jueves, 5 de febrero de 2009

Vuelve a tu país

Ayer fui a buscar a los niños al colegio en coche. Aparqué cerca de la puerta, rápido sin fijarme demasiado. Al bajar con los niños, de lejos, en medio de la calle vi un coche y escuché un bocinazo, me di prisa, pensando que igual había aparcado mal el coche. Al acercarme vi que la rueda de mi coche tocaba un poco una de las rayas amarillas marcadas en la acera y un coche que quería entrar en un garaje no podía porque no había espacio para hacer la maniobra. Más que por mi coche era por culpa de un 4X4 enorme aparcado justo en el otro lado la calle. Al ser una calle estrecha de sentido único no hay demasiado sitio para hacer maniobras.
En cuanto llegué, pedí disculpas al conductor y me di prisa en atar a los niños en sus asientos...
De repente oigo al señor que dice "Siempre son los mismos". Me iba a dar la vuelta para decirle "Lo siento, creo que se confunde, yo nunca aparco aquí" (entre otras cosas porque casi siempre voy andando), pero entonces oí "Vuelve a tu país". Ahí entendí.
Yo estaba hablando en español a los niños y claro, captó que era extranjera. Me había ido a topar con un xenófobo, lo que me faltaba!!! Así que me di la vuelta y le dije "Perdone, qué acaba de decir?" y ahí se le vio con cara de vergüenza (o eso me pareció) y me dijo "Nada, a ver si sales y dejas el sitio libre".
No me apetecía ponerme a discutir en ese momento, pero me dieron ganas de decirle que yo también consideraba este país como mío, pero no gracias a personas como él.
En el camino al supermercado me encontré con muchas personas, de muchas nacionalidades diferentes que me sonreían cuando les dejaba pasar. Ufff!!! Todavía queda gente agradecida y no amargada por el mundo. Entiendo que puedas tener un mal día y estar de mal humor, pero me parece increíble que todavía haya gente que pueda pensar así. Para colmo en Bruselas donde hay tanta gente de sitios tan diferentes, precisamente es una de las cosas que me gustan de la ciudad. El caso es que me quedó un sabor amargo y aquel hombre consiguió, por desgracia, contagiarme su mal humor.

13 comentarios:

Lina dijo...

Fue una buena decisión no pararte a discutir, aunque la frasecita era como para liarte a voces con el impresentable. Una vez ví como dos hombres se peleaban y los hijos de uno de ellos lloraban desconsoladamente...

Me prometí no discutir con nadie delante de mi hijo.

Françoise dijo...

ufff estoy aca ardiendo en llamas. Me enerva!!! MUCHO!!! la gente bruta, desquiciada, retrograda!!! No hay derecho que encuentren en una nacionalidad una excusa. Yo lamentablemente tengo la sangre muy caliente y cada vez que paso por situaciones incomodas, no puedo quedarme callada y digo lo que pienso y siento. Nunca con animo de entrar en una disputa fuerte, pero si tengo que defenderme lo hago y lo hare, nada que hacer, se me saltan las chispas muy facil! Casi siempre los dejo sin argumentos y regreso a casa respirando mejor. El otro dia me paso algo en un bus y no logre expresar lo que sentia, asi que llegue a casa remal y luego de un rato volvi a salir, busque el chofer y le dije lo que queria decirle!! El tipo se enfurecio y le dije: llamemos a la policia porque esto no se queda asi hasta que usted se excuse, pasamos una hora en esas, nunca se disculpo pero le amargue el rato!!! jajaja y si me vuelve a ver jamas se atrevera a fastidiarme la vida!
Ojala que no te vuelvas a encontrar al animal ese!!
Besos

lapetiteenbelgique dijo...

Duele encontrarse con situaciones así. Recuerdo cuando mi jefe hizo un comentario despectivo con respecto a los españoles. Lo hizo para hacerme daño, ya que fue en medio de una discusión. Por eso sé lo mal que te sentiste. Ánimo y que les den :)

Maria Andrea dijo...

Que feo Ainhoa, como te entiendo! Y por mas que haya mucha gente simpatica basta uno solo para hacerte sentir mal....
Besos

Laia dijo...

Puff a mi me hubiera hervido la sangre y no se si me hubiese podido contener, aunque claro con los niños delante es posible que si. No entiendo como puede haber gente con esa mente, de verdad no lo entiendo.

coro dijo...

Pues es para sentirse orgullosa, porque tú haces por ese país bastante más que él al querer enriquecerlo con otras culturas, él probablemente es un inculto que no sabe que una persona es más rica cuanto más mundos y personas conozca.

Héctor dijo...

Lo triste es que esa gente no se da cuenta, de que Bruselas es lo que es, gracias a los extranjeros que trabajan y viven aquí.
Si no sería simplemente otra ciudad más.

Marian dijo...

Welcome to my world. Tener chapa de sudamericana, sudaca, en Europa es mas o menos como ser un usurpador. No sos bueno para nada, no importa que hayas ido a la universidad porque igual es universidad de alla, no de aca; el idioma, la comida, la vestimenta, la manera de criar a tus hijos... todo esta mal. O estoy aca porque me case con un holandes para mejorar mi vida (porque aparentemente yo vivia en bolas con una pluma en la cabeza perdida en la selva); o porque mi marido tiene mucho dinero... o cosas por el estilo. Y aca en Holanda por lo menos, eso de ser extranjero se transpola a tus hijos, inclusive si ellos han nacido aqui. "Ay! menos mal que es rubio!" me dijeron un dia. "aaaay un extranjerito! y mira como habla holandes"... sera porque el es holandes?
Lamentablemente, la discriminacion esta mucho mas desparramada y arraigada de lo que uno esperaria.

Elenilla dijo...

Supongo que sentiste lo mismo que cuando vas conduciendo y te dicen: mujer tenías que ser. Me da una rabia escuchar ese comentario...

Hiciste muy bien en controlarte delante de los niños.

Besos

Charlotte Harris dijo...

La verdad es que no me ha pasado algo por el estilo, pero sin duda este tipo, no es que tuviera un mal dia simplemente es un gilipoyas!

ana dijo...

Entiendo tu rabia perfectamente!.
Cuando vivia en Espania con Carl, me tienen preguntado que por que no me habia podido echar un novio espaniolito, como si estuviera contribuyendo al fin de una especie!

Hiciste bien en comportarte al estar con tus hijos, ya sabes a palabras necias oidos sordos!

Con lo dificil que resulta a veces vivir lejos de tu pais...aunque yo no me arrepiento para nada!
Un beso,
Ana

Ainhoa dijo...

Pues sí, no me arrepiento de no haberle dicho nada, pero más bien fue porque me pareció ver en su cara vergüenza por lo que había dicho.Será que soy una ilusa? No me entra en la cabeza que haya gente que pueda pensar así cuando en la diversidad está la riqueza. Me gustaría saber si piensan así por su educación, por ignorancia... Misterio

dragonfly dijo...

GRRRRR

sin comentarios