jueves, 27 de noviembre de 2008

A M. ya no le gusta el cole

M. fue encantada al cole la primera semana. Iba orgullosa con su mochila, no lloraba cuando la dejábamos en clase, venía contentísima y nos contaba todo lo que había hecho durante el día. Lo único que llevaba un poco peor eran las comidas (no comía demasiado en el cole) y la siesta (a M. nunca le he gustado dormir). Me parecía increíble que el cambio fuera tan bien, pero desgraciadamente la cosa ha cambiado.
Este martes, justo una semana después de haber empezado, nos dijeron que se había pasado el día llorando, no comió nada y no paraba de llamar a su hermano. O. y M. se ven en el patio y cuando las clases terminan a las 15:35 están juntos en la guardería. O. es sobreprotector con su hermanita y al parecer no se separa de ella. Le llevábamos una semana diciendo que ella ya es grande y puede hacer muchas cosas sola, pero no lo puede evitar, O. quiere ayudarla con todo y ella no se despega de él. Supongo que M. se ha dado cuenta de que O. hace su vida en el cole y no puede estar todo el rato con ella y de ahí su cambio de actitud. Lo curioso es que M. quiere ir al cole, quiere a su profe... pero no quiere estar sin nadie conocido allí. Normal, pero por qué este cambio después de una semana? A mí se me parte el corazón al verla llorando por la ventana. Espero que cambie pronto y vuelva todo a ser como la semana pasada.

6 comentarios:

Marian dijo...

que dificil no, ver a los chicos llorando cuando una se va y que aparte sabe que tiene que hacerlo... pero es dificil.
POr ahi el cambio obedece a la falta de novedad. Viste que cuando todo es nuevo mucha gente esta entusiasmada y contenta y cuando deja de ser novedad...se ven las cosas como son digamos... y no siempre es como uno quiere.
Mi hijo tuvo tambien creo que 2 meses de amor con el cole y ahora en esta semana me dijo la Seño que anda llorisqueando y no tan...feliz. Habra que esperar...Tiempo al tiempo, no?

Françoise dijo...

Ay no querida... pobrecita mi M. Depronto es como dice Marian...
Me parece tan linda la actitud de O. te juro que me llena de ternura... me parece estar viendolo... y para ella debe ser su heroe... se nota que se quieren mucho.
Ojala se le pase rapido... no me imagino lo terrible que debe ser parti y dejarla llorando, yo creo que poco a poco va a adaptarse de nuevo, como siempre es cuestion de tiempo, supongo yo.
Ainoha, ahora que volviste a comentar lo de dormir, nunca me dijiste si al fin vieron al ostheopate, por que no intentas? solo por ver, nada se pierde. Yo te cuento que Luciano sigue durmiendo a la perfeccion, es lo unico que ha marchado a las mil maravillas!!!
Bueno, mandale abracitos a M, ojala sea feliz de nuevo en el cole!!

coro dijo...

Ay pobre, que penita me da, yo también me la imagino perfectamente, con ese gorrito que les pones que ví en el post anterior y que era el que nos ponían a mis hermanos y a mi de pequeños, y yo lo odiaba porque al ser la pequeña, me llegaba heredado de los mayores y no podía elegir nada ni estrenar uno nuevo nunca. Al tiempo pídele tiempo que el tiempo tiempo nos da... poco a poco irá más contenta. Un saludo

Lina dijo...

Es un proceso de adaptación. La novedad siempre apasiona, pero cuando esta pasa y viene la rutina es más difícil de seguir.

Dale un tiempito. Besos ♥

Dominika dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Irantzu dijo...

Hooola (por fin), no se me ocurre porqué habrá cambiado después de esos primeros días... pero espero que actualmente ya esté mejor adaptada...
Qué bueno que Oihan la cuida, es muy tierno! :)
Piensa que si lloran siempre es por algo (a veces incluso cuando no lloran es por algo también). Quiero decir que nada es porque sí, y siempre hay maneras para descubrir la raiz del problema y trabajar en ello.
Suerte, a ver si sigo leyendo y encuentro buenas noticias!