viernes, 5 de diciembre de 2008

El cole

La adaptación al cole va mejor. M. empezó la primera semana muy contenta, creo que le gustaba eso de ser mayor y hacer lo mismo que su hermano. Además todo era nuevo para ella, pero creo que poco a poco se fue dando cuenta de que eso era definitivo y ya le gustó menos.
Una semana después de empezar a clase ocurrió la tragedia, se pasó todo el día llorando y no comió nada, su profesora y las cuidadoras estaban algo preocupadas. M. no participaba en clase, pero estaba atenta porque en casa cantaba canciones nuevas y nos contaba cosas que hacía en el colegio. Le preguntábamos qué le pasaba y ella nos contaba que un niño le había estirado el pelo y que habían castigado al niño por malo. Eso es algo que ocurrió el primer día de clase, pero ella lo contaba como si hubiera ocurrido hacía unas horas. O. nos contaba qué tal su hermana, si realmente lloraba o no. Él lo pasó bastante mal porque M. se pasaba el día pegada a él y ni siquiera le dejaba jugar con sus amigos. Al principio él estaba muy pendiente de ella, pero después de la novedad y al ver que ella no se le despegaba, le pedía que le dejara un poco en paz sin éxito. Así que tuvimos que hablar con los dos para que el problema no fuera a más.
Al final M. ha entendido que no puede estar todo el rato con O. y que él va a otra clase y no hay que llorar después de cada recreo. Y O. se sigue ocupando de su hermanita pero no la tiene todo el rato encima. Por otro lado parece que M. ya casi no llora en el cole, sólo cuando la dejo por las mañanas en su clase (los días que he ido antes y la he dejado en la guardería no ha llorado), hoy le he dicho "teatrera", estás haciendo teatro? y me ha contestado que sí. No creo que haya entendido mi pregunta, pero me he hecho gracia su respuesta y me he quedado más tranquila. Además, cuando voy a buscarla por la tarde se lo suele estar pasando tan bien que no quiere venir conmigo a la primera, sino que juega a esconderse, se queda hablando con otros niños, dando besos a las cuidadoras... Las profesoras y cuidadoras dicen que ya está casi integrada, que todo va mucho mejor. Espero que sigamos por el buen camino después de este pequeño retroceso en la segunda semana.

3 comentarios:

Françoise dijo...

Ay Dios, menos mal!!! me alegra montones!! Que bueno que todo este saliendo bien y que M. sea solo una teatrera jajajjaa... pobrecita, ella ni entiende, jaja...Que rapido que se adaptan estos peques.. me das moral Ainoha, yo pienso mucho en eso...
Ojala que las cosas sigan por buen camino con tus dos hermosos peques.rieveroi

Maria Andrea dijo...

Son etapas que por suerte pasan rapido. Besos

Irantzu dijo...

Ah, qué bueno que va mejor. A veces es simplemente eso: hay que conversar con ellos sobre lo que sienten, y cuando ven que es normal y que se les entiende, se relajan y sienten mejor.
Igual les cuesta la primera separación, y eso puede durar semanas o meses, lo que no quita que lo pasen bien en el cole y que cuando llega mamá se quieran quedar un ratito más... ;-)
Es que el problema no es el cole, sino que la separación.
Un saludo! :)