso?

Besos

Killa dijo...

Bueno es normal que te de pena pero si así consigues que se dé cuenta que ese comportamiento no es elapropiado habrá servido.
Espero que se vaya portando mejor y sólo sea una epoca mala.
Saludos

Miri dijo...

Como tu dices, da pena, pero es el mejor regalo que le podéis hacer: una educación.

Dharma dijo...

Ay, pobre! Yo con esas cosas no juego... es que es como "malignizar" (acabo e inventar la palabra me parece, jaja) a los personajes de fantasía, o echarles a ellos (a los personajes) la responsabilidad para que los niños se porten bien, cuando la responsabilidad es por un lado nuestra (informar, estar pendientes, insistir, incluso enojarse que es humano) y de los niños (deben entender porqué se les piden las cosas, saber preguntar "porqué" y respetar al de al lado con o sin San Nicolás simplemente por respeto al otro)...
Pero bueno, confieso que en esta época a mí también me tienta mucho la idea de decirle que si se porta mal no pasará Papa Noel... pero nunca lo he dicho todavía; en realidad lo que sí le digo porque me parece lógico y además muy real es que si él trata mal a la gente, la gente no va a tratarlo bien a él, y que si él por ejemplo me trata mal a mí sin motivo, yo em siento mal y se me quitan las ganas de jugar o de hacerle un regalo... *creo* que no es chantaje ni amenaza, sino que algo real... siempre se lo comparo con si él está jugando con un amiguito y este amiguito le pega, él no va a querer jugar más con ese amiguito. Al final, cada padre con su librito, se hace lo que se puede y no es nada fácil.
(¿Y pasará por tu casa San Nicolás atrasado o no?) ;-)
((No voy a revisar el comentario ni verlo publicado porque ya sé que me quedó muy largo! perdón!))