miércoles, 24 de marzo de 2010

Los primitos y los armarios

Algunos fines de semana, esos días aburridos en los que no sabes qué hacer, viene a casa mi cuñada son su familia. Tiene dos niños casi de la misma edad que O. y M. B.tiene justo 11 meses menos que O. y N. 11 meses menos que M.
El caso es que mientras los peques juegan, los mayores también aprovechamos para jugar a juegos de mesa. Normalmente juegan en la misma habitación que nosotros y los tenemos controlados, pero a veces piden subir a las habitaciones. Por supuesto antes de subir les damos la charla de lo que pueden y no pueden hacer... y en general no hay más problema que algo más de desorden que el habitual.
Este fin de semana todos pidieron subir a las habitaciones, los grandes para jugar con los playmobil y los pequeños para hacer puzzles. Habíamos visto que los pequeños querían hacer lo mismo que los grandes así que les pedimos que estuvieran en habitaciones separadas.
De repente apareció B. diciendo que los demás estaban haciendo algo que no se podía hacer. "Qué hacen?" "Están en el armario". "Quéeeeeeee?"
Llegué y me encontré a a M. enrollada en una sábana, N. dentro de una caja en la que meto calcetines y leotardos y O. en otra puerta del armario con todas las camisetas de M. por encima y sujetando una balda que había desencajado. Yo no sabía si reirme y llorar.
Mandé a todos a abajo y me puse a ordenar todo. Cuando volví abajo estaban los enanos sentados en el sofá reflexionando sobre lo que acababan de hacer y X. y su hermana muertos de la risa en una esquina.
Por la noche, al ir a coger el pijama de O. vi todo muy desordenado en su armario también y al preguntarle me dijo "B. se metió en mi armario", así que el que vino a avisar que los demás se portaban mal también se había metido en un armario, pero seguramente al estar solo se aburrió y decidió dar la voz de alarma.
Tengo que confesar que a mí de pequeña me encantaba esconderme en los armarios, pero yo no tenía primos ni hermanos para acompañarme en las travesuras.

4 comentarios:

Lisbeth dijo...

Jajajaja! Trastadas de niñoa... yo nunca jugué con los armarios, pero reconozco que debe de ser divertido.

Mamareciente dijo...

A mi me pasó igual, mi hermana y mis primos eran "pequeños" y esra un rollo. Qué bien se lo han pasado tus niños!

Dharma dijo...

Cuidado, no se vayan terminar metiendo en Narnia! :)
Juegos de niños, y un juego sano además, lo malo es que el desorden le toca arreglarlo a uno! :-S
Qué bueno que tengan primos cerca para jugar en casa!

Mariana dijo...

no me acuerdo de tener locura por los roperos... o armarios. Pero mira que barato te sale el entretenimiento...bah, despues tenes que ordenar....