jueves, 19 de junio de 2008

Burocracia

Hoy me he decidido a ir al Consulado de España a inscribir a Maite. Sí, ya sé que tiene dos años, pero para la inscripción no hay plazo y el hecho de que sea belga/española o sólo belga no cambia gran cosa.
Allí he podido recordar lo ariscos y antipáticos que son los funcionarios del Consulado. Con lo poco que cuesta una sonrisa o una palabra amable....
Por fin me toca el turno y cuando entrego el documento que me pedían, una partida de nacimiento literal, me dicen que no vale porque falta una fecha. Qué? Justo me tiene que tocar a mí? Yo había solicitado el documento al Registro Civil belga y ni se me había ocurrido que tenía que tener un sello con la fecha. Cuando me ha dicho lo de la fecha yo inocentemente le he contestado que si sólo era por la fecha la podía poner yo. Él ha dicho que no aceptaría un documento escrito a mano, a pesar de que, como amablemente le he indicado, el documento que yo tenía estaba integramente escrito a mano, menos un sello del Registro (sin fecha). Entonces me ha dicho "Señora, después de lo que me acaba de decir, que va a poner usted la fecha, no le acepto un documento con la fecha escrita a mano.". Yo he pensado, "cuando llegue a la oficina, le echo un sello con la fecha y listo", pero eso me lo he callado.
El caso es que he salido del Consulado igual que antes, Maite sigue siendo sólo belga pero en el Consulado me han tranquilizado "Si a muchos les inscribo yo cuando les toca hacer la mili. Al final todos somos europeos". El comentario del funcionario puede dar una idea de su edad, desde cuándo no se hace la mili?
Al final no me he atrevido a ponerle yo el sello al documento, pero he llamado al Registro Civil explicando el caso y, muy amablemente, se han ofrecido a enviarme el documento por correo sin que yo tenga que ir hasta allí, lo que me habría supuesto perder toda la mañana. Pero como el nuevo documento que me envíen no tenga fecha o no sea correcto no voy a dudar en echarle un pequeño sello al otro.
Continuará.

12 comentarios:

Françoise dijo...

y si, es verdad, eso de la tramitologia es en todo el mundo... y suerte que tienes porque en otros lugares te piden hasta el acta de defuncion de tu tatarataratataraabuela...
por cierto, me has hecho pensar en eso, en cuanto llegue a Bogota hare los tramites, porque asi mi nacionalidad sea juzgada en el mundo entero, yo me siento orgullosa de ser Colombiana, muy orgullosa y quiero que esa parte mia tambien la tenga mi hijo, aunque estoy convencida que el pasaporte que tendra mas sellos sera el frances...
Abrazos a esos dos angelitos

Marce dijo...

Ay mujer como odio esos tramites burocraticos, me embolan y los empleados me sacan de quicio. Que cuesta ser amable? que cuesta ser gente? parece que a algunos mucho. besos.

azpeitia dijo...

Que bonito nombre vasco, yo soy de San Sebastián y he entrado por casualidad en tu página atraído por tu nombre.
Eres muy graciosa y tu prosa me en canta, fresca desenvuelta sin intentar arcos de iglesia...y las vicisitudes de los funcionarios, raza que debería extinguirse...Seguiré leyendo tu blog...un abrazo de azpeitia

Lina dijo...

La burocracia funciona igual de mal en todos los paises por lo que veo... con la cantidad de gente maja que hay por ahí y nos tiene que tocar siempre al idiota de turno.

Un besazo guapa!

Ainhoa dijo...

Sí, la burocracia es más o menos igual en todas partes y nos vamos acostumbrando, pero me suelen dejar mal sabor de boca estas gestiones. He de decir que no contenta con la "excursión" de esta mañana he ido a entregar una solicitud, esta vez a una institución belga y me ha atendido un chico muy sonriente. Qué maravilla, así da gusto. Es una pena que no sea la norma.
Françoise, a ver si tienes más suerte que yo y en un día dejas todo hecho. Yo volveré, ya os contaré. Para mí también es importante que tengan las dos nacionalidades.
Azpeitia, gracias por tu visita. Eskerrik asko por lo del nombre bonito y los halagos respecto a mi escritura. Ya me gustaría escribir mejor, pero siempre ando con prisas y lo hago lo mejor que puedo. Pásate cuando quieras.
Marce y Lina, sí qué cuesta ser amable? Vamos a pensar que tenemos mala suerte y nos tocan los peores pero que no todos son así.

Pequeña Ainhoa dijo...

Desearte un buen fin de semana y saludarte Ainhoa, eres una gran mujer y madre.
Un beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa.

Adriana Lara dijo...

en Argentina te pasarían cosas aún más absurdas.

Marian dijo...

Como odio cuando salen con esas cosas. Yo entiendo que el documento tiene que ser asi y asi. Pero porque no se ponen toda las oficinas de acuerdo y hacen todos lo que TIENEN que hacer, asi uno no pierde dias, nervios, y dinero en cosas que realmente, de hacerse bien, serian inmediatas!

Edurne dijo...

Claro que lo del funcionariado lo hacemos extensivo a todo tipo de funcionarios, yo, por ejemplo, lo soy, pero claro, no soy funcionaria de ventanilla, sino de las otras, de las que se dejan todo en el empeño...! Jajajaja!
Pero volviendo al hecho, a lo que comentas, algo tan normal y extendido a lo largo y ancho de este mundo...
Ya lo dijo Larra. "Vuelva usted mañana!"
Paciencia ma chérie!

Ahhh, tengo encargado "Le sabotage amoureux" de la Nothomb!, de ella sólo había leído "Diario de Golondrina" y me gustó, por lo rápido que se lee y lo original, peculiar... ya te contaré!
Et merçi!

fuerza dijo...

Uy la burocracia es internacional!!!! Acá te mueres lo lentos qe son, no lo cogen rápido, a mi me costó cantidad inscribir mi divorcio dictado en España, porque el traductor no entendía bien algunas frases.....Casi casi, si mi man no le pega un par de gritos a la estúpida esa, seguro que todavía figuro como casada con mi ex.....Todo por la madita burocracia.

Te comprendo.
Suerte!

EmPapeLada dijo...

Ainhoa!!! Eso de la cochina y atorrante burocracia, pensé que sólo se daba por este rincón del mundo, ni Europa por ser tan desarrollada y todo el rollo, se salva!!! =S, bueno, es un poco engorroso, por lo que veo, el trámite para darle a tu niña la doble nacionalidad, porque supongo que nada más gustoso para los padres que su pequeña también tenga la nacionalidad del país de origen de ellos...

Pero, una duda dudosa, Maite habla ALGO aunque sea, de español? Me gustaría saberlo.

Muxus!!

NuriaBadilla dijo...

Me pasó algo con el comenario anterior, no me deja escribir, te decía que en el consulado de El Salvador nos dijeron que si inscribimos a Ignacio cuando tenga más de 6 meses nos cobran $60, me dio risa el absurdo