jueves, 9 de octubre de 2008

Caducado

Esta mañana, mirando un racimo de uvas O. me ha dicho "amatxu, hay que comer pronto estas uvas, van a caducar". Eso me ha hecho pensar que no debemos de comer demasiados alimentos frescos para que O. piense eso.
Recuerdo que mi abuela iba a hacer la compra todos los días cuando yo era pequeña. Yo no tengo ni tiempo, ni ganas para hacerla todos los días. Uso muchísimos productos congelados, hago una compra grande cada diez días más o menos y voy a la frutería / supermercado si me hacen falta cosas puntualmente. Ni siquiera compramos pan todos los días, usamos mucho pan de molde por ejemplo.
La verdad es que creo que en Bélgica la cultura del supermercado está muy arraigada, por algo fue en este país donde se abrió el primer supermercado de Europa. Y claro en el súper lo encuentras ya casi todo embalado y etiquetado y con fechas de caducidad, hasta la fruta. Aquí no se encuentran demasiados comercios de alimentación pequeños como fruterías, carnicerías y pescaderías. Los que existen son más bien tipo "delicatessen" donde todo es bastante caro o son establecimientos en los que compran sobre todo algunas comunidades en concreto: turcos, marroquíes, polacos... y en los que encuentras también productos originarios de esos países. Por supuesto existen los "comercios españoles" pero creo que los he utilizado sólo tres veces desde que estoy aquí. Otra opción para adquirir los productos frescos serían los mercados que de esos sí que hay muchos por aquí, pero los horarios tampoco coinciden. Y los mercados dominicales ganas hay, pero al final me da una pereza enorme ir al mercado con los niños porque son de los que lo tienen que tocar todo y al final acabo un poco harta de tener que decir "no" tantas veces.
Espero que aunque no comamos tantos alimentos frescos los que comemos no tengan demasiados conservantes. Supongo que es la evolución en los hábitos de vida la que produce estos cambios en la forma de alimentarse.

12 comentarios:

Françoise dijo...

Que lastima que el ritmo de vida, el trabajo y todo lo demas nos hagan perder los buenos habitos... creo que es una de las cosas que mas me falta de Colombia, las tiendas y mercados donde encuentras todo fresco y todas las frutas todooooo el año...
Yo por ahora tengo tiempo, pero creo que si no lo tuviera lo haria igual, porque mi senor marido es un maniaco de la comida sana, yo aprendi a comer con el, porque antes de conocerlo mi comida era hamburguesa y coca cola muchas veces por semana... el es la bandera de la comida sana y alimentacion Bio, asi que nos hacemos los mil esfuerzos por encontrar productos frescos siempre... En esta casa todo es Bio!!! jamas se ve una coca cola cosa que agradezco porquer la celulitis estaba apareciendo horrible....jaja
Animate a ir al mercado los domingos, auqne sea una vez al mes, ya veras como te sientes mejor... un beso

Laia dijo...

Es lo que tu dices, entre semana vas hasta arriba y no te da tiempo a ir a los mercados, y los domingos con los niñoes, es imposible acabas de los nervios.

La fruta y la verdura auqnue venga envasada no tiene porque llevar conservantes y la congelada es simplemente agua. cuando no hay mas remedio tampoco está tan mal, además por lo menos comeis ese tipo de productos.

Besos

Marian dijo...

Eso de ir todos los dias al supermercado es un poco incomodo... aparte de que asi uno termina comprando mas de lo necesario...por ende gastando mas y despues tirando mas tambien.
A mi no me gusta definitavemente ir de compras, pero voy una vez por semana. Si compro mucha fruta y verdura porque realmente lo congelado (al menos que sea pescado) no me gusta.
Aca hay mercados en la semana (todos los dias en pueblos distintos, o sea que uno elige) y a esos voy sola. Se queda con el padre o alguien mas pero voy sola. Es para mi un momento de relax porque los mercados si me gustan, pero claro, con un nene de 2 años que se roba manzanas, duraznos y se pone a comer...no se puede! Mucha gente. Pero creo que lo que mas ayuda es la quintita... tener nuestra propia cosecha. No lleva mucho tiempo, auqnue todo el mundo se piense que es trabajo intensivo, y a la vez uno tiene comida gratis, sana... y el crio aprende!

