lunes, 2 de febrero de 2009

Hace 10 años

Hace 10 años estaba yo por estas tierras por primera vez.
Me habían concedido una beca para hacer unas prácticas en Bruselas durante 6 semanas. Era mi último año de carrera y yo tenía muchas ganas de venir porque pensaba que las prácticas iban a ayudarme mucho en el futuro y además me apetecía conocer la ciudad. Llegué el 2 de enero, vine en el primer avión de la mañana y ese día lo dediqué a pasear por la ciudad que me gustó desde el principio.
Unos compañeros de clase me dijeron que conocían a un chico que tenía una habitación libre en su kot (kot es el nombre que reciben los pisos o casas de estudiantes en Bélgica)y como no es fácil encontrar alojamiento por aquí, no me lo pensé dos veces.
Mi compañero de piso era X., él también estaba de prácticas y estudiaba lo mismo que yo, último año también. Nos hicimos amigos, durante la semana hablábamos durante horas en su habitación, íbamos al cine por lo menos una vez a la semana, salíamos a pasear por algún parque. Los fines de semana él volvía a casa de su madre, y yo me dedicaba a hacer turismo por Bélgica y alrededores, sola o con cualquiera que quisiera venirse conmigo.Estuve en Brujas, Amberes, Gante, Colonia, Amsterdam y seguro que algún otro sitio que ahora no recuerdo. Un fin de semana X. se quedó en Bruselas y justo nevó, algo bastante "exótico" para mí por aquel entonces, así que nos fuimos al parque de la Woluwe a tirarnos bolas de nieve.
Las seis semanas pasaron muy rápido y volví a Salamanca y X. se quedó en Bruselas. Poco después hizo un viaje a España para buscar información para su tesina y desde el barco que iba de Málaga a Melilla me escribió una carta, de las de antes, en la que me decía que "pensaba" que me quería, que en cuanto acabára el curso y los exámenes vendría a verme. Y así fue, un 26 de junio se plantó en mi ciudad, vino en autobús y allí estaba yo a las seis de la mañana esperándole con cara de cansada, sin saber muy bien qué hacer, darle un beso de amigo o algo más? Durante cuatro meses nos habíamos enviado miles de e-mails y habíamos hablado por teléfono cientos de veces, pero yo con la distancia de por medio no tenía muy clara la cosa. Al final, cuando volvió a Bélgica ya podíamos decir que estábamos juntos. Durante más de un año seguimos la relación a distancia viajando para vernos siempre que el trabajo y los ahorros nos lo permitían. Al final en el verano del 2000 vine a Bruselas de vacaciones, encontré otro trabajo y me quedé aquí...y aquí sigo.
Dónde estaré dentro de diez años?

16 comentarios:

Edurne dijo...

Qué bonito, Ainhoa! Algo así me imaginaba yo que te habría ocurrido!
Pues... ZORIONAK, txikita!
Y mira, ahora tienes dos pitufos regalones encantadores...
Ayyys, estas cosas me encantan, me ponen tiernita y emocionada!

Hala... y yo venía a decirte que pasaras por la Orilla que las olitas, después del último temporal, habían dejado algo zuretzat... beraz, badakizu, pasauu eta hartu!
Muxuak eta Zorionak berriro ere!

Lina dijo...

Me encanta... viviste mi sueño adorado... viajar al extranjero en el último año de carrera... y eso te cambió todo.

Gracias por compartir tu historia. Besos ♥

Héctor dijo...

Oooohhh que bonito! ¿Has pensado en vender los derechos y hacer una peli? :P

En serio, muy bonito y me alegro que todavia lo disfrutes. Venga a por otros 10 años más!

Françoise dijo...

No lo se, no se donde estaras pero seguro que si se con quien!!! Que linda historia, mira la familia que han construido!!! Seguro que vendran las bodas de plata y de oro y hasta de diamantes!!!
Felicitaciones a los dos, por ese empeño que le han puesto, por que son felices y porque tienen dos motivos para seguir sacando los sueños adelante!!!
Felicidades!!!!!!!

Maria Andrea dijo...

Que' lindo, era tu destino! Mejor no pensar donde estaremos dentro de 10 años, disfrutemos hoy. Beso grande

lapetiteenbelgique dijo...

Qué historia más bonita. Con experiencias como ésas demuestras que si hay amor al final todo es posible.

Me ha encantado. Me alegra que al final todo haya salido bien y seáis felices :)

Laia dijo...

Que historia tan bonita, nunca sabe uno cuando le va a cambiar la vida.

Espero que sigais muchos años mas

Anónimo dijo...

Querida lako:
no me sabía los entresijos de la historia...... qué cosas tiene el destino. No sé dónde ewstaremos dentro de diez años, pero espero que seamos muy felices, lakos felices....

coro dijo...

LLegaste al extranjero y encontraste una nueva vida, a eso le llamo yo aprovechar el tiempo... y el destino. Enhorabuena.

Ainhoa dijo...

Gracias por los comentarios. Quería dejar constancia de ello en el décimo aniversario, 10 es un número muy redondo.
Tengo que decir que era la tercera vez que salía al extranjero durante la carrera, y después de eso todavía me fui ese verano a EE.UU con otra beca, estancia cortita esta vez. Aproveché tooooodas las oportunidades que se me ofrecieron para conocer mundo.
Y a la tercera va la vencida, tenía que pasar. Creo mucho en el destino.
Héctor, lo de la película no lo había pensado, pero igual escribo un libro, no?

DINOBAT dijo...

Donde la vida quiera que estés...

NuriBadilla dijo...

Una historia demasiado hermosa!
gracias por compartirla

Felices 10 años

Charlotte Harris dijo...

Que historia más bonito en serio!
Los caminos del destino, nunca sabremos hacia donde nos llevan!
Saludos y gracias por compartirlas con nosotros!

ana dijo...

Que bonito encontrar asi el amor, verdad? Y que valiente eres de vivirlo!

Yo creo que en diez anios estaras donde seas feliz,acumulando experiencias y recuerdos que contar a tus nietos,lo de menos sera el sitio!

Un beso desde Vancouver!

Acacia dijo...

Me gustó el blog y vuelvo!
Falta todavía interiorizarme un poco más de tu historia.

Casualidades??? cuando puedas, fijate el nombre de mi último post!

Nos leemos!

dragonfly dijo...

Aix! que bonito!

Mil besos