Anónimo dijo...

Hola lako:
no te tortures. Los niños del futuro hablan así.Ellos han nacido viendo la fecha de caducidad puesta en los huevos y piensan que todo se hace en fábricas, pero las cosas del supermercado no tienen por qué ser malas. La fruta envasada no deja de ser fruta y la verdura verdura,con evitar la carne de lata y la comida preparada creo que vamos bien. si te sirve deconsuelo yo hoy he puesto de cena una tortilla de esas plastificadas. Las mujeres de antes disponían de mucho más tiempo. Esto de la liberación de la mujer es un cuento chino. Entra en mi blog anda, que yo no tengo público ni comentarios y me deprimo. besos

Sara

Charlotte Harris dijo...

La verdad que los supermercados por aquí son curiosos cuantos menos!
Hay demasiada comida envasada para mi gusto, y todo bastante preparado!
Cuidate!

Irantzu dijo...

Yo odio los supermercados, pero soy fiel cliente de ellos, claro. Es la vida moderna... pero te juro que a veces cuando veo esos estantes llenos de arriba a abajo de un producto se me llega a quitar el hambre.
Con los cajeros trato de tener una relación como de semi amistad, mal que mal los veo siempre, porque si no, es muy frío todo.
Me gusta la onda de los almacenes de barrio, donde conoces a la gente que atiende, etc... pero dificil eso hoy en día, es decir, todavía existen, pero son más caros que los supermercados, y economía manda. :-(

Edurne dijo...

Mientras no sean otras cosas las que caduquen...!
Muy ingeniosa la apreciación de Oihan, este muchacho promete...!
Muxus!

Zalet dijo...

mis cuñados, alla en Francia, tambien comen todo, todo, todito congelado. Nosotros quisimos copiarlos, pero al final del primer mes yo ya estaba toda brotada!!! Asi que tuvimos que volver a la vieja cocina tradicional!!! Jajaja

Joseba M. dijo...

Pues yo voy al super pero apenas congelo cosas. Suelo ir dos veces por semana, a veces tres. Claro que, aquí, en Bizkaia, los supermercados tienen carnicería y pescadería incorporadas. No como lugar donde hay alimentos envasados, no, sino con su pescatero o su carnicero...
Me gusta cómo crece Oihan... me recuerda cuando lo hacía mi hija que, curiosamente, se llama Oihane.
Un abrazote.

Ainhoa dijo...

Pues sí, vamos a lo práctico y más económico.
Joseba, gracias por pasarte. Me alegro de que Oihan te recuerde a Oihane. Qué casualidad.

Ainhoa dijo...

Françoise, con la coca cola sale celulitis? Yo bebo bastante pero nunca había oído nada parecido. Me gustaría comer todo bio, pero de momento creo que la diferencia de precio (en general ) es demasiado importante y tampoco me fío de que todo lo que presentan como bio lo sea. Desconfiada que soy...
Marian, a ver si me animo con el huertito...

Monica dijo...

Ainhoa: es cierto , vamos a mil y no podemos hacer todo. Yo creo, sin embargo, que se puede comprar casi todo pre-preparado: las verduras y las frutas ya lavadas y cortadas, las carnes ya limpias de grasa y cortadas. Eso ayuda mucho a cocinar en casa, porque si tenemos que hacer todo es un monton y encima, despues hay que lavar todo lo que ensuciamos cocinando..jajaja.
Yo trato de hacer casi todo casero, pero de vez en cuando llamo a los delivery o saco algo congelado. Ni bien me mude a vivir sola ( hace casi 12 años ) mi heladera estaba llena de coca-cola, hamburguesas y papas fritas congeladas. Hoy creo que hace casi 10 años que no como nada de eso, excepto que lo haga yo y lo freeze.
muy lindo tu blog.
monica